lesmaternity ser madre lesbiana

Qué debes saber para ser madre lesbiana

¡Si! ¡La decisión ya está tomada y estáis seguras de ello! Vais a ser madres lesbianas, juntas, las dos. Pero, ¿por dónde empezar? ¿A dónde hay que ir primero? ¿Qué métodos existen?

Sabemos que tenéis vuestra cabeza llena de dudas, pero en este post vamos a resolverlas todas, con calma. ¡Estamos con vosotras!

 

Visita médica

Ahora que habéis tomado la decisión de ser madre lesbiana, debéis comenzar visitando un centro médico.

En él os realizarán análisis sanitarios para ver el estado de vuestra salud. Os realizarán análisis y  estudios de fertilidad, además de prestar especial atención a la situación de la reserva ovárica, fundamental en este proceso.

Es por ello que cada vez más, se realiza la congelación de óvulos. Así aseguramos un buen estado de los ovocitos, independientemente de la edad que tenga la que decidáis que será la madre biológica.

 

¿Qué método elegir para ser madre lesbiana?

Ya sabemos nuestro estado de salud y hay que decidir mediante con qué método vamos a cumplir el propósito de ser madre lesbiana.

 

Método tradicional

El método tradicional de mantener relaciones sexuales con un hombre es una de las opciones para conseguir ser madre. Sin embargo, no nos asegura efectividad y no es el ideal para una pareja de chicas.

Inseminación Artificial

Se trata de colocar los espermatozoides en el útero, ya fecundados, en el momento próximo a la ovulación. La tasa de éxito está entre un 15% y 30%. Difícil pero no imposible.

Fecundación in vitro

Se basa en la extracción de óvulos de una de las madres, se fecundan en un laboratorio y se vuelven a introducir en el útero de la misma madre. Es complejo, pero tiene un éxito del 60%.

Ésta es una de las opciones que más probabilidad de éxito tiene.

Recepción de Ovocitos de la Pareja (ROPA)

El método ROPA es igual que la fecundación in vitro, pero los óvulos ya fecundados se introducen en el útero de la otra madre.

De esta manera, ambas participaréis activamente en el proceso de ser madres biológicas: una como madre genética y la otra como madre gestante.

La tasa del éxito es del 60%, pero nos ofrece una implicación superior en el proceso

Sin duda, es la mejor opción para ser madre lesbiana junto a tu pareja.

 

Asesoramiento legal

Dentro del proceso de ser madre lesbiana, es adecuado que os informéis de los aspectos legales. La donación de óvulos y espermatozoides es anónima, por legislación.

La ley española, desde 2005, permite el matrimonio homosexual, equiparando los derechos de lesbianas a los de parejas heterosexuales, respecto a reproducción asistida.

Según la ley 14/2006, del 26 de Mayo, todas las mujeres mayores de edad, bajo libre consentimiento, pueden someterse a una técnica de reproducción asistida, sea cual sea su estado civil y su orientación sexual.

Esta ley fue modificada para reconocer que ambas madres son progenitoras del niño nacido gracias a las técnicas de reproducción asistida, sin importar el estado civil de la pareja.

Sin embargo, en el método ROPA sí que es importante la situación de pareja. Ya que no es una donación de óvulos sino el uso de embriones por parte de la pareja.

La legislación establece que solo podrá darse “por la propia mujer o cónyuge”, siendo necesario que estéis casadas.

Esto no es necesario en las otras técnicas de reproducción asistida, pero no podéis negar que el método ROPA conlleva una carga emocional superior al resto de procedimientos para ser madre lesbiana.

Si os queda alguna duda podéis contactarnos o acudirr a una asociación LGTBI para recibir toda la información legal sobre este tema y así despejar vuestras dudas.

 

¿Cuál es vuestra decisión?

Sabemos que son muchas decisiones, pero la más importante ya está tomada: queréis ser madres.

En función de vuestra situación civil deberéis elegir un método de reproducción, pero recordad que lo más importante es el apoyo mutuo.

De acuerdo a ello y al consejo médico, el siguiente paso es escoger cual será madre gestante y cual madre genética. O ambas, si os decidís por el Método ROPA

Juntas y unidas vais a comenzar una de las etapas más bonitas de todas las parejas. Es el momento, estáis preparadas para ello.

¿Cómo comenzasteis vosotras? ¡Contadnos vuestra experiencia!


lesmaternity congelacion ovulos lesbianas

¿Por qué es importante la congelación de óvulos si eres lesbiana?

Mucho se ha hablado en los últimos años sobre la congelación de óvulos. Esta práctica se está llevando a cabo cada vez más, pero es posible que no acabes de entenderla o necesites conocer ciertos aspectos que le dan sentido.

¿Cuándo es el mejor momento hacerlo? ¿Por qué es tan importante?

Vamos a aclararte todas tus dudas.

 

¿Qué es la congelación de óvulos?

