Lesmaternity escapadas parejas lesbianas

4 escapadas para parejas de lesbianas. ¡Lo necesitamos!

El día a día, la rutina, el trabajo, la compra, las tareas domésticas…. ¡STOP!

Es necesario huir de la realidad junto a nuestra chica, tener nuestros momentos a solas, tranquilas.

Estos son los mejores planes de escapadas para parejas lesbianas, ¡toma nota!

 

Luces Navideñas

Puede ser que seas una apasionada de la Navidad y quieras poner guirnaldas hasta en el baño o puede que odies estas fechas, pero es innegable que tu ciudad es mucho más bonita con la decoración nocturna.

Una escapada para parejas lesbianas viendo las luces navideñas en plazas y calles es una de las formas que te proponemos para salir de esa rutina. Pasear juntas bajo un manto de lucecitas, buscar un mirador y observar las vistas os vendrá genial.

Además, es un momento muy adecuado para decidir qué tratamiento es el más adecuado  para ser madres. ¡Aprovechad esa buena taza de café caliente!

Así, cualquier día, podemos buscar la ocasión que nos ayudará a salir de la monotonía y reforzar nuestra pareja. Esos momentos son únicos, y en caso de que nuestro pequeño ya haya nacido, ¡todo le impresionará mucho!

 

Fin de semana rural

Si tienes la oportunidad de conseguir varios días libres, puedes huir del mundo en un fin de semana rural.

Hay cientos de hoteles en mitad de la nada, rodeados de naturaleza y llenos de actividades que te ayudarán a elegir la escapada perfecta para parejas lesbianas.

Senderismo, meditación, ciclismo o equitación son algunas de las actividades más básicas que estos centros de la tranquilidad han preparado para ti y tu pareja.

Podéis elegir los que están enfocados a gays, conocer a otras parejas como vosotras y, quién sabe, quizá ellas ya han sido madres y os pueden contar su experiencia.

 

Spa urbano

Pero si no tienes la opción de escaparte varios días, siempre te queda la opción de un spa urbano.

En mitad de la ciudad, algún ser maravilloso ha preparado baños relajantes, masajes, cabinas calentitas con vapor y aromas estupendos. Saldréis renovadas, nuevas. Son de “esas” experiencias que te ayudan a sentirte bien.

Algunos centros ofrecen también tratamientos para la piel, así como terapias, pero todo depende del presupuesto que tengamos. Es aconsejable estar en el segundo trimestre de embarazo para ir, no realizar cambios muy bruscos de temperatura y realizar cada etapa del circuito de spa en periodos cortos de tiempo.

Cada vez hay más tratamientos para embarazadas, por lo que ¡ya no hay excusa!

 

Día de compras

Una jornada completa recorriendo tiendas, viendo escaparates y comprando los mejores looks para nosotras y nuestro bebé puede ser otra terapia para desconectar. Cada vez hay más variedad, más descuentos y seguro que te queda alguna tienda nueva a la que ir.

Siempre hay algún motivo para renovar el armario: un evento a la vuelta de la esquina, cambio de temporada o quizá porque te está empezando a salir barriguita de embarazada ;)

En realidad, da igual la excusa. La cuestión es salir de casa, en pareja y pasar el día fuera.

 

Como veis hay muchas opciones, de todo tipo, que nos ayudan a encontrar esa escapada para parejas lesbianas. Y vosotras, ¿habéis decidido ya alguna? ¿Cuál es vuestra escapada favorita?


Lesmaternity_Madre_Lesbiana_Trabajo

Cómo contar que eres madre lesbiana en el trabajo y no morir en el intento

Ya eres o vas a ser madre lesbiana en el trabajo pero nadie lo sabe. Debes contarlo antes o después. Pero ¿Cuándo?

No te preocupes, que aquí te proponemos cómo dar ese paso que te lleva de cabeza, pero que te va a provocar muchas satisfacciones.

 

Naturalidad y tranquilidad

Eres lesbiana, tienes un gusto sexual diferente a la mayoría de la población; pero eso no quiere decir que seas un bicho raro. Al contrario, cada vez hay más tolerancia y respeto hacia las diferencias.

Comunicar tu orientación sexual a los demás no debe suponer un trauma para ti.

Es lógico que quieras ser madre, tengas unos planes de futuro y tener un hijo forme parte de ese futuro. Ser madre lesbiana en el trabajo debe ser cada vez más fácil y ¡estamos en proceso de conseguirlo!

 

¿Qué diferencia hay entre ser madre lesbiana en el trabajo o no serlo?

