lesmaternity-hijos-lesbianas

No, tener madres y padres homosexuales no perjudica a los hijos

En sectores tradicionales aún hay quien afirma que tener madres y padres homosexuales perjudica la educación de los hijos.

¿Lo has escuchado en alguna ocasión?

Evidentemente, estas afirmaciones son puramente gratuitas, ya que los estudios científicos no abalan que esto suceda.

¿A cuántos hijos de padres y madres homosexuales conoces? ¿Cuántos de ellos han sufrido trastornos provocados por la orientación sexual de sus progenitores?

Nosotras, en Lesmaternity, llevamos tiempo haciendo que se cumpla el deseo de parejas lesbianas de ser madres con diferentes tratamientos.

Hoy, algunos de esos niños y niñas tienen varios años y podemos decir que son tan sanos como nosotras lo fuimos con nuestros padres heterosexuales.

El modelo de familia ideal sigue basándose en ideas retrógradas en la que no se admite nada que no sea un padre y una madre. Y eso va más allá de la homosexualidad.

El núcleo familiar monoparental tampoco se ve con buenos ojos. Y es curioso ver cómo gran parte de la sociedad puede admitir estas realidades pero no reflejarlas en una legislación igualitaria.

Las adopciones son más dificultosas para estos colectivos que para la pareja tradicional heterosexual, más si subyace el miedo de que los padres y madres gays puedan cambiar la polaridad sexual de ese niño y “convertirlo” en homosexual.

Por suerte, las mujeres lesbianas podemos decidir ser madres por nosotras mismas, a través de los diferentes métodos de fecundación. Ellos lo tienen más complicado, sobre todo si son gays.

 

3 estudios que manifiestan igualdad

Años 70, California
Judith Rich Harris estudió  varios modelos de familia inhabituales y su conclusión fue que ninguno de los hijos que tenían mostraban alteraciones emocionales o comportamentales que pudieran relacionarse con la identidad sexual de sus padres.

Juguetes, EE.UU

Posteriormente se estudiaron los juguetes que utilizaban los hijos de madres lesbianas y padres gays. Se resolvió que todos ellos nombraban y jugaban con los mismos que los hijos de padres heterosexuales.

Ambos grupos también coincidían en señalar los mismos super héroes.

Lesbianas, San Francisco

Patterson estudió a 37 parejas de madres lesbianas y las conclusiones fueron las mismas que en los anteriores, excepto en una cosa:

Las madres lesbianas resolvían mejor que las heterosexuales las situaciones peliagudas que generaban sus hijos.

Además de esto, se vio que los niños mantenían una buena relación con sus abuelos en los dos grupos, homos y heteros.

 

Conclusión

Quizá algunas lesbianas seamos menos femeninas que una mujer heterosexual, pero no siempre. Muchas tenemos los mismos hábitos que son reconocidos en la sociedad como ideales para las mujeres.

Y eso, no convierte a nuestros hijos en afeminados y en gays.

De la misma forma que ocurre en parejas heterosexuales, la feminidad o masculinidad de un niño no lo determina si sus padres o madres son homosexuales..

Igual ocurre con las parejas formadas por hombres, a los que se les atribuye, de forma genérica, rasgos afeminados, independientemente de si es así. Sus hijos serán gays o no, sus hijas se maquillarán más o menos, en función de la habilidad de los padres en educarlos, no en su condición sexual.

Ninguno de los estudios ha concluido que exista un mayor número de niños homosexuales si sus padres lo son.

 

En definitiva, que un niño o niña sufra alteraciones emocionales o comportamentales, tiene que ver con numerosas variables sociales, personales, educacionales y genéticas. Pero no existe relación con la sexualidad de sus madres o padres.

Será la habilidad de estos la que determine la educación de su hijo, ya sean padres homosexuales o heterosexuales.

 

Y tú, ¿conoces alguna situación en la que se haya relacionado o insinuado un mal comportamiento de un niño con la sexualidad de sus padres o madres homosexuales?