Es un proceso mediante el cual se congelan los ovocitos de la mujer, en su momento de vida más fértil,
por lo que sus óvulos son más fructíferos para un embarazo posterior.

Con ello se consigue preservar la fertilidad, ya que podéis usarlos cuando deseéis. Podéis comenzar el proceso de gestación en cualquier momento sabiendo que hay más posibilidades de éxito.

 

¿Con qué motivo se realiza?

Cada mujer nace con todos los óvulos que van a tener durante toda su vida, aproximadamente un millón. Con el paso de los años, esos ovocitos se van perdiendo de manera natural, poco a poco.

Mediante la congelación de óvulos, se consiguen aislar y preservar un número de ovocitos que pueden ser usados posteriormente, con la misma calidad que en el momento de la extracción.

De esta forma, se puede recuperar en otro momento, el que tú desees, pero seguirá teniendo las mismas características gracias a su mantenimiento.

¡Podréis ser madres cuando vosotras lo decidáis!

 

¿Cómo se realiza?

El sistema de congelación se basa en la vitrificación: refrigerar las células tan rápidas que impide la formación de cristales, por lo que el 90% de los óvulos sobreviven a este proceso.

Los óvulos congelados pueden usarse hasta que la mujer cumple los 50 años, de acuerdo a la legislación española.

 

¿Cuál es el momento más adecuado para la congelación de óvulos?

Se aconseja realizar la congelación de óvulos entre los 20 y los 35 años ya que es cuando la reserva ovárica tiene mejor calidad. Hay un cambio muy brusco a partir de los 35 años, ya que en esa edad el 90% de los ovocitos se han perdido, según expertos ginecólogos.

Hoy en día el 65% de las mujeres que están congelando sus óvulos tienen entre 35 y 39 años, edad en la que ya se ha comenzado a experimentar un declive natural en la calidad del ovocito.

Las posibilidades de que las mujeres pueden dar a luz disminuyen considerablemente después de cumplir 38 años, ya que la edad cronológica no suele coincidir con la edad biológica.

Por esta razón te animamos a que lo hagas, tú o tu pareja, cuanto antes.

 

¿Por qué se realiza la congelación de óvulos?

Nunca se sabe qué va a ocurrir en un futuro.

Puede ser que, en una etapa concreta, se niegue por completo la maternidad y en otro momento posterior desees tener un bebé, pero tengas complicaciones para ello.

Por estos motivos, la congelación de óvulos es técnica muy acertada.

Del mismo modo, la salud en la etapa de extracción más aconsejada es óptima. Mejor que no lo dejes para más adelante.

Además, ciertos tratamientos médicos, producen daños irreversibles en los óvulos. De esta forma nos aseguramos el éxito en nuestro deseo de ser madres, una vez superada la enfermedad.

 

¿Qué tiene que ver la congelación de óvulos con mi condición sexual?

La congelación de óvulos tiene una relación indirecta con el hecho de que seas lesbiana.

Por supuesto, es una decisión de toda mujer, independientemente de su condición sexual. Pero es una realidad asumir que las mujeres lesbianas cambiamos de parejas más a menudo. Por tanto, si tu decisión es que quieres ser madre, llévala adelante. No importa que sea hoy o mañana. Ya decidirás si ha de ser como madre lesbiana soltera o con la pareja con quien sientes ese vínculo tan fuerte como para compartir tu maternidad.

Congela tus óvulos hoy para que tengas a tu bebé en el momento oportuno.

En los métodos de gestación, es muy importante la calidad de fertilidad del óvulo y aquí radica su importancia ya que de ello dependerá el éxito del proceso.

 

 

Cumplir el deseo de ser madres lesbianas está más cerca gracias a la congelación de óvulos.

¿Tenéis ya vuestros óvulos preparados? ¿Qué opináis de esta práctica?


Lesmaternity síntomas en el embarazo

7 síntomas del embarazo que debes conocer

En este post te vamos a explicar cuáles son los síntomas del embarazo más habituales, cómo sobrellevarlos y que es un embarazo sin síntomas.

Cada embarazo es un mundo. Algunas mujeres tienen unos síntomas concretos en su embarazo, otras tienen unas señales totalmente diferentes. Incluso las hay que no lo notan.

Ya seas tú la madre gestante o tu novia, sabemos que el embarazo es un periodo lleno de ilusión, pero con unos síntomas un tanto peculiares. Ambas estáis en este proceso gracias al método ROPA y juntas lo podéis llevar mejor.

 

Los primeros meses

Uno de los primeros síntomas del embarazo es el aumento de los senos. Con solo unas semanas de gestación ya lo notarás.Esto ocurre debido a las alteraciones hormonales que provocan la estimulación de las glándulas mamarias, que las van preparando para la lactancia.

También comenzarás a notar náuseas y vómitos, sobre todo al despertar. Te aconsejamos tener unas galletas en la mesita de noche y que te las comas despacio por la mañana. Quizá te ayudan a eliminar esa desagradable sensación.

