Lesmaternity síntomas en el embarazo

7 síntomas del embarazo que debes conocer

En este post te vamos a explicar cuáles son los síntomas del embarazo más habituales, cómo sobrellevarlos y que es un embarazo sin síntomas.

Cada embarazo es un mundo. Algunas mujeres tienen unos síntomas concretos en su embarazo, otras tienen unas señales totalmente diferentes. Incluso las hay que no lo notan.

Ya seas tú la madre gestante o tu novia, sabemos que el embarazo es un periodo lleno de ilusión, pero con unos síntomas un tanto peculiares. Ambas estáis en este proceso gracias al método ROPA y juntas lo podéis llevar mejor.

 

Los primeros meses

Uno de los primeros síntomas del embarazo es el aumento de los senos. Con solo unas semanas de gestación ya lo notarás.Esto ocurre debido a las alteraciones hormonales que provocan la estimulación de las glándulas mamarias, que las van preparando para la lactancia.

También comenzarás a notar náuseas y vómitos, sobre todo al despertar. Te aconsejamos tener unas galletas en la mesita de noche y que te las comas despacio por la mañana. Quizá te ayudan a eliminar esa desagradable sensación.

A partir del segundo mes, es muy posible que te notes mucho la falta de sueño. Tu cuerpo está cambiando y necesita descansar más, pero tranquila que sólo ocurre en los primeros meses y al final del embarazo. ¡Todo es acostumbrarse!

 

En el segundo trimestre

Puedes comentar con el ginecólogo este cansancio, ya que puede verse incrementado por una anemia. La gestación es un periodo en el que las necesidades de hierro se multiplican debido al esfuerzo del cuerpo. Tu especialista te pedirá un análisis y quizá te recomiende un suplemente vitamínico, si lo ve necesario.

De todos modos, añade a tu dieta alimentos ricos en este mineral, como legumbres, carne o perejil. Con pequeños cambios en las comidas, los síntomas del embarazo serán más llevaderos.

La alimentación en este periodo debe ser sana y equilibrada, especialmente durante el segundo trimestre. A pesar de los antojos, debemos evitar los productos con grasas y las bebidas con gas, ya que nos pueden provocar acidez.

Comenzarás a sentirte más hinchada, pero tranquila, ya que se trata de otro síntoma del embarazo. Tu cuerpo se está preparando para soportar el crecimiento del útero.

 

Llegamos a la recta final

Uno de los síntomas del embarazo que toda futura madre tiene es la incontinencia urinaria. Se da en los últimos meses y tras el parto. Ocurre debido a la presión que debilita el suelo pélvico.

Te aconsejamos inscribirte a las clases de preparación al parto, son muy beneficiosas para fortalecer la zona y, de paso, fomentáis vuestra vida social.

Falta poco para el parto y la piel de tu abdomen está estirada. Es muy probable que tengas un picor continuo en la tripa. La solución es hidratar la barriga con cremas para embarazadas, además que te ayudarán a eliminar las estrías y las manchas.

 

¿Un embarazo sin notarlo?

Si, también ocurre. No hay vómitos, ni náuseas.

Aunque estos síntomas son algunos de los más comunes, hay embarazos que no tiene estas señales. En muchos casos, otros síntomas sí que ocurren, pero no se aprecian lo suficiente o se confunden. Se suele dar en mujeres obesas que enmascaran algunos síntomas del embarazo con problemas estomacales.

 

El tiempo pasa muy rápido y más aún cuando hay tantas ilusiones y ganas puestas en este propósito. Ya falta menos para que llegue el gran día ¡y nazca vuestro bebé!

¿Vosotras habéis comenzado a sentir algún síntoma? ¿En qué etapa estáis?

 

Lesmaternity reserva ovarica

Reserva ovárica: qué tenemos que saber de nuestros óvulos para ser madres lesbianas

La reserva ovárica es la cantidad de óvulos que tiene una mujer en un momento concreto y que marca su fertilidad.

Si tenemos una reserva ovárica buena, hay muchas más probabilidades de conseguir ser madres lesbianas gracias a un embarazo realizado por métodos de gestación.

¿Tenéis dudas sobre este tema? Vamos a resolverlas.

 

Comencemos por el principio

Cada mujer nacemos con un número concreto de ovocitos, cercano al millón, que en la pubertad se reduce a la mitad, aproximadamente.

En cada ciclo menstrual, solo entre 400 y 500 ovocitos llegan a la ovulación y el resto se van perdiendo en el camino.