 


Colegio para madres lesbianas

Elegir colegio para hijos de madres lesbianas

Uno de los principales dilemas a los que se enfrentan las madres lesbianas es qué colegio es el mejor para sus hijos.

La felicidad de ser madres ambas da paso a la etapa en la que la educación de nuestro hijo-a es protagonista.

Cuando disteis el paso de ser madres, quizá a través del Método ROPA, seguramente ya habíais hablado de cómo educar a vuestro hijo-a.

Sin embargo, la educación de nuestros hijos no solo depende de nosotras y nuestras familias. Los amigos y la sociedad son fundamentales a la hora de transmitir valores. Pero aún hay un personaje más importante: el colegio.

 

¿Cómo elegir un colegio para los hijos de madres lesbianas?

 

Pasados los permisos de maternidad y en ausencia de abuelos, nuestros hijos pasan la mayor parte de su tiempo en la guardería, primero, y en el colegio, después.

En él interaccionan con otros niños y en él aprenden las primeras pautas de convivencia, las que determinarán su vida.

 

Homofobia en los colegios

Con demasiada frecuencia escuchamos noticias de colegios que no han admitido a niños sólo porque sus padres o madres son gays.

Las familias LGTB seguimos discriminadas por nuestra orientación sexual. Y en los años de escolarización, son nuestros hijos los que lo sufren.

 

Tolerancia en los colegios: la clave

Como madre lesbiana, ¿qué preguntas te haces a la hora de elegir un colegio para tu hijo-a?

Más allá de si es bilingüe, está cerca de casa o si es público o concertado, seguramente te preocupa que tu hijo-a no sufra ningún tipo de discriminación o acoso por el hecho de tener dos madres.

 

Por eso, el respeto a la persona y la tolerancia por las circunstancias y sus decisiones, es una de las claves que te permitirá decidirte por un colegio u otro.

 

Ya sabemos que la ley protege a las familias LGTB ante discriminaciones obvias y demostrables. Pero, ¿qué ocurre en las aulas, qué actitud toma la directiva de un colegio? ¿Cuáles son los valores reales que están enseñando a nuestros hijos-as? ¿Los profesores normalizan la situación de nuestro hijo-a ante los compañeros de clase?

Para responder a estas preguntas, claves para que, como madres lesbianas, elijáis un colegio para vuestro pequeño-a, se hace necesaria una entrevista con el director o directora.

También puede ser una buena idea aprovechar el día de puertas abiertas que muchos colegios hacen antes de las fechas de inscripción de los futuros alumnos.

Podéis acudir a este evento y relacionaros abiertamente con los padres y madres del resto de niños con los que se encontrará vuestro hijo-a.

Desafortunadamente, estamos acostumbradas a detectar la homofobia en la primera frase que otra persona dice sobre la sexualidad. Por tanto, sabréis enseguida si ese colegio es el adecuado para vosotras.

 

Incluso si os acabáis de quedar embarazadas, sabemos que es un tema delicado que os preocupa. En algún momento habrá que tomar decisiones.

A algunas de las parejas que han cumplido su sueño de ser madres con Lesmaternity pronto les llegará el momento de decidir.

Pero, sin duda, todo lo que rodea al colectivo LGTB nos afecta a los homosexuales, seamos, padres, madres o no nos lo planteemos.

Por eso todos debemos seguir luchando por la igualdad en los colegios.

 

Una educación tolerante hoy es una sociedad tolerante mañana.

 

Y tú, ¿qué crees que debes tener en cuenta para que las madres lesbianas elijan un buen colegio para sus hijos-as?


Lesmaternity, testimonio de madres lesbianas.

Testimonio de Esther y Marta

Esther y Marta son una pareja que ha conseguido embarazarse a través de Lesmaternity.

Ellas están felices y nosotras, orgullosas. Nos encanta ver las sonrisas cuando empieza vuestro sueño de ser madres.