A partir del segundo mes, es muy posible que te notes mucho la falta de sueño. Tu cuerpo está cambiando y necesita descansar más, pero tranquila que sólo ocurre en los primeros meses y al final del embarazo. ¡Todo es acostumbrarse!

 

En el segundo trimestre

Puedes comentar con el ginecólogo este cansancio, ya que puede verse incrementado por una anemia. La gestación es un periodo en el que las necesidades de hierro se multiplican debido al esfuerzo del cuerpo. Tu especialista te pedirá un análisis y quizá te recomiende un suplemente vitamínico, si lo ve necesario.

De todos modos, añade a tu dieta alimentos ricos en este mineral, como legumbres, carne o perejil. Con pequeños cambios en las comidas, los síntomas del embarazo serán más llevaderos.

La alimentación en este periodo debe ser sana y equilibrada, especialmente durante el segundo trimestre. A pesar de los antojos, debemos evitar los productos con grasas y las bebidas con gas, ya que nos pueden provocar acidez.

Comenzarás a sentirte más hinchada, pero tranquila, ya que se trata de otro síntoma del embarazo. Tu cuerpo se está preparando para soportar el crecimiento del útero.

 

Llegamos a la recta final

Uno de los síntomas del embarazo que toda futura madre tiene es la incontinencia urinaria. Se da en los últimos meses y tras el parto. Ocurre debido a la presión que debilita el suelo pélvico.

Te aconsejamos inscribirte a las clases de preparación al parto, son muy beneficiosas para fortalecer la zona y, de paso, fomentáis vuestra vida social.

Falta poco para el parto y la piel de tu abdomen está estirada. Es muy probable que tengas un picor continuo en la tripa. La solución es hidratar la barriga con cremas para embarazadas, además que te ayudarán a eliminar las estrías y las manchas.

 

¿Un embarazo sin notarlo?

Si, también ocurre. No hay vómitos, ni náuseas.

Aunque estos síntomas son algunos de los más comunes, hay embarazos que no tiene estas señales. En muchos casos, otros síntomas sí que ocurren, pero no se aprecian lo suficiente o se confunden. Se suele dar en mujeres obesas que enmascaran algunos síntomas del embarazo con problemas estomacales.

 

El tiempo pasa muy rápido y más aún cuando hay tantas ilusiones y ganas puestas en este propósito. Ya falta menos para que llegue el gran día ¡y nazca vuestro bebé!

¿Vosotras habéis comenzado a sentir algún síntoma? ¿En qué etapa estáis?

 


Lesmaternity reserva ovarica

Reserva ovárica: qué tenemos que saber de nuestros óvulos para ser madres lesbianas

La reserva ovárica es la cantidad de óvulos que tiene una mujer en un momento concreto y que marca su fertilidad.

Si tenemos una reserva ovárica buena, hay muchas más probabilidades de conseguir ser madres lesbianas gracias a un embarazo realizado por métodos de gestación.

¿Tenéis dudas sobre este tema? Vamos a resolverlas.

 

Comencemos por el principio

Cada mujer nacemos con un número concreto de ovocitos, cercano al millón, que en la pubertad se reduce a la mitad, aproximadamente.

En cada ciclo menstrual, solo entre 400 y 500 ovocitos llegan a la ovulación y el resto se van perdiendo en el camino.

La etapa en la que la mujer es más fértil transcurre entre los 16 y los 30 años, ya que hay una buena calidad y cantidad de ovocitos. Por eso esta es la edad idónea para ser mamás, desde un punto de vista fisiológico.

A partir de los 35 años, el embarazo va complicando y comienza un descenso en la reserva ovárica, agotándose en la década de los 40 años con la menopausia.

Las circunstancias que afectan a la reserva ovárica son los tratamientos contra el cáncer, la obesidad, contaminación ambiental, exposición a pesticida y tóxicos, estrés y hábitos de vida poco saludables.

¿Qué debemos hacer para que nuestra reserva ovárica sea lo más óptima posible?

Aunque acabamos de decir que la reserva ovárica se deteriora con la edad, los especialistas nos dejan algunos consejos preembarazo:

  • como llevar una vida sana,
  • hacer deporte
  • mantener una nutrición adecuada.

Hemos de prepararnos para ser madres lesbianas, no sólo con los métodos de fecundación, sino con hábitos adecuados.

Todas nuestras acciones influyen en nuestro cuerpo y nosotras queremos que nuestros óvulos estén en las mejores condiciones posibles para comenzar un método de reproducción asistida junto a nuestra pareja.

Por eso, se aconseja que aquella de las dos que tenga una mejor reserva ovárica sea quien aporte el óvulo en el método ROPA. De esta forma conseguiréis mayor efectividad en el embarazo.

 

¿Cómo medimos la reserva ovárica?

