España, el primer país en Europa en reproducción asistida

Si ya habéis decidido que queréis ser madres, tened claro que España es un país idóneo para realizar el tratamiento. Según la Sociedad Europea de Reproducción Humana y Embriología (ESHRE), España está a la cabeza de Europa en tratamientos de reproducción asistida.

Según datos del Registro Nacional de tratamientos de fertilidad de la Sociedad Española de Fertilidad que recoge los datos de 278 centros españoles de  reproducción asistida, en 2014 se realizaron en España 116.688 fecundaciones in vitro y 40.177 inseminaciones. El uso de técnicas de reproducción asistida es ya algo muy habitual en España, donde según datos de la SEF en ese año, el 7,91% de los niños españoles nacieron gracias a estos tratamientos.

¿Los motivos?  Fundamentalmente, la calidad de los servicios médicos y una legislación muy clara. Pero también, unos precios muy competitivos para  la calidad de los servicios que se ofrecen.

La calidad de los servicios médicos

España es uno de los países con mayores tasas de éxito en medicina reproductiva.

La medicina española en Reproducción asistida es una referencia y cuenta con una excelente reputación a nivel internacional. El área médica de la reproducción asistida es una de las más controladas de nuestro país y sometida, naturalmente a la legislación europea. Todas las clínicas están sometidas a auditorías y registros y obligadas a reportar su actividad al Ministerio de Sanidad, cada año y este registro es de dominio público (se puede acceder a través de la página de SEF o del Ministerio de Sanidad).

Los partos múltiples sigue siendo el caballo de batalla, pero hay más buenas noticias: el porcentaje de embarazos dobles o múltiples continúa descendiendo y en España y en 2014 lo hizo a un 20,4% en Fecundación In Vitro y un 11,5% en Inseminación Artificial.

Una legislación muy clara

Muchos países tienen una legislación más restrictiva o con lagunas. Por ejemplo,  la ley española sobre la donación de gametos es distinta a la de otros países en el tema del anonimato. En Francia y Reino Unido no existe el anonimato y en Italia, la ley ha cambiado pero no está clara. El 30% de todos los tratamientos que se hacen hoy en día son a través de donación.

España tiene, además,  una legislación que permite llevar a cabo casi todos los tratamientos de reproducción que se ofrecen actualmente.

Precios competitivos

El precio, claro, es elevado por la complejidad de las técnicas que se utilizan (laboratorios, incubadores, especialista, la inversión en investigación…) pero aún así los precios de los tratamientos en España son muy competitivos.

Estos motivos hacen que España sea una referencia también fuera de España y que muchos pacientes prefieran acudir a España a realizar sus tratamientos. Así en 2014 se realizaron 12.240 ciclos de fecundación in vitro (FIV) e nseminación de donante a personas residentes en otros países.

¿Continuamos con el proyecto bebe? ¿Quieres más información sobre tratamiento y nuestra clínica? ¡Escríbenos! 🙂

Lesmaternity reserva ovarica

Reserva ovárica: qué tenemos que saber de nuestros óvulos para ser madres lesbianas

La reserva ovárica es la cantidad de óvulos que tiene una mujer en un momento concreto y que marca su fertilidad.

Si tenemos una reserva ovárica buena, hay muchas más probabilidades de conseguir ser madres lesbianas gracias a un embarazo realizado por métodos de gestación.

¿Tenéis dudas sobre este tema? Vamos a resolverlas.

 

Comencemos por el principio

Cada mujer nacemos con un número concreto de ovocitos, cercano al millón, que en la pubertad se reduce a la mitad, aproximadamente.

En cada ciclo menstrual, solo entre 400 y 500 ovocitos llegan a la ovulación y el resto se van perdiendo en el camino.

La etapa en la que la mujer es más fértil transcurre entre los 16 y los 30 años, ya que hay una buena calidad y cantidad de ovocitos. Por eso esta es la edad idónea para ser mamás, desde un punto de vista fisiológico.

A partir de los 35 años, el embarazo va complicando y comienza un descenso en la reserva ovárica, agotándose en la década de los 40 años con la menopausia.

Las circunstancias que afectan a la reserva ovárica son los tratamientos contra el cáncer, la obesidad, contaminación ambiental, exposición a pesticida y tóxicos, estrés y hábitos de vida poco saludables.

¿Qué debemos hacer para que nuestra reserva ovárica sea lo más óptima posible?

Aunque acabamos de decir que la reserva ovárica se deteriora con la edad, los especialistas nos dejan algunos consejos preembarazo:

  • como llevar una vida sana,
  • hacer deporte
  • mantener una nutrición adecuada.

Hemos de prepararnos para ser madres lesbianas, no sólo con los métodos de fecundación, sino con hábitos adecuados.

Todas nuestras acciones influyen en nuestro cuerpo y nosotras queremos que nuestros óvulos estén en las mejores condiciones posibles para comenzar un método de reproducción asistida junto a nuestra pareja.

Por eso, se aconseja que aquella de las dos que tenga una mejor reserva ovárica sea quien aporte el óvulo en el método ROPA. De esta forma conseguiréis mayor efectividad en el embarazo.

 

¿Cómo medimos la reserva ovárica?

Para conocer mejor la reserva ovárica que tenemos las mujeres se definen perfiles hormonales, en los que se varlora:

 *FSH: hormona folículo estimulante

Es una de las hormonas sexuales de regular el ciclo menstrual, liberada por la hipófisis para estimular el desarrollo ovárico.

 *AMH: hormona antimulleriana

Es liberada por la estructura del ovario donde se desarrolla el óvulo.

 *E2: estradiol

Según se van desarrollando los folículos, aumenta la liberación de estradiol, por lo que medir esta hormona es de ayuda para valorar la reserva ovárica.

 *RFA: recuento de folículos antrales

Se caracterizan por acumulación de líquido en su cavidad interior. Esto nos permite ver su visualización mediante la ecografía transvaginal, dándonos una idea aproximada de la reserva ovárica de la mujer.

 

¿Por qué es importante medir la reserva ovárica?

Dentro del estudio inicial que se realiza a la mujer para conocer su potencial reproductivo, la evolución de la reserva ovárica es fundamental.

Ello permite saber cómo responderá a los tratamientos de estimulación ovárica y su pronóstico.

Y si tus óvulos están geniales, ¿por qué no ayudar a otras futuras mamás? ¿Has oído hablar de la donación de óvulos?

 

Como veis, no hay ni un momento que perder. ¿Comenzamos?