Ellas nos cuentan su último año, más duro de lo que hubieran deseado. Pero ahí están. Como ellas dicen, esto no se acaba aquí, ¡justo empieza!

Os dejamos con su testimonio (los nombres son ficticios para respetar su privacidad).

 

Hola, somos una pareja de chicas que como muchas parejas quiere formar
una familia. Os voy a explicar como ha ido nuestra aventura hasta el
día de hoy.

Hace una año empezamos a mirar clínicas. Después de unas entrevistas,
decidimos hacer inseminación artificial. En el precio entraban tres
intentos. Las analíticas salían todas bien, la doctora me daba
posibilidades y tenía tres intentos…estaba tranquila. Solo “fallaba”
la edad: 36. El tema medicación lo llevé más o menos bien. A veces me
era complicado por horarios de trabajo pero no me fue incómodo los
pinchazos ni estar pendiente del reloj.

La inseminación en sí es sencillísima, ni te enteras y dura 10 minutos.
Lo peor son los 15 días siguientes que no sabes si lo estas o no. no sabes si lo
que sientes es normal o no.

Si puedes hacer o no según que cosas…para mi ha sido lo peor de todo.
Cuando se acerca el día me daba miedo hasta ir al lavabo por si había
manchado.

Leímos mucho en internet pero todo era lo mismo: cada mujer es un mundo;
los síntomas son como de regla; relájate; distráete; …

Deciros que los tres intentos fueron igual:
dos días antes de que me tocara la prueba de embarazo, me bajo la
regla. No se cual de las tres fue mas dolorosa. Te vienes abajo sí, pero
no te das por vencida. Hice los tres intentos casi seguidos. La doctora
me seguía dando esperanzas. Pero la ultima que fui me dijo que no
intentara una cuarta que era tontería. Supongo que por no quedarme
embarazada, quieres culpar alguien y yo lo hice con la doctora. No me
gusto el trato. Fue muy frio. Quizás esperaba mas en esos 15 días de
espera que se preocuparan o algo y mas con tres intentos. No sé.

Hablamos con otras amigas que también lo estaban intentando. Me
hablaron de LesMaternity.

Me puse en contacto con Beatriz y me asesoró y recomendó una clínica
de Barcelona donde ellas se habían hecho su tratamiento y allí fuimos.
El trato, recepción, instalaciones.. nada que ver con la otra.

Le lleve todas mis analíticas y me dio las dos opciones: in vitro o
inseminación. Me hablo en porcentajes y nos decidimos por la in vitro.

No queríamos volver a dar negativo.

Todo volvía a ser nuevo. Más medicación.

En la punción me sacaron demasiados óvulos y al final
quedaron 10 estupendos. Decidimos ponerme dos por miedo a no quedarme,
aunque el doctor dijo q seguro que con uno me quedaba y mas como había
ido todo.

Me tuve que esperar a la siguiente regla porque estaba
hiperestimulada. Y dos semanas después volvía a la clínica para
fecundarme.

En los días siguientes, los de la “espera desespera”, sentí cosas diferentes a las otras veces.
Pero aun así tenia mis dudas.
Tres días antes de la cita con el medico, y como con la
medicación ya sabia que no me iba a bajar la regla, nos hicimos la
prueba de embarazo y siiii +++++. Abrazos, lloros, llamada..

No dormimos casi esa noche (me hice la prueba antes y con el pipi de la noche).
Salió tan tan colorado que ya hablábamos de que habían enganchado los dos.
Dos días después volví ha hacerme la prueba… igual de colorado.
Llamé al doctor y me dio cita para la primera eco a las dos semanas.
Pero una semana antes empecé a manchar.. Vuelven los miedos, las dudas,
el tercer test seguía siendo positivo… Llamé al doctor y me adelanto
eco pero que no me preocupara.

Y volvimos a la clínica.

Es increíble cuando ves en esa maquina dos bolsitas y dentro tus dos futuros bebes!!!
Si, Si. dos.