Para conocer mejor la reserva ovárica que tenemos las mujeres se definen perfiles hormonales, en los que se varlora:

 *FSH: hormona folículo estimulante

Es una de las hormonas sexuales de regular el ciclo menstrual, liberada por la hipófisis para estimular el desarrollo ovárico.

 *AMH: hormona antimulleriana

Es liberada por la estructura del ovario donde se desarrolla el óvulo.

 *E2: estradiol

Según se van desarrollando los folículos, aumenta la liberación de estradiol, por lo que medir esta hormona es de ayuda para valorar la reserva ovárica.

 *RFA: recuento de folículos antrales

Se caracterizan por acumulación de líquido en su cavidad interior. Esto nos permite ver su visualización mediante la ecografía transvaginal, dándonos una idea aproximada de la reserva ovárica de la mujer.

 

¿Por qué es importante medir la reserva ovárica?

Dentro del estudio inicial que se realiza a la mujer para conocer su potencial reproductivo, la evolución de la reserva ovárica es fundamental.

Ello permite saber cómo responderá a los tratamientos de estimulación ovárica y su pronóstico.

Y si tus óvulos están geniales, ¿por qué no ayudar a otras futuras mamás? ¿Has oído hablar de la donación de óvulos?

 

Como veis, no hay ni un momento que perder. ¿Comenzamos?

 


Lesmaternity_Fecundacion_In_Vitro_Ciclo_Natural

¿Qué es la fecundación In Vitro en Ciclo Natural?

Algunas La fecundación In Vitro en ciclo Natural puede ser la solución de embarazo para esas mujeres o parejas que no desean una estimulación ovárica. Pero también lo es para las que no ofrecen una buena respuesta a estos tratamientos.

 

¿Qué es la Fecundación In Vitro (FIV) en Ciclo Natural?

A través de esta técnica de fecundación asistida se busca la extracción de ovocitos de calidad sin necesidad de estimulación con hormonas.

Durante, aproximadamente, 15 días, se hace un seguimiento del proceso de ovulación natural de la futura madre biológica, a través de analíticas y de ecografías.

Se realizan 4-5 visitas a la clínica y, en ellas, se mide el crecimiento folicular y del endometrio. De esta forma se conoce el momento idóneo para obtener el óvulo, de forma natural, sin estimulación médica. La extracción se realiza por las técnicas habituales de FIV.
Es por eso que decimos que la fecundación se realiza en el Ciclo Natural de ovulación.
El objetivo de la estimulación in vitro en ciclo natural es obtener pocos ovocitos pero de buena calidad.

 

¿A quién va dirigida?

Por supuesto, esta técnica se puede aplicar a toda pareja o mujer que no quiera someterse a una estimulación ovárica previa a la extracción de óvulos que serán inseminados.

Pero también puedes aprovecharla si ya te has sometido a otros procesos de fecundación asistida sin obtener un exitoso desarrollo multifulicular. Es decir, si después de la estimulación con hormonas no has producido suficientes folículos para seguir con el proceso de inseminación.

 

¿Qué ventajas ofrece la FIV en Ciclos Naturales?

Selección Natural:

Durante el proceso se elige al mejor óvulo posible, primado la calidad ante la cantidad.

Sin riesgo de:

No se produce hiperestimulación y tampoco aparece la posibilidad de un embarazo múltiple.

Sin hormonas:

Al no haber tratamiento hormonal, se minimizan los efectos secundarios que estos pueden producir.

Sin anestesia:

La punción para la extracción del óvulo es muy rápida; apenas dura un par de minutos. Por esa razón no es necesario realizarlo bajo sedación. Sin embargo, si tú prefieres que se realice, puedes hablar con el médico para valorar tu deseo. Si no hay ninguna razón que lo contraindique, se hará como tú prefieras.

Viable en varios Ciclos Naturales consecutivos:

No hay contraindicaciones para realizar varios procesos seguidos. Sin embargo, cuando ha habido 5 o 6 sin éxito de obtención un óvulo válido, el proceso suele pararse, ya que la posibilidad de conseguir el objetivo es baja.

Más económico:

Para aplicar esta técnica no es necesario comprar la medicación para la estimulación ovárica. Por esa razón el proceso es más económico.

 

Inconvenientes de la FIV en Ciclos Naturales

Efectivamente, esta técnica es más natural que cualquier estimulación ovárica que se desarrolle con hormonas.

Sin embargo, a los 5 o 6 tratamientos no exitosos, en los que no hemos conseguido ningún óvulo, se suele parar el proceso puesto que las posibilidades de conseguir nuestro objetivo son bajas.

 

Os ayudamos a decidir

Sabemos que este momento de decisión en el que os encontráis es muy importante para ambas.

Somos conscientes de que la ayuda de un especialista puede seros muy útil para decidir cuál es la técnica de reproducción asistida que mejor os va, que mejor te va.

Por eso nos gusta estar a vuestro lado en el momento de decidir qué paso dar y, también, durante el proceso en el que os vais a embarcar.