La etapa en la que la mujer es más fértil transcurre entre los 16 y los 30 años, ya que hay una buena calidad y cantidad de ovocitos. Por eso esta es la edad idónea para ser mamás, desde un punto de vista fisiológico.

A partir de los 35 años, el embarazo va complicando y comienza un descenso en la reserva ovárica, agotándose en la década de los 40 años con la menopausia.

Las circunstancias que afectan a la reserva ovárica son los tratamientos contra el cáncer, la obesidad, contaminación ambiental, exposición a pesticida y tóxicos, estrés y hábitos de vida poco saludables.

¿Qué debemos hacer para que nuestra reserva ovárica sea lo más óptima posible?

Aunque acabamos de decir que la reserva ovárica se deteriora con la edad, los especialistas nos dejan algunos consejos preembarazo:

  • como llevar una vida sana,
  • hacer deporte
  • mantener una nutrición adecuada.

Hemos de prepararnos para ser madres lesbianas, no sólo con los métodos de fecundación, sino con hábitos adecuados.

Todas nuestras acciones influyen en nuestro cuerpo y nosotras queremos que nuestros óvulos estén en las mejores condiciones posibles para comenzar un método de reproducción asistida junto a nuestra pareja.

Por eso, se aconseja que aquella de las dos que tenga una mejor reserva ovárica sea quien aporte el óvulo en el método ROPA. De esta forma conseguiréis mayor efectividad en el embarazo.

 

¿Cómo medimos la reserva ovárica?

Para conocer mejor la reserva ovárica que tenemos las mujeres se definen perfiles hormonales, en los que se varlora:

 *FSH: hormona folículo estimulante

Es una de las hormonas sexuales de regular el ciclo menstrual, liberada por la hipófisis para estimular el desarrollo ovárico.

 *AMH: hormona antimulleriana

Es liberada por la estructura del ovario donde se desarrolla el óvulo.

 *E2: estradiol

Según se van desarrollando los folículos, aumenta la liberación de estradiol, por lo que medir esta hormona es de ayuda para valorar la reserva ovárica.

 *RFA: recuento de folículos antrales

Se caracterizan por acumulación de líquido en su cavidad interior. Esto nos permite ver su visualización mediante la ecografía transvaginal, dándonos una idea aproximada de la reserva ovárica de la mujer.

 

¿Por qué es importante medir la reserva ovárica?

Dentro del estudio inicial que se realiza a la mujer para conocer su potencial reproductivo, la evolución de la reserva ovárica es fundamental.

Ello permite saber cómo responderá a los tratamientos de estimulación ovárica y su pronóstico.

Y si tus óvulos están geniales, ¿por qué no ayudar a otras futuras mamás? ¿Has oído hablar de la donación de óvulos?

 

Como veis, no hay ni un momento que perder. ¿Comenzamos?

 

Lesmatertiny ser madres lesbianas

Ser madres lesbianas: nuestro deseo para el 2018

Llega Diciembre y una vez más, comienzan a rondar por nuestras cabezas nuevas metas y propósitos que cumplir. Ser madre lesbiana el año que viene es uno de los deseos que nos hemos propuesto cumplir, pero no el único.

Comenzar el gimnasio, pasar más tiempo con la familia o hacer una buena acción son otros propósitos; pero, sin duda, tenemos una meta principal: ser madres, las dos, en 2018. ¿Por dónde comenzamos?

 

Elegir el método

Ya sea junto a nuestra pareja o como madre soltera, encontramos diversos tratamientos para conseguir el embarazo. La inseminación y la fecundación in vitro son los métodos más conocidos, pero el ideal para parejas de lesbianas es, sin duda, el método ROPA. Con él, las dos conseguiremos ser madres biológicas de nuestro bebé: una como madre donante y otra como madre gestante.

¡Será una manera muy especial de dar este paso, que nos unirá más a nuestra pareja, y estaremos más cerca de ser madres lesbianas el año que viene!

 

Dudas y más dudas

Cuando vamos a tratar un tema que no conocemos, las dudas se apoderan de nuestra mente. Pero tranquila, todo tiene una respuesta. Por eso, queremos relajarte resolviendo esas pequeñas curiosidades iniciales que surgen en este emocionante proceso.

Todas las preguntas, tienen su respuesta. Nuestro objetivo está cada vez más cerca. Por eso queremos que nos escribáis para contarnos todas vuestras dudas.

 

Adaptar nuestra casa

Ya hemos comenzado el tratamiento, y llega el momento de planificar nuestro hogar.

Podemos buscar un lugar mayor en el que vivir, que se adapte a nuestra situación laboral, pero un poco más grande que el actual.  Pronto seremos uno más en la familia y habremos cumplido el objetivo de ser madres lesbianas el año que viene.