El doctor acertó. Pudimos ver sus corazones latir. Impresionante!

Y ya salimos de la clínica con la primera foto de nuestros bebes.
Aunque siempre con cautela que solo esto de 6 semanas.

Y así estamos mi pareja y yo. Super contentas con la noticia, asustadas
porque son dos de golpe, pero con muchísimas ganas de poder confirmarlo
y empezar a comprar cosas como unas locas y prepararlo todo para la
bienvenida.

Esta es la historia de mi aventura , pero no se acaba aquí no.


madres lesbianas, método ropa

3 beneficios para madres lesbianas con el método ROPA

Ser madres lesbianas es posible gracias al método ROPA y, sin duda, aporta grandes beneficios a la pareja.

La maternidad compartida es un proyecto de pareja que siempre llena de entusiasmo.

Es un punto de unión más entre vosotras que genera un amor que os fortalece y llena de las energías necesarias para empezar el proceso.

 

Hace tiempo explicábamos en este blog en qué consiste esta forma de fecundación.

Te resumimos en 3 pasos en qué consiste el método ROPA para una pareja de lesbianas que desean ser madres:

  1. Una de las vosotras comienza con el proceso de una fecundación invitro clásica.
  2. Los óvulos que se obtienen se fecundan con el esperma del donante.
  3. Una vez fecundados se transfieren a la pareja.

¿Tienes ya en la cabeza algún beneficio de este proceso? Te invitamos a que nos lo expliques en los comentarios.

Nosotras, te contamos algunos de ellos:

  1. Las dos vais a ser madres a partes iguales.

Tenderéis el mismo nivel de implicación biológica: una con la aportación de óvulos y la otra con la gestación del bebé.

Imaginad por un momento la sensación de que ambas podáis ser madres. Nosotras sonreímos al hacerlo.

  1. Mayor aceptación familiar del bebé que venga

Aunque vuestra familia tenga perfectamente aceptada vuestra homosexualidad y el deseo de que seáis madres, no en todas es así.

Supón que una de vosotras se queda embarazada por fecundación convencional. Sería posible que la familia de la otra no llevara demasiado bien que su hija no haya participado biológicamente en la formación de su nieto.

Con el método ROPA saben que las dos vais a ser una pareja de madres lesbianas y su nieto, o nietos,  siempre será “igual de suyo” que de sus “consuegros”.

 

  1. Técnica implantada entre los médicos

En España se está practicando el método ROPA desde el año 2005, año de aprobación de la ley que lo permite.

Por tanto, son más de 10 años los que los médicos llevan ejecutando este tratamiento entre madres lesbianas.

Así que, si tenías dudas de si esta práctica es habitual para ellos, seguro que ya se te han disipado.

 

Si decidís emprender este camino ya sabéis algunos de los obstáculos que os encontraréis al educar a vuestro pequeño.

Pero la ilusión y las emociones de ser madres lesbianas no os las quita nadie. Porque el instinto de maternidad no entiende de orientación sexual. Es igual para todas las mujeres.

El método ROPA te permite compartir este fantástico sueño con tu pareja. Os permite ser madres lesbianas.

¡Adelante, el mundo es también para vosotras!


lesmaternity-mellizos

¿Mellizos? ¡Sí, por favor!

En toda inseminación artificial, también con el método ROPA, aumenta la probabilidad de que vengan mellizos.

Esto sucede porque se transfieren más de un embrión, aunque la clínica siempre intenta controlar esta posibilidad.

A muchas parejas puede asustarnos esta situación. Pero tranquilas, que no todo es tan negativo como pensamos. De hecho, es un auténtico regalo.

Es una oportunidad única que muy pocas parejas tienen la suerte de vivir.

Estas son las claves de esa situación. ¡Atención!

 

Un solo embarazo y un solo parto

Lo hemos conseguido, tendremos la parejita y en un solo parto.

Evitaremos sufrir dos periodos de embarazo.