Por experiencia propia sabemos que el apoyo psicológico de alguien que ha pasado por lo mismo que tú es muy importante. Nosotras ya hemos hecho ese camino y el resultado es dos hijas preciosas que crecen sanas.

¡Podéis contar con nosotras!

 

¿Preparadas para evaluar si vais hacia una técnica de FIV en Ciclo Natural?


Lesmaternity-Metodo-ROPA-Fases

¿Qué es el Método ROPA? Estas son sus 5 fases

¿Sabes qué es el Método ROPA? ¿Conoces sus fases?

¿Por qué decimos que es el proceso favorito entre las parejas lesbianas que quieren ser madres.

Porque con él, ambas podéis ser madres biológicas del que será vuestro bebé. ¿Verdad que suena romántico?

 

Tanto si nunca has oído hablar de él como si ya has leído lo que te contamos en nuestra página de Facebook, hoy vamos a explicarte las fases del Método ROPA.

 

¿Qué es el Método ROPA?

El Método ROPA es un procedimiento de inseminación artificial por el que dos mujeres son madres biológicas del mismo bebé.

 

También se conoce como doble maternidad.

Básicamente consiste en obtener los óvulos de una mujer, fecundarlos e implantárselos a otra.

Por eso decimos que es el Método ROPA es el ideal para una pareja de lesbianas.

Ambas podéis ser madres biológicas: donante y gestante.

Si necesitas más información para saber qué es el método ROPA, te dejamos los enlaces a dos posts que hemos escrito y que te aclararán dudas:

Acerca del Método ROPA
Requisitos legales para registrar a los hijos de una pareja de lesbianas

 

¿Cuáles son las 5 fases del Método ROPA?

  1. Estimulación de los ovarios de la donante.

Como en la fecundación invitro convencional, quien hayáis decidido que es la donante de los óvulos se somete a la estimulación.

Este momento es muy íntimo y seguramente ya tenéis decidido quién de las dos lo va a hacer. Aún así, recordad que es importante que los óvulos sean de calidad.

Si aún no os habéis decidido a ser madres pero tenéis claro que haréis crecer la familia en el futuro, os recomendamos que congeléis ahora vuestros óvulos. Preguntadnos para saber cómo hacerlo.

 

  1. Extracción de los ovocitos.

Cuando los folículos tienen el tamaño adecuado y verificamos que hay suficientes ovocitos, se programa una cita para extraerlos mediante una pubción.

Se realiza en quirófano y con sedante, para que no tengas molestias. Puedes estar tranquila, porque en solo 15 minutos está todo listo.

Y, no te preocupes. Nosotras te damos seguimiento y apoyo siempre que lo necesites.

 

  1. Fecundación de los óvulos.

Una vez extraídos, se procede a la fecundación de los óvulos, con el donante de esperma que hayáis elegido (siempre es anónimo).

Los especialistas irán controlando cómo evolucionan, hasta que consideren el momento adecuado para implantarlos.

 

  1. Tratamiento hormonal de la mujer gestante.

Mientras los óvulos fecundados de la madre donante evolucionan, se prepara meticulosamente a la quien habéis decidido que será la madre gestante. El proceso tiene como finalidad estimular el endometrio para que tenga el tamaño adecuado para la recepción.

 

  1. Implantación de los embriones.

Cuando el endometrio y los óvulos fecundados están listos, se inicia el proceso de transferencia. Es decir, se implantan los embriones en el útero de la madre gestante.

Es importante resaltar que este momento es el óptimo de embriones y endometrio. Y por eso la probabilidad de embarazo es muy alta.

 

Y, listo. La doble maternidad en una pareja de madres lesbianas está conseguida gracias al Método ROPA.

 

Ahora sólo queda esperar resultados, con nervios, por supuesto.

Os hemos descrito las 5 fases del Método ROPA pero, por favor, si os quedan dudas, consultadnos.

Sabemos qué es esto porque nosotras ya hemos pasado por ello.

Venga, ¡a por ello!
¿Quién dijo que no podíais ser madres las dos del mismo bebé? ;)

 


Lesmaternity_Sentimiento_Madres_Lesbianas

¿Cómo es el sentimiento de ser madres lesbianas?

El sentimiento de ser madres o padres no es diferente en una pareja gay que en una heterosexual.

Es un instinto humano que aparece en las personas que desean descendencia. Y no importa cómo sea esa forma de maternidad o paternidad.

Igual que tampoco es distinto el sentimiento de amar a otra persona, da igual su sexo.

No te descubrimos nada nuevo si hablamos de las barreras sociales que nos quieren imponer a las lesbianas.

Por suerte, el mundo avanza y la normalidad va dando pasos en el movimiento LGTB. En unos países más que en otros; en unos temas más fácilmente que en otros.

 

En España la legislación para que una pareja de mujeres, lesbianas, sean madres, favorece la expresión abierta de esos sentimientos.