Ninguna.

El bebé tendrá una familia que lo querrá, una serie de personas que se preocuparán por él y no tendrá ningún tipo de diferencia en ese hogar.

¿Por qué debe haber diferencias? Todo es legal e incluso, se puede saber con seguridad que ese bebé será deseado y habrá un sentimiento mayor que en otros lugares.

El bebé tendrá una sensibilidad especial a los valores de tolerancia y respeto, ya que así lo demuestran muchos estudios.

 

El momento de decir que eres madre lesbiana

En mitad de una reunión, cuando están comunicando un ERE no es el instante más adecuado para comunicar nada. Ni comunicar

Sin embargo, en una quedada de compañeros de trabajo, tras una larga jornada, en una cafetería, sería el lugar ideal para dar la noticia. Un ambiente distendido, unas risas, desconectando de los temas de oficina, dar importancia a cosas que la tengan: estas comunicando el sentimiento de ser madre lesbiana en el trabajo.

Es una gran alegría para vosotras y el bebé es más que deseado. Todos se alegrarán por ti.

Aquí tienes unas cuantas entradas a nuestro blog con historias y vivencias sobre cómo les fue a otras compañeras.

 

¿Preguntas incómodas? ¡Yo controlo!

Dice un proverbio chino que “en toda crisis, hay una oportunidad”, y eso es lo que debemos hacer ante preguntas incómodas.

Hay mucho desconocimiento sobre técnicas de reproducción asistida y aún más sobre el método ROPA. El desconocimiento de tus compañeros contrasta con los conocimientos que tú les demuestras al hablar.  Este contraste hace que te vean totalmente preparada.

Todos querrán estar al tanto de las ecografías y seguir tu proceso de embarazo.

 

¿Y ahora?

Seguir adelante. A disfrutar de los días y semanas y a prepararlo todo.

Tu bebé vendrá a este mundo en un ambiente laboral estupendo. Tus compañeros lo saben y te apoyan. Tus jefes están al tanto y no debe suponer un inconveniente laboral, más allá de la propia maternidad.

Te toca comenzar a preparar todo lo necesario, y que tantas ganas tenías: , chupetes, sonajero y todo el resto de accesorios que vais a necesitar.

 

En definitiva, en el trabajo, habla sobre tu maternidad con naturalidad, tranquilidad, busca la situación adecuada y prepárate el tema.

Este es el momento que tanto tiempo has estado esperando.

Hay que enfrentarse a la realidad: eres o vas a ser madre lesbiana en el trabajo y todo saldrá genial.

Respira profundo, relájate y ¡adelante! ¡Estamos contigo!

 

¡No olvides de comentarnos cómo te fue!


Lesmaternity identidad sexual madres lesbianas

Soy madre lesbiana: ¿afecta mi orientación sexual a la identidad sexual de mi hijo?

La identidad sexual de nuestros hijos no está influenciada por la condición sexual de sus madres lesbianas.

Muchos sectores de la sociedad actual consideran que la manera más adecuada de criar a un niño es en una familia tradicional formada por una pareja heterosexual, compuesta de madre y padre. Están equivocados y te lo vamos a demostrar.

Si fuese cierto…

 

Ser heterosexual no implica no tener hijos homosexuales.

¿Qué fue primero: el huevo o la gallina? Si todas las parejas eran heterosexuales, ¿de dónde salió el primer homosexual? Estas preguntas no tienen lógica. Y el falso mito de que para criar a un niño es necesario una familia compuesta de padre y madre tampoco la tiene.

Cualquier padre o madre del pequeño se encarga de transmitirle una serie de valores, conocimientos y aprendizajes que son independientes de la orientación sexual que tienen.

De hecho, hay estudios que aseguran que aquellos hijos de madres lesbianas tienen una sensibilidad especial sobre la tolerancia y el respeto.

Una buena razón para acabar de decidiros por comenzar el proceso de fecundación ¿verdad?

Pero realmente…

 

Ser lesbiana no afecta a la identidad sexual de nuestros hijos.

Ser madre lesbiana no influye en la identidad sexual de nuestros hijos.

Así se ha comprobado en numerosos estudios realizados a lo largo de los años por diversas Universidades y asociaciones, conforme la homosexualidad era más visible y latente en la sociedad en la que se iba viviendo.

Uno de estos análisis, en concreto un estudio de la Universidad de Kentucky, EE.UU., tras analizar 106 familias formadas por lesbianas, gays y heterosexuales, concluyó que la estructura familiar no influye en la identidad sexual de los niños.