Evitaremos todos los síntomas desagradables por duplicado: náuseas, contracciones, hinchazón

Además,  nos saldrá más económico pues será un solo proceso de inseminación, un solo embarazo gemelar y un solo gasto.

 

Nuestro bebé nunca estará solo

Con mellizos, nuestros hijos siempre tienen una compañía durante su periodo de crecimiento. Hay estudios que dicen que a los 11 años, dos hermanos habrán pasado un tercio de su tiempo libre juntos. Incluso más que con sus padres, amigos o profesores.

Gozarán de ese apoyo incondicional y continuo de su hermana o hermano, ya sea para ayudarse, hacer trastadas, quitarse juguetes… ;)

La suerte de los mellizos es que el tener la misma edad les hace compenetrarse mejor y entenderse más.

 

Unión familiar

Ya sabemos que ser dos madres del mismo sexo provoca que tengamos una conexión especial con nuestros pequeños. Querrán estar con su mamá y es porque… ¡ambas somos sus mamás gracias al método ROPA!

Nos encargaremos de que los dos estén con nosotras, sin que desarrollen preferencias por una o la otra creando un vínculo único que nos unirá más como familia.

 

Personalidad especial de los bebés

Se dice que los pequeños que tienen hermanos  son más responsables, independientes y sociables. Crecen poco a poco, teniendo siempre el apoyo de una persona de su misma edad y situación, de forma que desarrollan una serie de cualidades que otros niños no tienen. Son más pacientes pues comprenden que hay alguien más demandando atención adulta.

 

Una sola habitación

Hasta dentro de un par de años, independientemente del sexo de los mellizos, podremos tener a nuestros hijos en una misma habitación.

Nos quita el problema inicial de espacio, de mudarnos a otra casa más grande. Se reparten su cuarto y eso les ayuda en la convivencia.

En caso de que tengamos un bebe de cada sexo, tendremos una habitación de lo más divertida, ¡de carácter unisex!

 

Supermamás

Nos convertimos en expertas en bebés ya que sabremos atender a nuestros dos pequeños, en sus diversas dolencias y a la vez. Estos nos unirá como pareja, aportando estabilidad a nuestra relación.

Tener mellizos nos cambia la mentalidad. Aprendemos que es imposible ser perfecto, que no debemos darle tanta importancia a cosas que antes parecían imprescindibles y que ahora, tras este regalo, nos damos cuenta que no valían tanto.

 

Ahorro

Donde comen dos comen tres, y donde comen tres comen cuatro. Siempre es más fácil optimizar los gastos para uno más, a la vez.

Está claro que al comprar comida para nuestros pequeños podemos sacarle más partido si tenemos dos bebés, desperdiciando menos y aprovechando más

¡No nos olvidemos de los descuentos de 2X1 en muchos productos!

 

Estas son solo algunas de las ventajas que nosotras conocemos de tener mellizos.

Pero seguro que a ti se te ocurren más, bien sea por experiencia propia o de alguien cercano a ti.

Gracias por contárnoslas.

 


2017-01-04-Lesmaternity

7 deseos de madres lesbianas para los Reyes Magos

Desde que éramos pequeñas pensábamos que los Reyes Magos podían proporcionarnos todo lo que quisiéramos.

Hoy, las cosas han cambiado.

Pero, de vez en cuando, no viene mal elaborar una lista con aquellas cosas que las parejas lesbianas que queremos ser madres les pediríamos. Son regalos originales, únicos y casi imposibles, pero, ¿por qué no?

 

1.- Cámara de fotos ecográfica

La imagino con aspecto de cámara de fotos réflex, con su objetivo, claro. En las fotos podremos ver a nuestro bebé mientras una de nosotras lo gesta, gracias al método ROPA.
Ver la evolución día tras día, cómo poco a poco va formándose su cuerpo… ¡sería espectacular!