 

Gritar al mundo que queréis ser madres

No a todo el mundo le resulta igual de fácil o de difícil salir del armario.

A veces, reconocer tu homosexualidad en la propia familia puede ser más difícil que hacerlo en el grupo de amigos o de trabajo. Otras, incluso a una misma le pilla por sorpresa el sentirse atraída por otra mujer cuando ya ha pasado de los 30.

Pero si, además, tenéis que comunicar que vais a atender a vuestro sentimiento de ser madres lesbianas, la cosa se puede complicar.

 

Explicar el Método ROPA te hace sentir mejor como futura madre lesbiana

Sí, sí, el deseo de ser madre puede ser muy fuerte y puede protagonizar toda vuestra vida de pareja. ¿Para qué negarlo si lo que quieres es transmitir tu ilusión y emoción con toda la gente importante de tu alrededor?

En cuanto expliques las ventajas del Método ROPA seguro que tus padres empiezan a imaginar a su futuro nieto, o nieta, con otros ojos. Saber que su hija va a participar biológicamente en la gestación de ese pequeñín les hará implicarse más. Y vosotras, podréis contar vuestros avances durante el proceso con mucha más ilusión.

 

¿Miedo ante la inminente maternidad?

¡Por supuesto!

¿A cuántas madres, sobretodo primerizas, conoces que no tengan miedo a ser madres, a hacerlo mal?

El sentimiento de ser madres lesbianas es como cualquier otro y vosotras tenéis todo el derecho del mundo a sentir ese miedo.

Un miedo mezcla de ilusión, emoción, sentiros vivas y unidas… Por favor, ¡no se os ocurra ocultarlo ni disimularlo!

¿Sabes que en Lesmaternity tenemos dos pequñitas? ¡Una de cada una pero las dos de las dos! J

 

En definitiva, lo que os queremos transmitir hoy es que deis rienda suelta a vuestras emociones. Las emociones que se viven mientras dura el proceso de inseminación, embarazo y parto son indescriptibles. No podemos contarlo aquí.

Pero lo que sí podemos hacer es animaros a expresar vuestros deseos, a que no ocultéis vuestras sonrisas, a que toquéis la barriguita de la embarazada, a que invitéis a otras parejas a que también la toquen… J

Vivid libremente vuestro amor y disfrutar del sentimiento de ser madres lesbianas.

 

 

 


lesmaternity-mellizos

¿Mellizos? ¡Sí, por favor!

En toda inseminación artificial, también con el método ROPA, aumenta la probabilidad de que vengan mellizos.

Esto sucede porque se transfieren más de un embrión, aunque la clínica siempre intenta controlar esta posibilidad.

A muchas parejas puede asustarnos esta situación. Pero tranquilas, que no todo es tan negativo como pensamos. De hecho, es un auténtico regalo.

Es una oportunidad única que muy pocas parejas tienen la suerte de vivir.

Estas son las claves de esa situación. ¡Atención!

 

Un solo embarazo y un solo parto

Lo hemos conseguido, tendremos la parejita y en un solo parto.

Evitaremos sufrir dos periodos de embarazo.

Evitaremos todos los síntomas desagradables por duplicado: náuseas, contracciones, hinchazón

Además,  nos saldrá más económico pues será un solo proceso de inseminación, un solo embarazo gemelar y un solo gasto.

 

Nuestro bebé nunca estará solo

Con mellizos, nuestros hijos siempre tienen una compañía durante su periodo de crecimiento. Hay estudios que dicen que a los 11 años, dos hermanos habrán pasado un tercio de su tiempo libre juntos. Incluso más que con sus padres, amigos o profesores.

Gozarán de ese apoyo incondicional y continuo de su hermana o hermano, ya sea para ayudarse, hacer trastadas, quitarse juguetes… ;)

La suerte de los mellizos es que el tener la misma edad les hace compenetrarse mejor y entenderse más.

 

Unión familiar

Ya sabemos que ser dos madres del mismo sexo provoca que tengamos una conexión especial con nuestros pequeños. Querrán estar con su mamá y es porque… ¡ambas somos sus mamás gracias al método ROPA!

Nos encargaremos de que los dos estén con nosotras, sin que desarrollen preferencias por una o la otra creando un vínculo único que nos unirá más como familia.

 

Personalidad especial de los bebés

Se dice que los pequeños que tienen hermanos  son más responsables, independientes y sociables. Crecen poco a poco, teniendo siempre el apoyo de una persona de su misma edad y situación, de forma que desarrollan una serie de cualidades que otros niños no tienen. Son más pacientes pues comprenden que hay alguien más demandando atención adulta.

 

Una sola habitación

Hasta dentro de un par de años, independientemente del sexo de los mellizos, podremos tener a nuestros hijos en una misma habitación.

Nos quita el problema inicial de espacio, de mudarnos a otra casa más grande. Se reparten su cuarto y eso les ayuda en la convivencia.

