Lesmaternity identidad sexual madres lesbianas

Soy madre lesbiana: ¿afecta mi orientación sexual a la identidad sexual de mi hijo?

La identidad sexual de nuestros hijos no está influenciada por la condición sexual de sus madres lesbianas.

Muchos sectores de la sociedad actual consideran que la manera más adecuada de criar a un niño es en una familia tradicional formada por una pareja heterosexual, compuesta de madre y padre. Están equivocados y te lo vamos a demostrar.

Si fuese cierto…

 

Ser heterosexual no implica no tener hijos homosexuales.

¿Qué fue primero: el huevo o la gallina? Si todas las parejas eran heterosexuales, ¿de dónde salió el primer homosexual? Estas preguntas no tienen lógica. Y el falso mito de que para criar a un niño es necesario una familia compuesta de padre y madre tampoco la tiene.

Cualquier padre o madre del pequeño se encarga de transmitirle una serie de valores, conocimientos y aprendizajes que son independientes de la orientación sexual que tienen.

De hecho, hay estudios que aseguran que aquellos hijos de madres lesbianas tienen una sensibilidad especial sobre la tolerancia y el respeto.

Una buena razón para acabar de decidiros por comenzar el proceso de fecundación ¿verdad?

Pero realmente…

 

Ser lesbiana no afecta a la identidad sexual de nuestros hijos.

Ser madre lesbiana no influye en la identidad sexual de nuestros hijos.

Así se ha comprobado en numerosos estudios realizados a lo largo de los años por diversas Universidades y asociaciones, conforme la homosexualidad era más visible y latente en la sociedad en la que se iba viviendo.

Uno de estos análisis, en concreto un estudio de la Universidad de Kentucky, EE.UU., tras analizar 106 familias formadas por lesbianas, gays y heterosexuales, concluyó que la estructura familiar no influye en la identidad sexual de los niños.

Además, demostró la idea falsa que madres lesbianas o padres gays podrían fomentar o permitir más inconformidad de género entre sus hijos.

En uno de los tests destinado a medir la habilidad pedagógica en las situaciones peliagudas, las madres lesbianas puntuaron incluso mejor que las heterosexuales.

 

La identidad sexual de nuestros hijos es suya

Nuestros hijos van a crecer en nuestro entorno y serán ellos mismos quieren resuelvan su identidad sexual.

Nadie nos dijo a nosotras a quien querer y nadie les influirá a ellos en su decisión.

Su identidad sexual será creada por ellos mismos, en función de sí mismos y sus preferencias, igual que cualquiera de nosotras elige una prenda de ropa u otra, o una comida u otra, sin haber ocurrido antes nada que intervenga en tomar esa decisión.

Poco a poco, las parejas lesbianas vamos teniendo menos trabas para conseguir la igualdad en el proceso de ser madres. Y esos son los valores de igualdad, tolerancia y humildad que tendrán nuestros hijos.

La libertad que pudimos no haber sentido en alguno de los momentos de nuestra vida será latente desde el momento en que nuestro pequeño venga al mundo. Queremos que forme su propio pensamiento, sin influencias de ningún tipo.

 

¡A por ello!

Antes que vosotras ya han pasado otras parejas de lesbianas que querían ser madres. En este mismo blog puedes leer una categoría dedicada a sus testimonios.

Una vez que todo sale adelante, la ilusión y las ganas están por encima de todo.

Queremos ser felices, en pareja, sabiendo que las dos seremos las madres de nuestros hijos, gracias al método ROPA. ¡Y, con la seguridad, de que serán libres para elegir su identidad sexual!

¿Te apuntas a ello?

 


lesmaternity-hijos-lesbianas

No, tener madres y padres homosexuales no perjudica a los hijos

En sectores tradicionales aún hay quien afirma que tener madres y padres homosexuales perjudica la educación de los hijos.

¿Lo has escuchado en alguna ocasión?

Evidentemente, estas afirmaciones son puramente gratuitas, ya que los estudios científicos no abalan que esto suceda.

¿A cuántos hijos de padres y madres homosexuales conoces? ¿Cuántos de ellos han sufrido trastornos provocados por la orientación sexual de sus progenitores?

Nosotras, en Lesmaternity, llevamos tiempo haciendo que se cumpla el deseo de parejas lesbianas de ser madres con diferentes tratamientos.

Hoy, algunos de esos niños y niñas tienen varios años y podemos decir que son tan sanos como nosotras lo fuimos con nuestros padres heterosexuales.

El modelo de familia ideal sigue basándose en ideas retrógradas en la que no se admite nada que no sea un padre y una madre. Y eso va más allá de la homosexualidad.

El núcleo familiar monoparental tampoco se ve con buenos ojos. Y es curioso ver cómo gran parte de la sociedad puede admitir estas realidades pero no reflejarlas en una legislación igualitaria.

Las adopciones son más dificultosas para estos colectivos que para la pareja tradicional heterosexual, más si subyace el miedo de que los padres y madres gays puedan cambiar la polaridad sexual de ese niño y “convertirlo” en homosexual.

Por suerte, las mujeres lesbianas podemos decidir ser madres por nosotras mismas, a través de los diferentes métodos de fecundación. Ellos lo tienen más complicado, sobre todo si son gays.

 

3 estudios que manifiestan igualdad

Años 70, California
Judith Rich Harris estudió  varios modelos de familia inhabituales y su conclusión fue que ninguno de los hijos que tenían mostraban alteraciones emocionales o comportamentales que pudieran relacionarse con la identidad sexual de sus padres.

