madres lesbianas, método ropa

3 beneficios para madres lesbianas con el método ROPA

Ser madres lesbianas es posible gracias al método ROPA y, sin duda, aporta grandes beneficios a la pareja.

La maternidad compartida es un proyecto de pareja que siempre llena de entusiasmo.

Es un punto de unión más entre vosotras que genera un amor que os fortalece y llena de las energías necesarias para empezar el proceso.

 

Hace tiempo explicábamos en este blog en qué consiste esta forma de fecundación.

Te resumimos en 3 pasos en qué consiste el método ROPA para una pareja de lesbianas que desean ser madres:

  1. Una de las vosotras comienza con el proceso de una fecundación invitro clásica.
  2. Los óvulos que se obtienen se fecundan con el esperma del donante.
  3. Una vez fecundados se transfieren a la pareja.

¿Tienes ya en la cabeza algún beneficio de este proceso? Te invitamos a que nos lo expliques en los comentarios.

Nosotras, te contamos algunos de ellos:

  1. Las dos vais a ser madres a partes iguales.

Tenderéis el mismo nivel de implicación biológica: una con la aportación de óvulos y la otra con la gestación del bebé.

Imaginad por un momento la sensación de que ambas podáis ser madres. Nosotras sonreímos al hacerlo.

  1. Mayor aceptación familiar del bebé que venga

Aunque vuestra familia tenga perfectamente aceptada vuestra homosexualidad y el deseo de que seáis madres, no en todas es así.

Supón que una de vosotras se queda embarazada por fecundación convencional. Sería posible que la familia de la otra no llevara demasiado bien que su hija no haya participado biológicamente en la formación de su nieto.

Con el método ROPA saben que las dos vais a ser una pareja de madres lesbianas y su nieto, o nietos,  siempre será “igual de suyo” que de sus “consuegros”.

 

  1. Técnica implantada entre los médicos

En España se está practicando el método ROPA desde el año 2005, año de aprobación de la ley que lo permite.

Por tanto, son más de 10 años los que los médicos llevan ejecutando este tratamiento entre madres lesbianas.

Así que, si tenías dudas de si esta práctica es habitual para ellos, seguro que ya se te han disipado.

 

Si decidís emprender este camino ya sabéis algunos de los obstáculos que os encontraréis al educar a vuestro pequeño.

Pero la ilusión y las emociones de ser madres lesbianas no os las quita nadie. Porque el instinto de maternidad no entiende de orientación sexual. Es igual para todas las mujeres.

El método ROPA te permite compartir este fantástico sueño con tu pareja. Os permite ser madres lesbianas.

¡Adelante, el mundo es también para vosotras!