Además, demostró la idea falsa que madres lesbianas o padres gays podrían fomentar o permitir más inconformidad de género entre sus hijos.

En uno de los tests destinado a medir la habilidad pedagógica en las situaciones peliagudas, las madres lesbianas puntuaron incluso mejor que las heterosexuales.

 

La identidad sexual de nuestros hijos es suya

Nuestros hijos van a crecer en nuestro entorno y serán ellos mismos quieren resuelvan su identidad sexual.

Nadie nos dijo a nosotras a quien querer y nadie les influirá a ellos en su decisión.

Su identidad sexual será creada por ellos mismos, en función de sí mismos y sus preferencias, igual que cualquiera de nosotras elige una prenda de ropa u otra, o una comida u otra, sin haber ocurrido antes nada que intervenga en tomar esa decisión.

Poco a poco, las parejas lesbianas vamos teniendo menos trabas para conseguir la igualdad en el proceso de ser madres. Y esos son los valores de igualdad, tolerancia y humildad que tendrán nuestros hijos.

La libertad que pudimos no haber sentido en alguno de los momentos de nuestra vida será latente desde el momento en que nuestro pequeño venga al mundo. Queremos que forme su propio pensamiento, sin influencias de ningún tipo.

 

¡A por ello!

Antes que vosotras ya han pasado otras parejas de lesbianas que querían ser madres. En este mismo blog puedes leer una categoría dedicada a sus testimonios.

Una vez que todo sale adelante, la ilusión y las ganas están por encima de todo.

Queremos ser felices, en pareja, sabiendo que las dos seremos las madres de nuestros hijos, gracias al método ROPA. ¡Y, con la seguridad, de que serán libres para elegir su identidad sexual!

¿Te apuntas a ello?

 


Lesmaternity_Sentimiento_Madres_Lesbianas

¿Cómo es el sentimiento de ser madres lesbianas?

El sentimiento de ser madres o padres no es diferente en una pareja gay que en una heterosexual.

Es un instinto humano que aparece en las personas que desean descendencia. Y no importa cómo sea esa forma de maternidad o paternidad.

Igual que tampoco es distinto el sentimiento de amar a otra persona, da igual su sexo.

No te descubrimos nada nuevo si hablamos de las barreras sociales que nos quieren imponer a las lesbianas.

Por suerte, el mundo avanza y la normalidad va dando pasos en el movimiento LGTB. En unos países más que en otros; en unos temas más fácilmente que en otros.

 

En España la legislación para que una pareja de mujeres, lesbianas, sean madres, favorece la expresión abierta de esos sentimientos.

 

Gritar al mundo que queréis ser madres

No a todo el mundo le resulta igual de fácil o de difícil salir del armario.

A veces, reconocer tu homosexualidad en la propia familia puede ser más difícil que hacerlo en el grupo de amigos o de trabajo. Otras, incluso a una misma le pilla por sorpresa el sentirse atraída por otra mujer cuando ya ha pasado de los 30.

Pero si, además, tenéis que comunicar que vais a atender a vuestro sentimiento de ser madres lesbianas, la cosa se puede complicar.

 

Explicar el Método ROPA te hace sentir mejor como futura madre lesbiana

Sí, sí, el deseo de ser madre puede ser muy fuerte y puede protagonizar toda vuestra vida de pareja. ¿Para qué negarlo si lo que quieres es transmitir tu ilusión y emoción con toda la gente importante de tu alrededor?

En cuanto expliques las ventajas del Método ROPA seguro que tus padres empiezan a imaginar a su futuro nieto, o nieta, con otros ojos. Saber que su hija va a participar biológicamente en la gestación de ese pequeñín les hará implicarse más. Y vosotras, podréis contar vuestros avances durante el proceso con mucha más ilusión.

 

¿Miedo ante la inminente maternidad?

¡Por supuesto!

¿A cuántas madres, sobretodo primerizas, conoces que no tengan miedo a ser madres, a hacerlo mal?

El sentimiento de ser madres lesbianas es como cualquier otro y vosotras tenéis todo el derecho del mundo a sentir ese miedo.

Un miedo mezcla de ilusión, emoción, sentiros vivas y unidas… Por favor, ¡no se os ocurra ocultarlo ni disimularlo!

¿Sabes que en Lesmaternity tenemos dos pequñitas? ¡Una de cada una pero las dos de las dos! J

 

En definitiva, lo que os queremos transmitir hoy es que deis rienda suelta a vuestras emociones. Las emociones que se viven mientras dura el proceso de inseminación, embarazo y parto son indescriptibles. No podemos contarlo aquí.