Juguetes, EE.UU

Posteriormente se estudiaron los juguetes que utilizaban los hijos de madres lesbianas y padres gays. Se resolvió que todos ellos nombraban y jugaban con los mismos que los hijos de padres heterosexuales.

Ambos grupos también coincidían en señalar los mismos super héroes.

Lesbianas, San Francisco

Patterson estudió a 37 parejas de madres lesbianas y las conclusiones fueron las mismas que en los anteriores, excepto en una cosa:

Las madres lesbianas resolvían mejor que las heterosexuales las situaciones peliagudas que generaban sus hijos.

Además de esto, se vio que los niños mantenían una buena relación con sus abuelos en los dos grupos, homos y heteros.

 

Conclusión

Quizá algunas lesbianas seamos menos femeninas que una mujer heterosexual, pero no siempre. Muchas tenemos los mismos hábitos que son reconocidos en la sociedad como ideales para las mujeres.

Y eso, no convierte a nuestros hijos en afeminados y en gays.

De la misma forma que ocurre en parejas heterosexuales, la feminidad o masculinidad de un niño no lo determina si sus padres o madres son homosexuales..

Igual ocurre con las parejas formadas por hombres, a los que se les atribuye, de forma genérica, rasgos afeminados, independientemente de si es así. Sus hijos serán gays o no, sus hijas se maquillarán más o menos, en función de la habilidad de los padres en educarlos, no en su condición sexual.

Ninguno de los estudios ha concluido que exista un mayor número de niños homosexuales si sus padres lo son.

 

En definitiva, que un niño o niña sufra alteraciones emocionales o comportamentales, tiene que ver con numerosas variables sociales, personales, educacionales y genéticas. Pero no existe relación con la sexualidad de sus madres o padres.

Será la habilidad de estos la que determine la educación de su hijo, ya sean padres homosexuales o heterosexuales.

 

Y tú, ¿conoces alguna situación en la que se haya relacionado o insinuado un mal comportamiento de un niño con la sexualidad de sus padres o madres homosexuales?

 


Colegio para madres lesbianas

Elegir colegio para hijos de madres lesbianas

Uno de los principales dilemas a los que se enfrentan las madres lesbianas es qué colegio es el mejor para sus hijos.

La felicidad de ser madres ambas da paso a la etapa en la que la educación de nuestro hijo-a es protagonista.

Cuando disteis el paso de ser madres, quizá a través del Método ROPA, seguramente ya habíais hablado de cómo educar a vuestro hijo-a.

Sin embargo, la educación de nuestros hijos no solo depende de nosotras y nuestras familias. Los amigos y la sociedad son fundamentales a la hora de transmitir valores. Pero aún hay un personaje más importante: el colegio.

 

¿Cómo elegir un colegio para los hijos de madres lesbianas?

 

Pasados los permisos de maternidad y en ausencia de abuelos, nuestros hijos pasan la mayor parte de su tiempo en la guardería, primero, y en el colegio, después.

En él interaccionan con otros niños y en él aprenden las primeras pautas de convivencia, las que determinarán su vida.

 

Homofobia en los colegios

Con demasiada frecuencia escuchamos noticias de colegios que no han admitido a niños sólo porque sus padres o madres son gays.

Las familias LGTB seguimos discriminadas por nuestra orientación sexual. Y en los años de escolarización, son nuestros hijos los que lo sufren.

 

Tolerancia en los colegios: la clave

Como madre lesbiana, ¿qué preguntas te haces a la hora de elegir un colegio para tu hijo-a?

Más allá de si es bilingüe, está cerca de casa o si es público o concertado, seguramente te preocupa que tu hijo-a no sufra ningún tipo de discriminación o acoso por el hecho de tener dos madres.

 

Por eso, el respeto a la persona y la tolerancia por las circunstancias y sus decisiones, es una de las claves que te permitirá decidirte por un colegio u otro.

 

Ya sabemos que la ley protege a las familias LGTB ante discriminaciones obvias y demostrables. Pero, ¿qué ocurre en las aulas, qué actitud toma la directiva de un colegio? ¿Cuáles son los valores reales que están enseñando a nuestros hijos-as? ¿Los profesores normalizan la situación de nuestro hijo-a ante los compañeros de clase?

Para responder a estas preguntas, claves para que, como madres lesbianas, elijáis un colegio para vuestro pequeño-a, se hace necesaria una entrevista con el director o directora.

También puede ser una buena idea aprovechar el día de puertas abiertas que muchos colegios hacen antes de las fechas de inscripción de los futuros alumnos.

Podéis acudir a este evento y relacionaros abiertamente con los padres y madres del resto de niños con los que se encontrará vuestro hijo-a.

Desafortunadamente, estamos acostumbradas a detectar la homofobia en la primera frase que otra persona dice sobre la sexualidad. Por tanto, sabréis enseguida si ese colegio es el adecuado para vosotras.

 

Incluso si os acabáis de quedar embarazadas, sabemos que es un tema delicado que os preocupa. En algún momento habrá que tomar decisiones.

A algunas de las parejas que han cumplido su sueño de ser madres con Lesmaternity pronto les llegará el momento de decidir.

Pero, sin duda, todo lo que rodea al colectivo LGTB nos afecta a los homosexuales, seamos, padres, madres o no nos lo planteemos.

Por eso todos debemos seguir luchando por la igualdad en los colegios.

 

Una educación tolerante hoy es una sociedad tolerante mañana.

 

Y tú, ¿qué crees que debes tener en cuenta para que las madres lesbianas elijan un buen colegio para sus hijos-as?