2.- Kit lésbico del amor

Este artículo de nuestra lista es más real. Se trata de un “kit lésbico del amor”, para olvidarnos de los problemas y darnos cariño la una a la otra. Preparamos unos cuantos  lubricantes, vibrador con lengua, perfume con feromonas, unas velas, un antifaz… ¡No habrá quien se aburra en esa habitación!

3.- Un giratiempo

Adelantar o atrasar el tiempo estaría en nuestras  manos, como si fueramos  Harry Potter. Sería maravilloso adelantar el  embarazo hasta el momento en que nazca nuestro bebe, tras habernos asesorado antes. Nueve meses pueden hacerse muy largos cuando llevas tanto tiempo esperando.
¿Adelantamos el reloj un poquito?

 

4.- Una novia

Si, también estaría bien. Una compañera de viaje, de vida, que siempre esté presente. A los Reyes Magos no les va a gustar la idea de raptar a ninguna lesbiana, pero una novia de plástico siempre puede ser una opción.

 

5.- Burbuja de la ausencia

Imagina que estás viendo una película en familia y te apetece disfrutar de un  ratito de amor lésbico con tu pareja.
¡Es el momento de la burbuja de la ausencia!
Se trataría de una burbuja que nos cubrirá a las dos. Incluiría una capa de invisibilidad y un silenciador. Además, también podríamos usarlo en el cine, tomando una copa o vete tú saber dónde.

¡Es perfecto! No hay más preguntas, su señoría.

 

6.- Kamasutra lésbico ilustrado

¡El kamasutra lésbico no puede faltar!

Además de mejorar la diversión sexual entre nosotras, mejoraremos la elasticidad, la actividad física nos dejará una bonita figura y seguro que descubrimos muchos rincones que no conocíamos.
¡El nuevo libro de cabecera!

 

7.- Repelente de personas

Es odioso que te persiga esa ex por toda la discoteca, o ese tío que parece no enterarse de que tu amiga es tu pareja. ¡Soy lesbiana, chaval!

Llega el momento de echar mano del repelente de personas.

Con sólo pulverizar sobre ese/a pesado/a, con discreción, se alejarán de ti ipso facto.
¿Quién no querría uno?

 

Imagina cómo viviríamos con estos 7 maravillosos objetos.

Nuestra vida en pareja sería totalmente diferente, mejorando a nivel personal, sexual y social.

Aún recuerdo que de pequeña solo me traían princesas, mientras jugaba a escondidas con los action man de mis hermanos mayores.

 

¿Qué regalo añadiríais a nuestra lista?

¿Vosotras también hacíais que la Barbie fuera lesbiana y el Ken gay?


Lesmaternity-testimonio-laura-mjose

Testimonio Laura y Maria José

Cuando las parejas que pasan por Lesmaternity consiguen cumplir su éxito de embarazarse, nuestra felicidad se desborda con ellas.

Muchas felicidades a Laura y Maria José y gracias, también, por vuestras palabras de agradecimiento.

¡Os deseamos toda la felicidad del mundo!

 

Este es su testimonio:

 

Somos Laura y Maria José.

Como cualquier otra pareja, consolidada después de 6 años y medio de relación, tomamos una de las mejores decisiones de nuestras vidas: FORMAR NUESTRA PROPIA FAMILIA!!!

Fueron muchas dudas, incertidumbre y mucha búsqueda de información, siendo ineficaz y creando aún más dudas.

Finalmente, por casualidad, encontramos esta página. Nos pareción interesante poder ver que parejas como nosotras podían realizar su sueño, SER MAMÁS, y es lo que nos impulsó a ponernos en contacto con esta asociación, con Bea.

La verdad que no tardamos mucho en recibir noticias. Quedamos con ella y nos explicó el proceso y nos aconsejó por experiencia propia ponernos en manos de la clínica.

Llamamos y todo fue muy rápido. El equipo de la clínica fue muy atento en todo momento.

Empezamos el proceso el 3 de Octubre del 2016 y ante adversidades y contratiempos, que fueron más bien por el inicio de la regla, se llegó a tiempo a dicha fecha.