Pero lo que sí podemos hacer es animaros a expresar vuestros deseos, a que no ocultéis vuestras sonrisas, a que toquéis la barriguita de la embarazada, a que invitéis a otras parejas a que también la toquen… J

Vivid libremente vuestro amor y disfrutar del sentimiento de ser madres lesbianas.

 

 

 


Lesmaternity_Marcas_Gayfriendly

7 marcas gayfriendly para el Orgullo Gay

Es cierto que muchas marcas deciden ponerse el calificativo de “Gayfriendly” porque somos un sector con un potencial económico teóricamente por encima de la media.

Sin embargo, seguramente esa razón no la podrían llevar adelante las empresas dirigidas por presidentes y presidentas sin la capacidad de aceptación que nuestros derechos son los mismos que los de los heterosexuales.

De cualquier modo, a nosotras nos parece que hay que dar la bienvenida a todas esas marcas porque, al final, al colectivo LGTB nos ayuda a normalizar nuestra vida.

 

Junio es el mes del Orgullo Gay y por eso hemos querido resaltar 10 marcas gayfriendly.

 

#1. FACEBOOK

El gigante de las redes sociales ha demostrado en innumerables ocasiones su apoyo hacia los homosexuales, transexuales y bisexuales.

Por su gran alcance, quizá sea una de las marcas gayfriendly más representativas.

Todas recordaréis la bandera del arcoíris que pudimos sobreponer en la foto de nuestro perfil, hace unos años. Tuvo mucho éxito y no sólo nuestro colectivo la utilizó. También todos los heterosexuales que apoyan nuestra igualdad.

Este año vuelven a la carga y han incorporado una bandera gay para que incorpores en tus reacciones. ¡Ya puedes decir que “te gusta” con ella!

Tan solo hay que hacer un “like” esta página https://www.facebook.com/LGBTQ/  y esperar unos minutos a que se active automáticamente.

 

http://www.lesmaternity.com/blog/wp-content/uploads/2017/06/Lesmaternity_Facebook_Gay_Friendly.jpg

 

 

#2. DORITOS

Doritos nos robó el corazón a las lesbianas y al resto del colectivo LGTB cuando en 2015 comercializaron Doritos Rainbow.

Muchos sectores retrógrados recriminaron a la marca que mostrara su apoyo de forma tan abierta. Incluso en EE.UU. llamaron al boicot para que no compraran sus productos.

De nada sirvió porque Doritos Rainbow siguió pisando fuerte.

Lesmaternity_Doritos_Gay_Friendly

 

#3. OREO

Hubiera sido complicado comercializar la galleta con esa altura, pero Oreo no dudó en publicarla en las redes sociales. El lema que utilizó fue “Proudly support love!” (Apoya al amor con orgullo).

Se organizó otra buena revolución digital de detractores que fueron acallados con los más de 200.000 usuarios de Facebook que hicieron un “Me Gusta”. Quizá tú fuiste una de ellas ;)

Lesmaternity_Oreo_Gay_Friendly

 

#4. MAGNUM

El mundo de los helados nos ha traído algunas joyas en forma de anuncios.

El que preparó Magnum, y que os dejamos a continuación, es una reivindicación en toda regla del derecho al matrimonio de gays y lesbianas.

¡De ahí a ser madres las dos con el método ROPA hay un paso! ;)

¿No os parece tierno? ♥

Clic para ver vídeo

 

#5. DESIGUAL

No podíamos esperar algo diferente del siguiente anuncio que os traemos. Una de las marcas más rompedoras y alternativas del mercado demuestra por qué la simpatía hacia ella suele ser recíproca.

Mirad el vídeo. ¡Seguro que os arranca una sonrisa!

Clic para ver vídeo

 

#6. COLGATE

Esta marca de dentífricos es una gayfriend reincidente en sus anuncios.

Ya en México impactó con el traslado de una pareja de chicos que es ayudada a subir el sofá por un vecino.

Ha seguido con la idea, esta vez enfocándose en las lesbianas.

En nuestra opinión quizá falta un morreo final, pero… ¿a quién crees que va alegir? Jejeje

Clic para ver vídeo

 

#7. KELLOGG’S

Si sois una pareja de mamás y ya disfrutáis de un bebé de ambas, quizá este post os ayude a decidir que cereales comprar para vuestro peque.

Kellogg’s arriesgó en su acercamiento al colectivo LGTB.