O bien podemos economizar el espacio, quedarnos donde estamos, eliminando una de nuestras preocupaciones actuales.

Además, todas nuestras relaciones sociales ya saben dónde vivimos, ¡será más fácil compartir los buenos momentos con vecinos y amigos!

 

 ¿Y en el trabajo?

La homosexualidad está cada vez más normalizada, aunque todavía no está todo hecho, ni mucho menos. Y con ello, algunas cosas tan esenciales como ser madres lesbianas.

Por eso, nuestro deseo de ser madres el año que viene estará presente pase lo que pase. Contar en el trabajo que estamos embarazadas debe ser algo normal. No debe suponerte un trauma, ni tampoco debes hacer tarjetitas informando a cada compañero.

¡La naturalidad es tu aliado!

 

El momento familiar

¡Las buenas noticias alegran a todo el mundo! Por eso todos estarán felices de ver que cumplimos ese deseo de ser madres lesbianas.

Estas fechas familiares son perfectas para dar a conocer nuestra decisión. Seguro que comienzan a surgir anécdotas y ese momento se convierte en un recuerdo muy emotivo de nuestras vidas.

Esto fue lo que les pasó a dos amigas que dieron el paso en la cena de Nochebuena.

¿Has pensado ya cómo explicarlo a los tuyos?

Nuestro deseo de ser madres lesbianas está a punto de cumplirse, más unidas que nunca, con muchas ganas. Se aproxima un gran año por delante, ¿qué más necesitamos para conseguir esa gran meta personal?

¡Vamos allá!

Lesmaternity escapadas parejas lesbianas

4 escapadas para parejas de lesbianas. ¡Lo necesitamos!

El día a día, la rutina, el trabajo, la compra, las tareas domésticas…. ¡STOP!

Es necesario huir de la realidad junto a nuestra chica, tener nuestros momentos a solas, tranquilas.

Estos son los mejores planes de escapadas para parejas lesbianas, ¡toma nota!

 

Salida culinaria

Las fiestas, los puentes o cualquier fin de semana (cualquier excusa nos sirve para salir de casa juntas) son una fantástica ocasión para que podamos huir ese día a día que nos tiene sumergidas en una apatía que aburre.

Las parejas a veces necesitamos estar solas. las amistades son geniales. ¡Y la familia! Pero una escapada romántica para 2 renueva el corazón y el deseo.  Y más si necesitáis tomar decisiones y celebrarlas: es un momento muy adecuado para decidir qué tratamiento es el más adecuado  para ser madres. ¡Aprovechad esa comida o vermut sin compañía!

Aunque si decidís uniros a otras amigas, seguro que la diversión está asegurada.

Podéis consultar opiniones de otras personas para saber esos lugares gayfriendly. Nosotras os recomendamos el blog de Lesbianas Viajeras, donde detallan sus experiencias y recomiendan dónde podemos ir.

Probad ese producto típico de la zona. Por ejemplo, la ratafía de La Garrotxa o el aceite del Baix Ebre.

¡Que aproveche!

 

Fin de semana rural

Si tienes la oportunidad de conseguir varios días libres, puedes huir del mundo en un fin de semana rural.

Hay cientos de hoteles en mitad de la nada, rodeados de naturaleza y llenos de actividades que te ayudarán a elegir la escapada perfecta para parejas lesbianas.

Senderismo, meditación, ciclismo o equitación son algunas de las actividades más básicas que estos centros de la tranquilidad han preparado para ti y tu pareja.

Podéis elegir los que están enfocados a gays, conocer a otras parejas como vosotras y, quién sabe, quizá ellas ya han sido madres y os pueden contar su experiencia.

 

Spa urbano

Pero si no tienes la opción de escaparte varios días, siempre te queda la opción de un spa urbano.

En mitad de la ciudad, algún ser maravilloso ha preparado baños relajantes, masajes, cabinas calentitas con vapor y aromas estupendos. Saldréis renovadas, nuevas. Son de “esas” experiencias que te ayudan a sentirte bien.

Algunos centros ofrecen también tratamientos para la piel, así como terapias, pero todo depende del presupuesto que tengamos. Es aconsejable estar en el segundo trimestre de embarazo para ir, no realizar cambios muy bruscos de temperatura y realizar cada etapa del circuito de spa en periodos cortos de tiempo.

Cada vez hay más tratamientos para embarazadas, por lo que ¡ya no hay excusa!