Fueron visitas rutinarias ya que en el tercer día de regla M.José empezó con la administración de hormonas.

Tras varios controles rutinarios, el Dr. Luis por fin puso fecha (fue todo rápido pero mientras estás en el proceso se pasa lento y muchos nervios).

El día 17.10.2016 fue el día que se realizó la Inseminación Artificial, teniendo que esperar 15 días para el resultado…

 

Siendo realistas, las posibilidades eran bajas estadísticamente comprobado pero las ganas y, sobretodo, la ilusión puestas en ello son más grandes que incluso puedes romper dichas estadísticas.

llegó el día de la prueba de embarazo, nercios fueron pocos, emoción mucha y una eternidad de 3 minutos que por fin tuvieron resultado: POSITIVO!!!!!

 

Fue un momento de sorpresa, de mucha alegría, en la que se te olvida los tratamientos, los nervios, las esperas… En fin, que piensas que por fin nuestros sueño se ha hecho realidad.

A día de hoy estamos entrando en la semana 11 de embarazo y ya con ecografía de 6 semanas latía el corazón de nuestro bebé.

 

Queremos agradecer la atención a Lesmaternity y en especial a Bea por todas sus atenciones en el proceso y durante el embarazo. Y por supuesto la transparencia en sus palabras.

También agradecerle al Dr. Luis y a su equipo técnico por su profesionalidad y humanidad hacia nosotras.

También decir, a todas aquellas parejas que nunca dejen de luchar por sus sueños, que antes o después se harán realidad.

 

No dudéis nunca en poneros en contacto para cualquier duda, con Lesmaternity.

 

 

 


Lesmaternity-2016-12-21

Objetivo Navidad: comunicar que queremos ser madres

Las Navidades ya están aquí y nosotras nos planteamos: ¿cómo decirles a nuestras familias que queremos ser madres? ¿Cómo se lo van a tomar? ¿Lo aceptarán?

Nos encontramos en la Cena de Nochebuena y toda la familia está alrededor de una gran mesa.
Todos saben que somos lesbianas y a veces murmuran sobre nosotras. Por eso intentamos ser discretas, aunque actuamos con normalidad.

Las conversaciones entre unos y otros van sucediéndose. Nos vamos poniendo al día, ya que hace tiempo que no nos vemos. Y llega el momento en el que nos preguntan a nosotras. ¿Cómo decirles que queremos ser madres? ¿Tener un hijo, siendo lesbianas? ¿Es demasiado brusco en una cena como esta? ¿Con personas que abarcan tanto rango de edad? ¿Una noticia así, a todos a la vez?

Poco a poco, despacio, valor y adelante. “Nosotras queremos ser madres.” Incómodo silencio. “Si”, les dije, “sabemos que llevará un tiempo y es necesario un proceso de fecundación, pero queremos sentir lo mismo que vosotros. Sabemos que será una de las experiencias más maravillosas de nuestras vidas.”

Se mantenía el silencio. Miré a los ojos a mi pareja y sentí su apoyo. Ella me apretó la mano. Después miré a los ojos de mi madre. Noté el brillo de su mirada ante nuestra decisión.

Mi madre nos felicitó enseguida por la decisión y quitó hierro al asunto. Lo comentó con sonoras risas y arrancó las de los demás.
Respiré tranquila. La tensión desapareció. Poco a poco, fueron recordando anécdotas de sus embarazos y antojos.

“Ser madre es maravilloso”, decían, “¿pero cómo lo vais a hacer vosotras, en vuestra situación?”
Les explicamos que, hoy en día, una puede ser la madre genética y otra puede ser la madre gestante, de forma que las dos pondremos una parte nuestra en el futuro hijo. Es decir, les hablábamos del Método ROPA.

Asombrados con lo que les contamos, nos explicaron cómo fueron sus embarazos, sus anécdotas, cómo se enteraron e, incluso, los primeros años de madres inexpertas.
Yo sabía que a los hombres estaban un pelín incómodos. Pero a medida que avanzaba la cena la situación se normalizaba y las curiosidades y recuerdos de años pasados llenaron la noche de momentos inolvidables.

