Cómo contar que eres madre lesbiana en el trabajo y no morir en el intento

Ya eres o vas a ser madre lesbiana en el trabajo pero nadie lo sabe. Debes contarlo antes o después. Pero ¿Cuándo?

No te preocupes, que aquí te proponemos cómo dar ese paso que te lleva de cabeza, pero que te va a provocar muchas satisfacciones.

 

Naturalidad y tranquilidad

Eres lesbiana, tienes un gusto sexual diferente a la mayoría de la población; pero eso no quiere decir que seas un bicho raro. Al contrario, cada vez hay más tolerancia y respeto hacia las diferencias.

Comunicar tu orientación sexual a los demás no debe suponer un trauma para ti.

Es lógico que quieras ser madre, tengas unos planes de futuro y tener un hijo forme parte de ese futuro. Ser madre lesbiana en el trabajo debe ser cada vez más fácil y ¡estamos en proceso de conseguirlo!

 

¿Qué diferencia hay entre ser madre lesbiana en el trabajo o no serlo?

Ninguna.

El bebé tendrá una familia que lo querrá, una serie de personas que se preocuparán por él y no tendrá ningún tipo de diferencia en ese hogar.

¿Por qué debe haber diferencias? Todo es legal e incluso, se puede saber con seguridad que ese bebé será deseado y habrá un sentimiento mayor que en otros lugares.

El bebé tendrá una sensibilidad especial a los valores de tolerancia y respeto, ya que así lo demuestran muchos estudios.

 

El momento de decir que eres madre lesbiana

En mitad de una reunión, cuando están comunicando un ERE no es el instante más adecuado para comunicar nada. Ni comunicar

Sin embargo, en una quedada de compañeros de trabajo, tras una larga jornada, en una cafetería, sería el lugar ideal para dar la noticia. Un ambiente distendido, unas risas, desconectando de los temas de oficina, dar importancia a cosas que la tengan: estas comunicando el sentimiento de ser madre lesbiana en el trabajo.

Es una gran alegría para vosotras y el bebé es más que deseado. Todos se alegrarán por ti.

Aquí tienes unas cuantas entradas a nuestro blog con historias y vivencias sobre cómo les fue a otras compañeras.

 

¿Preguntas incómodas? ¡Yo controlo!

Dice un proverbio chino que “en toda crisis, hay una oportunidad”, y eso es lo que debemos hacer ante preguntas incómodas.

Hay mucho desconocimiento sobre técnicas de reproducción asistida y aún más sobre el método ROPA. El desconocimiento de tus compañeros contrasta con los conocimientos que tú les demuestras al hablar.  Este contraste hace que te vean totalmente preparada.

Todos querrán estar al tanto de las ecografías y seguir tu proceso de embarazo.

 

¿Y ahora?

Seguir adelante. A disfrutar de los días y semanas y a prepararlo todo.

Tu bebé vendrá a este mundo en un ambiente laboral estupendo. Tus compañeros lo saben y te apoyan. Tus jefes están al tanto y no debe suponer un inconveniente laboral, más allá de la propia maternidad.

Te toca comenzar a preparar todo lo necesario, y que tantas ganas tenías: , chupetes, sonajero y todo el resto de accesorios que vais a necesitar.

 

En definitiva, en el trabajo, habla sobre tu maternidad con naturalidad, tranquilidad, busca la situación adecuada y prepárate el tema.

Este es el momento que tanto tiempo has estado esperando.

Hay que enfrentarse a la realidad: eres o vas a ser madre lesbiana en el trabajo y todo saldrá genial.

Respira profundo, relájate y ¡adelante! ¡Estamos contigo!

 

¡No olvides de comentarnos cómo te fue!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>