 

Día de compras

Una jornada completa recorriendo tiendas, viendo escaparates y comprando los mejores looks para nosotras y nuestro bebé puede ser otra terapia para desconectar. Cada vez hay más variedad, más descuentos y seguro que te queda alguna tienda nueva a la que ir.

Siempre hay algún motivo para renovar el armario: un evento a la vuelta de la esquina, cambio de temporada o quizá porque te está empezando a salir barriguita de embarazada 😉

En realidad, da igual la excusa. La cuestión es salir de casa, en pareja y pasar el día fuera.

 

Como veis hay muchas opciones, de todo tipo, que nos ayudan a encontrar esa escapada para parejas lesbianas. Y vosotras, ¿habéis decidido ya alguna? ¿Cuál es vuestra escapada favorita?

Cómo contar que eres madre lesbiana en el trabajo y no morir en el intento

Ya eres o vas a ser madre lesbiana en el trabajo pero nadie lo sabe. Debes contarlo antes o después. Pero ¿Cuándo?

No te preocupes, que aquí te proponemos cómo dar ese paso que te lleva de cabeza, pero que te va a provocar muchas satisfacciones.

 

Naturalidad y tranquilidad

Eres lesbiana, tienes un gusto sexual diferente a la mayoría de la población; pero eso no quiere decir que seas un bicho raro. Al contrario, cada vez hay más tolerancia y respeto hacia las diferencias.

Comunicar tu orientación sexual a los demás no debe suponer un trauma para ti.

Es lógico que quieras ser madre, tengas unos planes de futuro y tener un hijo forme parte de ese futuro. Ser madre lesbiana en el trabajo debe ser cada vez más fácil y ¡estamos en proceso de conseguirlo!

 

¿Qué diferencia hay entre ser madre lesbiana en el trabajo o no serlo?

Ninguna.

El bebé tendrá una familia que lo querrá, una serie de personas que se preocuparán por él y no tendrá ningún tipo de diferencia en ese hogar.

¿Por qué debe haber diferencias? Todo es legal e incluso, se puede saber con seguridad que ese bebé será deseado y habrá un sentimiento mayor que en otros lugares.

El bebé tendrá una sensibilidad especial a los valores de tolerancia y respeto, ya que así lo demuestran muchos estudios.

 

El momento de decir que eres madre lesbiana

En mitad de una reunión, cuando están comunicando un ERE no es el instante más adecuado para comunicar nada. Ni comunicar

Sin embargo, en una quedada de compañeros de trabajo, tras una larga jornada, en una cafetería, sería el lugar ideal para dar la noticia. Un ambiente distendido, unas risas, desconectando de los temas de oficina, dar importancia a cosas que la tengan: estas comunicando el sentimiento de ser madre lesbiana en el trabajo.

Es una gran alegría para vosotras y el bebé es más que deseado. Todos se alegrarán por ti.

Aquí tienes unas cuantas entradas a nuestro blog con historias y vivencias sobre cómo les fue a otras compañeras.

 

¿Preguntas incómodas? ¡Yo controlo!

Dice un proverbio chino que “en toda crisis, hay una oportunidad”, y eso es lo que debemos hacer ante preguntas incómodas.

Hay mucho desconocimiento sobre técnicas de reproducción asistida y aún más sobre el método ROPA. El desconocimiento de tus compañeros contrasta con los conocimientos que tú les demuestras al hablar.  Este contraste hace que te vean totalmente preparada.

Todos querrán estar al tanto de las ecografías y seguir tu proceso de embarazo.

 

¿Y ahora?

Seguir adelante. A disfrutar de los días y semanas y a prepararlo todo.

Tu bebé vendrá a este mundo en un ambiente laboral estupendo. Tus compañeros lo saben y te apoyan. Tus jefes están al tanto y no debe suponer un inconveniente laboral, más allá de la propia maternidad.

Te toca comenzar a preparar todo lo necesario, y que tantas ganas tenías: , chupetes, sonajero y todo el resto de accesorios que vais a necesitar.

 

En definitiva, en el trabajo, habla sobre tu maternidad con naturalidad, tranquilidad, busca la situación adecuada y prepárate el tema.

Este es el momento que tanto tiempo has estado esperando.

Hay que enfrentarse a la realidad: eres o vas a ser madre lesbiana en el trabajo y todo saldrá genial.

Respira profundo, relájate y ¡adelante! ¡Estamos contigo!

 

¡No olvides de comentarnos cómo te fue!

Testimonio de Laura y Mª José

Laura y Mª José son dos madres lesbianas gracias al Método ROPA.

Han cumplido su sueño de tener a su pequeña entre sus brazos. Una emoción que conocemos en primera persona y que vosotras también podéis sentir.