No para todo el mundo es fácil abordar la educación hacia el respeto por la diversidad introduciéndose cada mañana en el desayuno de los niños.

Pero ellos lo hicieron y por eso tienen nuestro respeto como marca gayfriendly.

Tuvieron muchísimas críticas y, de nuevo en EE.UU. promovieron un boicot para dejar de comprar sus productos.

¡Óle por la valentía de Kellogg’s!

http://www.lesmaternity.com/blog/wp-content/uploads/2017/06/Lesmaternity_Kelloggs_Gay_Friendly.jpg

 

 

#8. ¡SORPRESA!

Y para terminar este pequeño recopilatorio sobre marcas gayfriendly, os dejamos un vídeo resumen del I Congreso Empresarial e Institucional LGBT, en 2016. ¡Porque lo tenemos!

Además, en este año se ha repetido edición.

Clic para ver vídeo

 

Era complicado traeros a este post todas las marcas friendly que defienden la diversidad y el amor homosexual.

En nuestra página de Facebook solemos traeros estas novedades, como los semáforos gays que lucen en Madrid este mes.

Marcas gayfriend, ¡gracias por aydudarnos a dar un paso adelante en nuestra visibilidad y normalización!


lesmaternity-REgsitro-civil-madres-lesbianas

A las parejas lesbianas nos piden más requisitos para registrar a nuestros hijos

¿Qué te parece el título de este post?  ¿Exagerado? ¿Irreal?

La realidad es ésta:

 

En el registro civil piden más requisitos para registrar a un hijo a una pareja gay que a una hetero.

 

¿Crees que vivimos en una sociedad en la que la homosexualidad está asumida?

¿De verdad la ley nos trata por igual al colectivo LGTB que los heterosexuales?

 

Hace unos meses una pareja de lesbianas, en Denia, se negó a presentar un certificado que les pedían en el registro civil para poder registrar a su hijo.

Ese documento es algo que NO piden a la pareja heterosexual.

 

¿Qué nos piden a las madres lesbianas en el registro civil para inscribir a nuestros hijos?

Las parejas de madres lesbianas debemos entregar un documento que emite la clínica reproductiva, en el que se reconoce que la madre gestante se ha sometido a un procedimiento de reproducción asistida.

Las parejas de madres lesbianas deben estar casadas para poder registrar a sus hijos en el registro civil.

 

¿Y qué pasa con las parejas heterosexuales?

En teoría, las parejas heterosexuales que se han sometido a procedimientos de reproducción asistida también se les debería pedir este documento.

Pero la realidad no es esa.

En la práctica, los hombres no gays acuden a registrar a sus hijos y no necesitan acreditar nada. El Registro Civil da por supuesta la paternidad del que dice, verbalmente, ser el padre.

Increíblemente, no se cuestiona su paternidad y sí nuestra doble maternidad. (Recordad que, además, debemos estar casadas para poder reconocer a nuestros hijos). Un hombre que no sea el padre biológico puede reconocer a un hijo como tal, sin más, sin ningún documento que aportar.

 

¿Por qué a nosotras sí?

El hecho es que la Ley 14/2006 de Técnicas de Reproducción Humana Asistida no nos obliga a presentar dicho certificado. Pero la realidad es que si no lo haces, no puedes registrar a tu hijo.

¿Puede prevalecer la interpretación particular de una persona frente a la textualidad de una Ley?

Lo cierto es que son pocos los funcionarios que no solicitan “el papel”. A nosotras mismas nos pasó en Barcelona. Tuvimos mil complicaciones que os contaremos en otro post.

 

Inscripción telemática

Cuenta una de las madres de Denia que intentó inscribir a su hijo desde el hospital, por vía telemática. Pero le fue imposible porque el sistema no reconocía a dos madres.

Un irritante mensaje le aparecía cada vez que lo intentaba: “caso de exclusión no especificado”.

Exclusión”.

¿Cómo te sentirías si excluyen a tu familia, a tu hijo o a ti, solo porque sois dos madres lesbianas?

 

Nos queda mucho camino a las madres lesbianas y al colectivo LGTB para poder inscribir a nuestros hijos en el registro civil.

Pero seguiremos luchando por nuestra igualdad, por nuestro amor.

 

¿Te has encontrado con una situación similar o conoces a alguien que la haya vivido?
¿Nos la cuentas?

 

 

 

 

 


lesmaternity-hijos-lesbianas

No, tener madres y padres homosexuales no perjudica a los hijos

En sectores tradicionales aún hay quien afirma que tener madres y padres homosexuales perjudica la educación de los hijos.

