4 escapadas para parejas de lesbianas. ¡Lo necesitamos!

El día a día, la rutina, el trabajo, la compra, las tareas domésticas…. ¡STOP!

Es necesario huir de la realidad junto a nuestra chica, tener nuestros momentos a solas, tranquilas.

Estos son los mejores planes de escapadas para parejas lesbianas, ¡toma nota!

 

Salida culinaria

Las fiestas, los puentes o cualquier fin de semana (cualquier excusa nos sirve para salir de casa juntas) son una fantástica ocasión para que podamos huir ese día a día que nos tiene sumergidas en una apatía que aburre.

Las parejas a veces necesitamos estar solas. las amistades son geniales. ¡Y la familia! Pero una escapada romántica para 2 renueva el corazón y el deseo.  Y más si necesitáis tomar decisiones y celebrarlas: es un momento muy adecuado para decidir qué tratamiento es el más adecuado  para ser madres. ¡Aprovechad esa comida o vermut sin compañía!

Aunque si decidís uniros a otras amigas, seguro que la diversión está asegurada.

Podéis consultar opiniones de otras personas para saber esos lugares gayfriendly. Nosotras os recomendamos el blog de Lesbianas Viajeras, donde detallan sus experiencias y recomiendan dónde podemos ir.

Probad ese producto típico de la zona. Por ejemplo, la ratafía de La Garrotxa o el aceite del Baix Ebre.

¡Que aproveche!

 

Fin de semana rural

Si tienes la oportunidad de conseguir varios días libres, puedes huir del mundo en un fin de semana rural.

Hay cientos de hoteles en mitad de la nada, rodeados de naturaleza y llenos de actividades que te ayudarán a elegir la escapada perfecta para parejas lesbianas.

Senderismo, meditación, ciclismo o equitación son algunas de las actividades más básicas que estos centros de la tranquilidad han preparado para ti y tu pareja.

Podéis elegir los que están enfocados a gays, conocer a otras parejas como vosotras y, quién sabe, quizá ellas ya han sido madres y os pueden contar su experiencia.

 

Spa urbano

Pero si no tienes la opción de escaparte varios días, siempre te queda la opción de un spa urbano.

En mitad de la ciudad, algún ser maravilloso ha preparado baños relajantes, masajes, cabinas calentitas con vapor y aromas estupendos. Saldréis renovadas, nuevas. Son de “esas” experiencias que te ayudan a sentirte bien.

Algunos centros ofrecen también tratamientos para la piel, así como terapias, pero todo depende del presupuesto que tengamos. Es aconsejable estar en el segundo trimestre de embarazo para ir, no realizar cambios muy bruscos de temperatura y realizar cada etapa del circuito de spa en periodos cortos de tiempo.

Cada vez hay más tratamientos para embarazadas, por lo que ¡ya no hay excusa!

 

Día de compras

Una jornada completa recorriendo tiendas, viendo escaparates y comprando los mejores looks para nosotras y nuestro bebé puede ser otra terapia para desconectar. Cada vez hay más variedad, más descuentos y seguro que te queda alguna tienda nueva a la que ir.

Siempre hay algún motivo para renovar el armario: un evento a la vuelta de la esquina, cambio de temporada o quizá porque te está empezando a salir barriguita de embarazada ;)

En realidad, da igual la excusa. La cuestión es salir de casa, en pareja y pasar el día fuera.

 

Como veis hay muchas opciones, de todo tipo, que nos ayudan a encontrar esa escapada para parejas lesbianas. Y vosotras, ¿habéis decidido ya alguna? ¿Cuál es vuestra escapada favorita?


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>