Ellas nos han enviado una foto de la familia. ¿Verdad que rebosan felicidad?

A nosotras nos deja una sensación tan agradable ver vuestras sonrisas…

No os perdáis su testimonio. Es muy emotivo.

 

Testimonio de dos madres lesbianas: Laura y Mª José

 

Parece mentira como pasa el tiempo. Hace un año que mi pareja y yo no sabíamos cómo podíamos llegar a cumplir nuestro mayor sueño… ¡SER MAMAS!

No es un camino fácil hasta que das con las personas adecuadas, que te lo ponen más fácil e incluso comparten experiencias que son las que, en realidad, te pueden ayudar.

Eso es lo que nos pasó.

Casualmente encontramos una página por Internet, Lesmaternity, y nos pusimos en contacto con ellas. Quedamos con Bea y nos explicó el proceso del Método ROPA, refiriéndonos una clínica en la que, la verdad, te tratan como en familia, no esa frialdad y esa calculadora nada más entrar donde ven negocio con parejas como nosotras.

El 3 de octubre concertamos nuestra primera visita. Ufff, los nervios…

Pero salimos con una sensación muy positiva. Tanto fue así que decidimos que Lesmaternity sería la elegida para emprender nuestro sueño.

Empezamos el tratamiento y, después de unos días en los cuales los nervios invaden el cuerpo, llega el gran día de la inseminación, con el único deseo: que todo vaya bien.

La parte desesperante es cuando te dicen que ahora toca esperar. Ufff ¡Qué largos se hacen los días! El pensar, el no querer hacernos ilusiones… Pero, a la vez, la cabeza va más rápido.

Y el día llega… y…. la sensación de querer mirar. Pero no lo haces.

Te invaden todos los sentimientos, la emoción… ¡No hay palabras!

Por fin nos atrevemos a mirar y… ¡POSITIVO!

¡Nuestro sueño! ¡Ahí lo tenemos! No lo puedes creer, pero… sí, ¡todo llega!

El 4 de julio de este año, nació nuestra pequeña María, lo mejor que tenemos en nuestra vida.

Y no podemos dejar de recordar que, gracias a gente como Bea y Lesmaternity, nuestro sueño está entre nuestros brazos. Así que solo puedo decir: ¡GRACIAS!

Y animar a todas aquellas parejas que no se rindan y que tarde o temprano… ¡EL SUEÑO SE CUMPLE!

Lesmaternity identidad sexual madres lesbianas

Soy madre lesbiana: ¿afecta mi orientación sexual a la identidad sexual de mi hijo?

La identidad sexual de nuestros hijos no está influenciada por la condición sexual de sus madres lesbianas.

Muchos sectores de la sociedad actual consideran que la manera más adecuada de criar a un niño es en una familia tradicional formada por una pareja heterosexual, compuesta de madre y padre. Están equivocados y te lo vamos a demostrar.

Si fuese cierto…

 

Ser heterosexual no implica no tener hijos homosexuales.

¿Qué fue primero: el huevo o la gallina? Si todas las parejas eran heterosexuales, ¿de dónde salió el primer homosexual? Estas preguntas no tienen lógica. Y el falso mito de que para criar a un niño es necesario una familia compuesta de padre y madre tampoco la tiene.

Cualquier padre o madre del pequeño se encarga de transmitirle una serie de valores, conocimientos y aprendizajes que son independientes de la orientación sexual que tienen.

De hecho, hay estudios que aseguran que aquellos hijos de madres lesbianas tienen una sensibilidad especial sobre la tolerancia y el respeto.

Una buena razón para acabar de decidiros por comenzar el proceso de fecundación ¿verdad?

Pero realmente…

 

Ser lesbiana no afecta a la identidad sexual de nuestros hijos.

Ser madre lesbiana no influye en la identidad sexual de nuestros hijos.

Así se ha comprobado en numerosos estudios realizados a lo largo de los años por diversas Universidades y asociaciones, conforme la homosexualidad era más visible y latente en la sociedad en la que se iba viviendo.

Uno de estos análisis, en concreto un estudio de la Universidad de Kentucky, EE.UU., tras analizar 106 familias formadas por lesbianas, gays y heterosexuales, concluyó que la estructura familiar no influye en la identidad sexual de los niños.

Además, demostró la idea falsa que madres lesbianas o padres gays podrían fomentar o permitir más inconformidad de género entre sus hijos.

En uno de los tests destinado a medir la habilidad pedagógica en las situaciones peliagudas, las madres lesbianas puntuaron incluso mejor que las heterosexuales.