Fue una de las mejores Nochebuenas que recuerdo. Nuestro valorc omunicarles nuestra decisión ser madres lesbianas, de hacer crecer nuestra familia, fue determinante.

Nosotras acabamos la noche más unidas y seguras de nuestra decisión de ser madres y, a la vez, muy arropadas por todos nuestros familiares que quieren conocer a nuestro pequeño en cuanto nazca.

Ahora ya hemos comenzado el proceso con LesMaternity. Tomamos nota de todos y cada uno de los consejos que nos dieron esa noche. Solo nos queda esperar y exprimir esto lo más intensamente posible.

¡Estamos seguras de que en la próxima Nochebuena habrá, mínimo, un bebé más en esa nuestra cena!

Como dicen en las películas, esta historia está basada en un hecho real. ¿La vuestra cómo fue?
¿Cómo se lo dijisteis a la familia? ¿Cómo reaccionaron? ¿Qué os dijeron? Nos encantará leer vuestra experiencias en los comentarios.

¡Feliz Navidad!


Lesmaternity-Testimonio-Laura-Gemma

Testimonio de Laura y Gemma

Acabamos de recibir el testimonio de una pareja feliz.
Han conseguido ser mamás gracias al método ROPA y su agradecimiento llena nuestro blog, hoy.

Este es su testimonio:

“Hoy hace 9 meses exactos que nos hicieron la trasferencia de dos embriones en BCN IVF.
El día 6/9/2016 nacieron Inés y Darío y ambos estan sanos y fuertes.
Queremos agradecer a Lesmaternity el habernos puesto en contacto con la clínica y habernos dado ánimos para repetir el proceso después del fracaso que habíamos vivido previamente.
No sé si conocéis o formáis parte de alguna asociación de familias homoparentales. Creemos que más adelante, será bueno para nuestros peques que conozcan diferentes tipos de familias. Os agradeceremos cualquier información al respecto.
Un abrazo enorme!!

Laura, Gemma, Inés y Darío.”

A nosotras nos llena de gozo que sus sueño de ser madres se haya realizado.
¿Y si las próximas sois vosotras?


Testimonio de Marta y Silvia

eco_marta_silvia

 

En 2015 pensamos que era nuestro momento para ser madres.

Inocentemente pensamos que cualquier clínica de reproducción asistida en Barcelona sería válida para llevar a cabo el método ROPA (ya que en los 10 años que llevamos juntas es cómo imaginábamos nuestro proyecto de vida). ¡Qué equivocadas estábamos!

Después de comprobar que los precios eran muy parecidos y que en todas las clínicas nos explicaban que tenían experiencia en ROPA, nos decidimos por un conocido centro.

Allí empezó un tratamiento impersonal, con un equipo que se sorprendía de que prefiríesemos un ROPA a una FIV, o incluso una IA, teniendo dificultades para que nos citasen a las dos en la agenda…y dos fracasos consecutivos, sin embriones congelados.

Después de esa decepción, decidimos posponerlo, hasta 2016. Pero por casualidad, encontramos a Lesmaternity y decidimos contactar para ver en qué eran diferentes.

Al con Beatriz y después con el Dr. Zamora, decidimos que no teníamos porqué posponerlo más. Había otra manera. Un equipo profesional: recepción, contabilidad, enfermería, anestesistas, biólogas y por supuesto el ginecólogo. 

Todo han sido facilidades y la experiencia en el trato con parejas de chicas se nota. (Suponemos que en parte gracias a Lesmaternity)

En resumen, que si todo sigue yendo bien el próximo agosto seremos mamás de dos bebés, tal como deseábamos, y nos alegrará saber que Lesmaternity ha seguido ayudando a más mujeres, tal como nos ha ayudado a nosotras.

Gracias a Beatriz y a Marga.