¿Lo has escuchado en alguna ocasión?

Evidentemente, estas afirmaciones son puramente gratuitas, ya que los estudios científicos no abalan que esto suceda.

¿A cuántos hijos de padres y madres homosexuales conoces? ¿Cuántos de ellos han sufrido trastornos provocados por la orientación sexual de sus progenitores?

Nosotras, en Lesmaternity, llevamos tiempo haciendo que se cumpla el deseo de parejas lesbianas de ser madres con diferentes tratamientos.

Hoy, algunos de esos niños y niñas tienen varios años y podemos decir que son tan sanos como nosotras lo fuimos con nuestros padres heterosexuales.

El modelo de familia ideal sigue basándose en ideas retrógradas en la que no se admite nada que no sea un padre y una madre. Y eso va más allá de la homosexualidad.

El núcleo familiar monoparental tampoco se ve con buenos ojos. Y es curioso ver cómo gran parte de la sociedad puede admitir estas realidades pero no reflejarlas en una legislación igualitaria.

Las adopciones son más dificultosas para estos colectivos que para la pareja tradicional heterosexual, más si subyace el miedo de que los padres y madres gays puedan cambiar la polaridad sexual de ese niño y “convertirlo” en homosexual.

Por suerte, las mujeres lesbianas podemos decidir ser madres por nosotras mismas, a través de los diferentes métodos de fecundación. Ellos lo tienen más complicado, sobre todo si son gays.

 

3 estudios que manifiestan igualdad

Años 70, California
Judith Rich Harris estudió  varios modelos de familia inhabituales y su conclusión fue que ninguno de los hijos que tenían mostraban alteraciones emocionales o comportamentales que pudieran relacionarse con la identidad sexual de sus padres.

Juguetes, EE.UU

Posteriormente se estudiaron los juguetes que utilizaban los hijos de madres lesbianas y padres gays. Se resolvió que todos ellos nombraban y jugaban con los mismos que los hijos de padres heterosexuales.

Ambos grupos también coincidían en señalar los mismos super héroes.

Lesbianas, San Francisco

Patterson estudió a 37 parejas de madres lesbianas y las conclusiones fueron las mismas que en los anteriores, excepto en una cosa:

Las madres lesbianas resolvían mejor que las heterosexuales las situaciones peliagudas que generaban sus hijos.

Además de esto, se vio que los niños mantenían una buena relación con sus abuelos en los dos grupos, homos y heteros.

 

Conclusión

Quizá algunas lesbianas seamos menos femeninas que una mujer heterosexual, pero no siempre. Muchas tenemos los mismos hábitos que son reconocidos en la sociedad como ideales para las mujeres.

Y eso, no convierte a nuestros hijos en afeminados y en gays.

De la misma forma que ocurre en parejas heterosexuales, la feminidad o masculinidad de un niño no lo determina si sus padres o madres son homosexuales..

Igual ocurre con las parejas formadas por hombres, a los que se les atribuye, de forma genérica, rasgos afeminados, independientemente de si es así. Sus hijos serán gays o no, sus hijas se maquillarán más o menos, en función de la habilidad de los padres en educarlos, no en su condición sexual.

Ninguno de los estudios ha concluido que exista un mayor número de niños homosexuales si sus padres lo son.

 

En definitiva, que un niño o niña sufra alteraciones emocionales o comportamentales, tiene que ver con numerosas variables sociales, personales, educacionales y genéticas. Pero no existe relación con la sexualidad de sus madres o padres.

Será la habilidad de estos la que determine la educación de su hijo, ya sean padres homosexuales o heterosexuales.

 

Y tú, ¿conoces alguna situación en la que se haya relacionado o insinuado un mal comportamiento de un niño con la sexualidad de sus padres o madres homosexuales?

 


Colegio para madres lesbianas

Elegir colegio para hijos de madres lesbianas

Uno de los principales dilemas a los que se enfrentan las madres lesbianas es qué colegio es el mejor para sus hijos.

La felicidad de ser madres ambas da paso a la etapa en la que la educación de nuestro hijo-a es protagonista.

Cuando disteis el paso de ser madres, quizá a través del Método ROPA, seguramente ya habíais hablado de cómo educar a vuestro hijo-a.

Sin embargo, la educación de nuestros hijos no solo depende de nosotras y nuestras familias. Los amigos y la sociedad son fundamentales a la hora de transmitir valores. Pero aún hay un personaje más importante: el colegio.