 

La identidad sexual de nuestros hijos es suya

Nuestros hijos van a crecer en nuestro entorno y serán ellos mismos quieren resuelvan su identidad sexual.

Nadie nos dijo a nosotras a quien querer y nadie les influirá a ellos en su decisión.

Su identidad sexual será creada por ellos mismos, en función de sí mismos y sus preferencias, igual que cualquiera de nosotras elige una prenda de ropa u otra, o una comida u otra, sin haber ocurrido antes nada que intervenga en tomar esa decisión.

Poco a poco, las parejas lesbianas vamos teniendo menos trabas para conseguir la igualdad en el proceso de ser madres. Y esos son los valores de igualdad, tolerancia y humildad que tendrán nuestros hijos.

La libertad que pudimos no haber sentido en alguno de los momentos de nuestra vida será latente desde el momento en que nuestro pequeño venga al mundo. Queremos que forme su propio pensamiento, sin influencias de ningún tipo.

 

¡A por ello!

Antes que vosotras ya han pasado otras parejas de lesbianas que querían ser madres. En este mismo blog puedes leer una categoría dedicada a sus testimonios.

Una vez que todo sale adelante, la ilusión y las ganas están por encima de todo.

Queremos ser felices, en pareja, sabiendo que las dos seremos las madres de nuestros hijos, gracias al método ROPA. ¡Y, con la seguridad, de que serán libres para elegir su identidad sexual!

¿Te apuntas a ello?

 

Lesmaternity_Método_ROPA_Testimonio

Lindsey y Atteneri: madres lesbianas por el Método ROPA

Lindsey y Atteneri son una pareja de lesbianas que han quedado embarazadas gracias al Método ROPA.

Son de Alemania y se han desplazado hasta Barcelona para seguir el tratamiento que les hemos ofrecido y la verdad es que estamos muy contentas: ¡ya están de 10 semanas!

Ellas han querido compartir su experiencia con todas nosotras y, por eso, os la traemos hoy a nuestro blog.

Gracias, Lindsey y Atteneri, por confiar en Lesmaternity. ¡Que disfrutéis mucho de vuestro embarazo!

 

Os dejamos con su testimonio traducido al castellano:

 

Sabíamos que estábamos preparadas para comenzar a crear nuestra familia, pero teníamos dudas de cómo embarcarnos en esta aventura.

Al buscar la información, todo nos resultaba complicado: ¿cómo será el donante, qué tratamiento elegir, dónde realizarlo?

Somos una pareja con mezcla entre español, alemán y canadiense. Llevamos más de 7 años juntas y vivimos en Alemania, por lo que la pregunta de dónde realizar el tratamiento era crucial para nosotras.

 

Afortunadamente, España tiene una de las legislaciones más avanzadas a nivel de tratamientos de reproducción asistida para parejas de lesbianas.

 

Nos hablaron del Método Ropa y pensamos: “es perfecto para nosotras” porque las dos podremos compartir en esta aventura no solamente en el aspecto emocional sino también en el aspecto físico.

Aun así, teníamos muchas dudas porque pensábamos que sería muy complicado, no sólo por vivir en Alemania sino porque nos imaginábamos que el tratamiento sería arduo y tedioso.

Comenzamos a buscar Clínicas y encontramos “Lesmaternity”, Beatriz nos guió y nos condujo a la Clínica con la que colaboraban.

 

Desde el principio las cosas fueron mucho más fácil de lo que nos imaginábamos.

 

Conocimos a todo el equipo de la Clínica y la Dra. Serra nos explicó todo el tratamiento detenidamente. Nos sentimos tranquilas y en buenas manos. 

Nos sorprendimos al darnos cuenta de que podíamos empezar el tratamiento en Alemania y que sólo tendríamos que venir a Barcelona durante unos días.

Encontramos los aspectos médicos muy sencillos y no notamos efectos secundarios durante la medicación.

Durante todo el proceso nos sentimos arropadas por la Clínica y por Lesmaternity. El contacto era sencillo y directo, en caso de tener alguna duda y pregunta (y teníamos muchas). 

¡Nos sentimos tan protegidas que hasta echamos de menos al equipo médico una vez finalizado el tratamiento!

Ahora, ya embarazadas de 10 semanas, estamos felices y con muchas ganas de conocer a nuestro bebé.

 

¡Gracias a Lesmaternity y a todo el equipo médico por habernos acompañado durante todo el proceso!