En caso de que tengamos un bebe de cada sexo, tendremos una habitación de lo más divertida, ¡de carácter unisex!

 

Supermamás

Nos convertimos en expertas en bebés ya que sabremos atender a nuestros dos pequeños, en sus diversas dolencias y a la vez. Estos nos unirá como pareja, aportando estabilidad a nuestra relación.

Tener mellizos nos cambia la mentalidad. Aprendemos que es imposible ser perfecto, que no debemos darle tanta importancia a cosas que antes parecían imprescindibles y que ahora, tras este regalo, nos damos cuenta que no valían tanto.

 

Ahorro

Donde comen dos comen tres, y donde comen tres comen cuatro. Siempre es más fácil optimizar los gastos para uno más, a la vez.

Está claro que al comprar comida para nuestros pequeños podemos sacarle más partido si tenemos dos bebés, desperdiciando menos y aprovechando más

¡No nos olvidemos de los descuentos de 2X1 en muchos productos!

 

Estas son solo algunas de las ventajas que nosotras conocemos de tener mellizos.

Pero seguro que a ti se te ocurren más, bien sea por experiencia propia o de alguien cercano a ti.

Gracias por contárnoslas.

 


Testimonio de Marta y Silvia

eco_marta_silvia

 

En 2015 pensamos que era nuestro momento para ser madres.

Inocentemente pensamos que cualquier clínica de reproducción asistida en Barcelona sería válida para llevar a cabo el método ROPA (ya que en los 10 años que llevamos juntas es cómo imaginábamos nuestro proyecto de vida). ¡Qué equivocadas estábamos!

Después de comprobar que los precios eran muy parecidos y que en todas las clínicas nos explicaban que tenían experiencia en ROPA, nos decidimos por un conocido centro.

Allí empezó un tratamiento impersonal, con un equipo que se sorprendía de que prefiríesemos un ROPA a una FIV, o incluso una IA, teniendo dificultades para que nos citasen a las dos en la agenda…y dos fracasos consecutivos, sin embriones congelados.

Después de esa decepción, decidimos posponerlo, hasta 2016. Pero por casualidad, encontramos a Lesmaternity y decidimos contactar para ver en qué eran diferentes.

Al con Beatriz y después con el Dr. Zamora, decidimos que no teníamos porqué posponerlo más. Había otra manera. Un equipo profesional: recepción, contabilidad, enfermería, anestesistas, biólogas y por supuesto el ginecólogo. 

Todo han sido facilidades y la experiencia en el trato con parejas de chicas se nota. (Suponemos que en parte gracias a Lesmaternity)

En resumen, que si todo sigue yendo bien el próximo agosto seremos mamás de dos bebés, tal como deseábamos, y nos alegrará saber que Lesmaternity ha seguido ayudando a más mujeres, tal como nos ha ayudado a nosotras.

Gracias a Beatriz y a Marga.


El camino a nuestro primer embarazo (con el método ROPA)

Cristina y Rosa estrenando embarazo.

Cristina y Rosa estrenando embarazo.

Todo embarazo in vitro empieza con números, muchos números. No solo en el presupuesto, sino también en el consentimiento informado que la pareja tiene que firmar. En un primer momento, estos números pueden asustar:

  • La tasa de éxito para los embarazos por transferencia (como el ROPA) es de un 37,7%.
  • La tasa de embarazos múltiples es de 23,7% con embriones frescos (no congelados).
  • La incidencia de un aborto natural en las primeras semanas es de un 18,1% para embriones frescos (una tasa parecidas a la de los embarazos naturales).

Y aquí estábamos sentadas nosotras, con ganas de tener gemelos. Nuestra probabilidad rondaría alrededor de los 10%, menos si incluimos la incidencia de un aborto natural durante el primer embarazo.

Las características personales

Las estadísticas esconden muchos extremos, así que supongo que en la realidad nuestras probabilidades eran más altas. A diferencia de muchas mujeres que acuden a la reproducción asistida, en nuestro caso no había ningún impedimento físico. Estamos en perfecta edad fértil y no había ningún factor de riesgo o de impedimento como puede ser la edad, la tensión alta, diabetes o enfermedades de los órganos reproductivos.

Mi pareja, la dondante de los óvulos tiene 30 años con lo que sus óvulos están en excelente estado. Yo, la receptora con 33 años, desde hace años llevo una vida muy sana, así que tampoco tengo hipertensión, diabetes u otros factores de riesgo. Ni siquiera fumamos o bebemos alcohol regularmente (imagino que seremos unas madres bastante aburridas). Únicamente nos faltaba el esperma de un donante anónimo para formar una familia.