 

¿Cómo elegir un colegio para los hijos de madres lesbianas?

 

Pasados los permisos de maternidad y en ausencia de abuelos, nuestros hijos pasan la mayor parte de su tiempo en la guardería, primero, y en el colegio, después.

En él interaccionan con otros niños y en él aprenden las primeras pautas de convivencia, las que determinarán su vida.

 

Homofobia en los colegios

Con demasiada frecuencia escuchamos noticias de colegios que no han admitido a niños sólo porque sus padres o madres son gays.

Las familias LGTB seguimos discriminadas por nuestra orientación sexual. Y en los años de escolarización, son nuestros hijos los que lo sufren.

 

Tolerancia en los colegios: la clave

Como madre lesbiana, ¿qué preguntas te haces a la hora de elegir un colegio para tu hijo-a?

Más allá de si es bilingüe, está cerca de casa o si es público o concertado, seguramente te preocupa que tu hijo-a no sufra ningún tipo de discriminación o acoso por el hecho de tener dos madres.

 

Por eso, el respeto a la persona y la tolerancia por las circunstancias y sus decisiones, es una de las claves que te permitirá decidirte por un colegio u otro.

 

Ya sabemos que la ley protege a las familias LGTB ante discriminaciones obvias y demostrables. Pero, ¿qué ocurre en las aulas, qué actitud toma la directiva de un colegio? ¿Cuáles son los valores reales que están enseñando a nuestros hijos-as? ¿Los profesores normalizan la situación de nuestro hijo-a ante los compañeros de clase?

Para responder a estas preguntas, claves para que, como madres lesbianas, elijáis un colegio para vuestro pequeño-a, se hace necesaria una entrevista con el director o directora.

También puede ser una buena idea aprovechar el día de puertas abiertas que muchos colegios hacen antes de las fechas de inscripción de los futuros alumnos.

Podéis acudir a este evento y relacionaros abiertamente con los padres y madres del resto de niños con los que se encontrará vuestro hijo-a.

Desafortunadamente, estamos acostumbradas a detectar la homofobia en la primera frase que otra persona dice sobre la sexualidad. Por tanto, sabréis enseguida si ese colegio es el adecuado para vosotras.

 

Incluso si os acabáis de quedar embarazadas, sabemos que es un tema delicado que os preocupa. En algún momento habrá que tomar decisiones.

A algunas de las parejas que han cumplido su sueño de ser madres con Lesmaternity pronto les llegará el momento de decidir.

Pero, sin duda, todo lo que rodea al colectivo LGTB nos afecta a los homosexuales, seamos, padres, madres o no nos lo planteemos.

Por eso todos debemos seguir luchando por la igualdad en los colegios.

 

Una educación tolerante hoy es una sociedad tolerante mañana.

 

Y tú, ¿qué crees que debes tener en cuenta para que las madres lesbianas elijan un buen colegio para sus hijos-as?


madres lesbianas, método ropa

3 beneficios para madres lesbianas con el método ROPA

Ser madres lesbianas es posible gracias al método ROPA y, sin duda, aporta grandes beneficios a la pareja.

La maternidad compartida es un proyecto de pareja que siempre llena de entusiasmo.

Es un punto de unión más entre vosotras que genera un amor que os fortalece y llena de las energías necesarias para empezar el proceso.

 

Hace tiempo explicábamos en este blog en qué consiste esta forma de fecundación.

Te resumimos en 3 pasos en qué consiste el método ROPA para una pareja de lesbianas que desean ser madres:

  1. Una de las vosotras comienza con el proceso de una fecundación invitro clásica.
  2. Los óvulos que se obtienen se fecundan con el esperma del donante.
  3. Una vez fecundados se transfieren a la pareja.

¿Tienes ya en la cabeza algún beneficio de este proceso? Te invitamos a que nos lo expliques en los comentarios.

Nosotras, te contamos algunos de ellos:

  1. Las dos vais a ser madres a partes iguales.

Tenderéis el mismo nivel de implicación biológica: una con la aportación de óvulos y la otra con la gestación del bebé.

Imaginad por un momento la sensación de que ambas podáis ser madres. Nosotras sonreímos al hacerlo.

  1. Mayor aceptación familiar del bebé que venga

Aunque vuestra familia tenga perfectamente aceptada vuestra homosexualidad y el deseo de que seáis madres, no en todas es así.

Supón que una de vosotras se queda embarazada por fecundación convencional. Sería posible que la familia de la otra no llevara demasiado bien que su hija no haya participado biológicamente en la formación de su nieto.