 

A continuación podéis leer su texto original en inglés:

Lindsey y Atteneri from Germany (10 weeks pregant)

We really knew we were ready to start our own family, but we were
uncertain how we wanted to embarque upon this adventure. Everything was
unclear at the beginning: What type of donor? What method? Where?
We are a mixed couple Spanish-German-Canadian, that have been together
for seven years, so the question as to “where” was very broad for
us.
Luckily for us, Spain has very advanced reproductive rights and
therefore a diversity of possibilities. When we heard of “metoda
ROPA” we thought “that is the perfect option for us”. This way we
both get to share not only the emotional but also the physical
experience of this adventure.
But we had our doubts. We thought it would be really complicated… not
just with us living on Germany at the moment, but we also imagined the
medical treatment as complicated.
We started looking for clinics and via Beatriz from “Lesmaternity”
discovered the Clinic they collaborate with. From the beginning of the 
process, things were
a lot easier than expected. Once we went to Barcelona and met everyone
at the clinic and Dra. Serra explained the process step for step, we
felt assured. A date was set upon the first meeting and we were
surprised to discover that we could already start the treatment shortly
after in Germany and only had to be present in Barcelona for a couple of
days.
Both of us found the medical aspects quite clear and neither of us
suffered from any side effects. During the whole time the team at the
clinic and Lesmartinity were very caring and easy to contact if we were
unsure or had questions… (and we definitely had a lot of questions!)
Maybe that is why in the end all seemed quite naturally and easy. We
even started missing the team at the Clinic once the treatment was over 
and
still remain in contact with them.
We are very happy and looking forward to being moms. At this moment we
are 10 weeks pregnant. Thank you Lesmaternity and the Clinic!

¿Qué es la fecundación In Vitro en Ciclo Natural?

Algunas La fecundación In Vitro en ciclo Natural puede ser la solución de embarazo para esas mujeres o parejas que no desean una estimulación ovárica. Pero también lo es para las que no ofrecen una buena respuesta a estos tratamientos.

 

¿Qué es la Fecundación In Vitro (FIV) en Ciclo Natural?

A través de esta técnica de fecundación asistida se busca la extracción de ovocitos de calidad sin necesidad de estimulación con hormonas.

Durante, aproximadamente, 15 días, se hace un seguimiento del proceso de ovulación natural de la futura madre biológica, a través de analíticas y de ecografías.

Se realizan 4-5 visitas a la clínica y, en ellas, se mide el crecimiento folicular y del endometrio. De esta forma se conoce el momento idóneo para obtener el óvulo, de forma natural, sin estimulación médica. La extracción se realiza por las técnicas habituales de FIV.
Es por eso que decimos que la fecundación se realiza en el Ciclo Natural de ovulación.
El objetivo de la estimulación in vitro en ciclo natural es obtener pocos ovocitos pero de buena calidad.

 

¿A quién va dirigida?

Por supuesto, esta técnica se puede aplicar a toda pareja o mujer que no quiera someterse a una estimulación ovárica previa a la extracción de óvulos que serán inseminados.

Pero también puedes aprovecharla si ya te has sometido a otros procesos de fecundación asistida sin obtener un exitoso desarrollo multifulicular. Es decir, si después de la estimulación con hormonas no has producido suficientes folículos para seguir con el proceso de inseminación.

 

¿Qué ventajas ofrece la FIV en Ciclos Naturales?

Selección Natural:

Durante el proceso se elige al mejor óvulo posible, primado la calidad ante la cantidad.

Sin riesgo de:

No se produce hiperestimulación y tampoco aparece la posibilidad de un embarazo múltiple.

Sin hormonas:

Al no haber tratamiento hormonal, se minimizan los efectos secundarios que estos pueden producir.

Sin anestesia:

La punción para la extracción del óvulo es muy rápida; apenas dura un par de minutos. Por esa razón no es necesario realizarlo bajo sedación. Sin embargo, si tú prefieres que se realice, puedes hablar con el médico para valorar tu deseo. Si no hay ninguna razón que lo contraindique, se hará como tú prefieras.

Viable en varios Ciclos Naturales consecutivos:

No hay contraindicaciones para realizar varios procesos seguidos. Sin embargo, cuando ha habido 5 o 6 sin éxito de obtención un óvulo válido, el proceso suele pararse, ya que la posibilidad de conseguir el objetivo es baja.

Más económico:

Para aplicar esta técnica no es necesario comprar la medicación para la estimulación ovárica. Por esa razón el proceso es más económico.

 

Inconvenientes de la FIV en Ciclos Naturales

Efectivamente, esta técnica es más natural que cualquier estimulación ovárica que se desarrolle con hormonas.