El proceso: cuidado con el cálculo de la fecha

Cuando llegamos a BcnIVF en abril le dijimos al médico que queríamos embarazarnos en mayo para que los niños nazcan en febrero. Habíamos hecho el cálculo manual: 9 meses después de Mayo llega Febrero. Lo que no sabíamos en este entonces es que la fecha de parto se calcula a partir de la última regla que son dos semanas ANTES de la fecundación. Es un detalle importante que debes tomar en cuenta si quieres manipular la fecha de nacimiento de tus hijos.

Nosotros empezamos con el tratamiento a inicios de abril. El 2 de mayo se hizo la punción para extraer los óvulos. El 3 de mayo fueron fecundados y el 7 de mayo se hizo la transferencia. Eso significa que efectivamente a partir del 7 de mayo estoy embarazada. Sin embargo, la fecha de la última regla fue el 20 de abril que es la fecha a partir del cuál se cuentan las semanas. El resultado: los niños nacerán a finales de enero (o antes, considerando que son gemelos). Para la próxima ya sabemos: los acuarios hay que fecundarlos a finales de mayo, no al inicio.

Los medicamentos

Ojalá tengas una farmacia cerca de tu casa, porque pronto conocerás a todas las dependientas de nombre. Todo empieza con la pastilla anticonceptiva para sincronizar el ciclo de la donante y la receptora. Una vez que a ambas les llega la regla, la donante empezará la estimulación ovárica. En otras palabras: tendrás que pincharte un medicamento específico durante 7-12 días cada noche para conseguir que maduren varios óvulos en vez del uno (que sería lo normal). Mientras tanto, la receptora pasa de un anticonceptivo al día a tomarse 4 pastillas de Meriestra (un medicamento para la menopausia) para preparar el útero para los embriones. Curiosamente este medicamento solo está disponible en cajas de 28 pastillas. Como te tomarás 4 (y más adelante 5) por día en vez de la dosis habitual de una, irás vaciando la despensa de tu farmacia cada dos por tres.

Dos día antes de la punción (la extracción de los óvulos), a la donante le toca otro pinchazo, esta vez en un horario exacto que varía en función del horario de la extracción que se hará dos días más tarde. Esta intervención quirúrgica se suele hacer por las mañanas, ya que se hace en ayunas y tarda apenas 15 minutos. Sin embargo, como se hace con anestesia completa, el resto del día toca descanso.

Ahora los óvulos se fecundarán y se quedarán unos días bajo observación. La donante ya puede volver a su vida normal, mientras la receptora ahora empieza convertirse en la pesadilla de la farmacia más próxima. La Meriestra aumenta a cinco pastillas por día (dos por la mañana, una al medio día, dos por la noche) y además hay que tomar dos comprimidos de Utrogestan via vaginal cada 8 horas. En combinación con el ácido fólico (obligatorio) y los complementos de hierro (si hace falta), fácilmente te tomarás entre 13 y 15 pastillas cada día durante las próximas 12-14 semanas!

Embaracémonos

Entre la extracción de los óvulos y la transferencia pasan aproximadamente cinco días. La transferencia es como una visita al ginecólogo cualquiera, con la diferencia que con una aguja enorme se implantan los embriones en tu útero. No te preocupes, no sentirás nada. Y así de repente… estáis embarazadas. Durante unos días se desaconseja correr o ir en caballo (nada de impacto para que no se caigan los embriones), pero aparte de esto podrás hacer vida normal.

Aunque, para confirmar que ha funcionado el proceso todavía tendrás que esperar otras dos semanas. Entonces se hará el test de embarazo final y una ecografía para saber sí y cuántos de los embriones han decidido hacer de tu útero su casa. Los embriones que sobraron mientras tanto están congelados por si los necesitas en otro momento. La alternativa sería donarlas a otras parejas que necesitan de esta donación para tener hijos.

El mito del “siempre te ponen tres”

Antes de empezar con el proceso de la in vitro habíamos escuchado en muchos lugares que hay tantos embarazos múltiples porque siempre se ponen dos o tres embriones. Eso es una leyenda urbana. Por ley, los centros reproductivos no pueden transferir más de 3 embriones, sin embargo esto solo se hace en casos en los que se sabe que no todos los embriones sobrevivirán, para así aumentar la posibilidad del embarazo de la mujer. O sea, si hay problemas de fertilidad, sí que ponen más que un embrión.

Sin embargo, si eres una mujer sana (y si te acoges al método ROPA, es muy probable que tu problema no sea físico), entonces te pondrán un único embrión a no ser que pidáis expresamente que os pongan dos, como lo hicimos nosotros. Nunca me hubieran puesto tres, por estar completamente sana. El riesgo de que acabe en un embarazo de trillizos sería demasiado alto.

Nosotras queríamos gemelos, y gracias al Dr. Zamora y a las chicas de LesMaternity ahora los gemelos están en camino. El acompañamiento fue muy agradable y se nota que el centro tiene mucha experiencia con parejas de mujeres, y tampoco se asustan por el deseo de un embarazo gemelar, como nos había pasado en otro centro.

Cristina y Rosa