Con el método ROPA saben que las dos vais a ser una pareja de madres lesbianas y su nieto, o nietos,  siempre será “igual de suyo” que de sus “consuegros”.

 

  1. Técnica implantada entre los médicos

En España se está practicando el método ROPA desde el año 2005, año de aprobación de la ley que lo permite.

Por tanto, son más de 10 años los que los médicos llevan ejecutando este tratamiento entre madres lesbianas.

Así que, si tenías dudas de si esta práctica es habitual para ellos, seguro que ya se te han disipado.

 

Si decidís emprender este camino ya sabéis algunos de los obstáculos que os encontraréis al educar a vuestro pequeño.

Pero la ilusión y las emociones de ser madres lesbianas no os las quita nadie. Porque el instinto de maternidad no entiende de orientación sexual. Es igual para todas las mujeres.

El método ROPA te permite compartir este fantástico sueño con tu pareja. Os permite ser madres lesbianas.

¡Adelante, el mundo es también para vosotras!


2017-01-04-Lesmaternity

7 deseos de madres lesbianas para los Reyes Magos

Desde que éramos pequeñas pensábamos que los Reyes Magos podían proporcionarnos todo lo que quisiéramos.

Hoy, las cosas han cambiado.

Pero, de vez en cuando, no viene mal elaborar una lista con aquellas cosas que las parejas lesbianas que queremos ser madres les pediríamos. Son regalos originales, únicos y casi imposibles, pero, ¿por qué no?

 

1.- Cámara de fotos ecográfica

La imagino con aspecto de cámara de fotos réflex, con su objetivo, claro. En las fotos podremos ver a nuestro bebé mientras una de nosotras lo gesta, gracias al método ROPA.
Ver la evolución día tras día, cómo poco a poco va formándose su cuerpo… ¡sería espectacular!

2.- Kit lésbico del amor

Este artículo de nuestra lista es más real. Se trata de un “kit lésbico del amor”, para olvidarnos de los problemas y darnos cariño la una a la otra. Preparamos unos cuantos  lubricantes, vibrador con lengua, perfume con feromonas, unas velas, un antifaz… ¡No habrá quien se aburra en esa habitación!

3.- Un giratiempo

Adelantar o atrasar el tiempo estaría en nuestras  manos, como si fueramos  Harry Potter. Sería maravilloso adelantar el  embarazo hasta el momento en que nazca nuestro bebe, tras habernos asesorado antes. Nueve meses pueden hacerse muy largos cuando llevas tanto tiempo esperando.
¿Adelantamos el reloj un poquito?

 

4.- Una novia

Si, también estaría bien. Una compañera de viaje, de vida, que siempre esté presente. A los Reyes Magos no les va a gustar la idea de raptar a ninguna lesbiana, pero una novia de plástico siempre puede ser una opción.

 

5.- Burbuja de la ausencia

Imagina que estás viendo una película en familia y te apetece disfrutar de un  ratito de amor lésbico con tu pareja.
¡Es el momento de la burbuja de la ausencia!
Se trataría de una burbuja que nos cubrirá a las dos. Incluiría una capa de invisibilidad y un silenciador. Además, también podríamos usarlo en el cine, tomando una copa o vete tú saber dónde.

¡Es perfecto! No hay más preguntas, su señoría.

 

6.- Kamasutra lésbico ilustrado

¡El kamasutra lésbico no puede faltar!

Además de mejorar la diversión sexual entre nosotras, mejoraremos la elasticidad, la actividad física nos dejará una bonita figura y seguro que descubrimos muchos rincones que no conocíamos.
¡El nuevo libro de cabecera!

 

7.- Repelente de personas

Es odioso que te persiga esa ex por toda la discoteca, o ese tío que parece no enterarse de que tu amiga es tu pareja. ¡Soy lesbiana, chaval!

Llega el momento de echar mano del repelente de personas.

Con sólo pulverizar sobre ese/a pesado/a, con discreción, se alejarán de ti ipso facto.
¿Quién no querría uno?

 

Imagina cómo viviríamos con estos 7 maravillosos objetos.

Nuestra vida en pareja sería totalmente diferente, mejorando a nivel personal, sexual y social.

Aún recuerdo que de pequeña solo me traían princesas, mientras jugaba a escondidas con los action man de mis hermanos mayores.

 

¿Qué regalo añadiríais a nuestra lista?

¿Vosotras también hacíais que la Barbie fuera lesbiana y el Ken gay?