Sin embargo, a los 5 o 6 tratamientos no exitosos, en los que no hemos conseguido ningún óvulo, se suele parar el proceso puesto que las posibilidades de conseguir nuestro objetivo son bajas.

 

Os ayudamos a decidir

Sabemos que este momento de decisión en el que os encontráis es muy importante para ambas.

Somos conscientes de que la ayuda de un especialista puede seros muy útil para decidir cuál es la técnica de reproducción asistida que mejor os va, que mejor te va.

Por eso nos gusta estar a vuestro lado en el momento de decidir qué paso dar y, también, durante el proceso en el que os vais a embarcar.

Por experiencia propia sabemos que el apoyo psicológico de alguien que ha pasado por lo mismo que tú es muy importante. Nosotras ya hemos hecho ese camino y el resultado es dos hijas preciosas que crecen sanas.

¡Podéis contar con nosotras!

 

¿Preparadas para evaluar si vais hacia una técnica de FIV en Ciclo Natural?

Lesmaternity-Metodo-ROPA-Fases

¿Qué es el Método ROPA? Estas son sus 5 fases

¿Sabes qué es el Método ROPA? ¿Conoces sus fases?

¿Por qué decimos que es el proceso favorito entre las parejas lesbianas que quieren ser madres.

Porque con él, ambas podéis ser madres biológicas del que será vuestro bebé. ¿Verdad que suena romántico?

 

Tanto si nunca has oído hablar de él como si ya has leído lo que te contamos en nuestra página de Facebook, hoy vamos a explicarte las fases del Método ROPA.

 

¿Qué es el Método ROPA?

El Método ROPA es un procedimiento de inseminación artificial por el que dos mujeres son madres biológicas del mismo bebé.

 

También se conoce como doble maternidad.

Básicamente consiste en obtener los óvulos de una mujer, fecundarlos e implantárselos a otra.

Por eso decimos que es el Método ROPA es el ideal para una pareja de lesbianas.

Ambas podéis ser madres biológicas: donante y gestante.

Si necesitas más información para saber qué es el método ROPA, te dejamos los enlaces a dos posts que hemos escrito y que te aclararán dudas:

Acerca del Método ROPA
Requisitos legales para registrar a los hijos de una pareja de lesbianas

 

¿Cuáles son las 5 fases del Método ROPA?

  1. Estimulación de los ovarios de la donante.

Como en la fecundación invitro convencional, quien hayáis decidido que es la donante de los óvulos se somete a la estimulación.

Este momento es muy íntimo y seguramente ya tenéis decidido quién de las dos lo va a hacer. Aún así, recordad que es importante que los óvulos sean de calidad.

Si aún no os habéis decidido a ser madres pero tenéis claro que haréis crecer la familia en el futuro, os recomendamos que congeléis ahora vuestros óvulos. Preguntadnos para saber cómo hacerlo.

 

  1. Extracción de los ovocitos.

Cuando los folículos tienen el tamaño adecuado y verificamos que hay suficientes ovocitos, se programa una cita para extraerlos mediante una pubción.

Se realiza en quirófano y con sedante, para que no tengas molestias. Puedes estar tranquila, porque en solo 15 minutos está todo listo.

Y, no te preocupes. Nosotras te damos seguimiento y apoyo siempre que lo necesites.

 

  1. Fecundación de los óvulos.

Una vez extraídos, se procede a la fecundación de los óvulos, con el donante de esperma que hayáis elegido (siempre es anónimo).

Los especialistas irán controlando cómo evolucionan, hasta que consideren el momento adecuado para implantarlos.

 

  1. Tratamiento hormonal de la mujer gestante.

Mientras los óvulos fecundados de la madre donante evolucionan, se prepara meticulosamente a la quien habéis decidido que será la madre gestante. El proceso tiene como finalidad estimular el endometrio para que tenga el tamaño adecuado para la recepción.

 

  1. Implantación de los embriones.

Cuando el endometrio y los óvulos fecundados están listos, se inicia el proceso de transferencia. Es decir, se implantan los embriones en el útero de la madre gestante.

Es importante resaltar que este momento es el óptimo de embriones y endometrio. Y por eso la probabilidad de embarazo es muy alta.

 

Y, listo. La doble maternidad en una pareja de madres lesbianas está conseguida gracias al Método ROPA.

 

Ahora sólo queda esperar resultados, con nervios, por supuesto.

Os hemos descrito las 5 fases del Método ROPA pero, por favor, si os quedan dudas, consultadnos.

Sabemos qué es esto porque nosotras ya hemos pasado por ello.

Venga, ¡a por ello!
¿Quién dijo que no podíais ser madres las dos del mismo bebé? 😉