lesmaternity-mellizos

¿Mellizos? ¡Sí, por favor!

En toda inseminación artificial, también con el método ROPA, aumenta la probabilidad de que vengan mellizos.

Esto sucede porque se transfieren más de un embrión, aunque la clínica siempre intenta controlar esta posibilidad.

A muchas parejas puede asustarnos esta situación. Pero tranquilas, que no todo es tan negativo como pensamos. De hecho, es un auténtico regalo.

Es una oportunidad única que muy pocas parejas tienen la suerte de vivir.

Estas son las claves de esa situación. ¡Atención!

 

Un solo embarazo y un solo parto

Lo hemos conseguido, tendremos la parejita y en un solo parto.

Evitaremos sufrir dos periodos de embarazo.

Evitaremos todos los síntomas desagradables por duplicado: náuseas, contracciones, hinchazón

Además,  nos saldrá más económico pues será un solo proceso de inseminación, un solo embarazo gemelar y un solo gasto.

 

Nuestro bebé nunca estará solo

Con mellizos, nuestros hijos siempre tienen una compañía durante su periodo de crecimiento. Hay estudios que dicen que a los 11 años, dos hermanos habrán pasado un tercio de su tiempo libre juntos. Incluso más que con sus padres, amigos o profesores.

Gozarán de ese apoyo incondicional y continuo de su hermana o hermano, ya sea para ayudarse, hacer trastadas, quitarse juguetes… ;)

La suerte de los mellizos es que el tener la misma edad les hace compenetrarse mejor y entenderse más.

 

Unión familiar

Ya sabemos que ser dos madres del mismo sexo provoca que tengamos una conexión especial con nuestros pequeños. Querrán estar con su mamá y es porque… ¡ambas somos sus mamás gracias al método ROPA!

Nos encargaremos de que los dos estén con nosotras, sin que desarrollen preferencias por una o la otra creando un vínculo único que nos unirá más como familia.

 

Personalidad especial de los bebés

Se dice que los pequeños que tienen hermanos  son más responsables, independientes y sociables. Crecen poco a poco, teniendo siempre el apoyo de una persona de su misma edad y situación, de forma que desarrollan una serie de cualidades que otros niños no tienen. Son más pacientes pues comprenden que hay alguien más demandando atención adulta.

 

Una sola habitación

Hasta dentro de un par de años, independientemente del sexo de los mellizos, podremos tener a nuestros hijos en una misma habitación.

Nos quita el problema inicial de espacio, de mudarnos a otra casa más grande. Se reparten su cuarto y eso les ayuda en la convivencia.

En caso de que tengamos un bebe de cada sexo, tendremos una habitación de lo más divertida, ¡de carácter unisex!

 

Supermamás

Nos convertimos en expertas en bebés ya que sabremos atender a nuestros dos pequeños, en sus diversas dolencias y a la vez. Estos nos unirá como pareja, aportando estabilidad a nuestra relación.

Tener mellizos nos cambia la mentalidad. Aprendemos que es imposible ser perfecto, que no debemos darle tanta importancia a cosas que antes parecían imprescindibles y que ahora, tras este regalo, nos damos cuenta que no valían tanto.

 

Ahorro

Donde comen dos comen tres, y donde comen tres comen cuatro. Siempre es más fácil optimizar los gastos para uno más, a la vez.

Está claro que al comprar comida para nuestros pequeños podemos sacarle más partido si tenemos dos bebés, desperdiciando menos y aprovechando más

¡No nos olvidemos de los descuentos de 2X1 en muchos productos!

 

Estas son solo algunas de las ventajas que nosotras conocemos de tener mellizos.

Pero seguro que a ti se te ocurren más, bien sea por experiencia propia o de alguien cercano a ti.

Gracias por contárnoslas.

 


2017-01-04-Lesmaternity

7 deseos de madres lesbianas para los Reyes Magos

Desde que éramos pequeñas pensábamos que los Reyes Magos podían proporcionarnos todo lo que quisiéramos.

Hoy, las cosas han cambiado.

Pero, de vez en cuando, no viene mal elaborar una lista con aquellas cosas que las parejas lesbianas que queremos ser madres les pediríamos. Son regalos originales, únicos y casi imposibles, pero, ¿por qué no?

 

1.- Cámara de fotos ecográfica

La imagino con aspecto de cámara de fotos réflex, con su objetivo, claro. En las fotos podremos ver a nuestro bebé mientras una de nosotras lo gesta, gracias al método ROPA.
Ver la evolución día tras día, cómo poco a poco va formándose su cuerpo… ¡sería espectacular!

2.- Kit lésbico del amor

Este artículo de nuestra lista es más real. Se trata de un “kit lésbico del amor”, para olvidarnos de los problemas y darnos cariño la una a la otra. Preparamos unos cuantos  lubricantes, vibrador con lengua, perfume con feromonas, unas velas, un antifaz… ¡No habrá quien se aburra en esa habitación!

3.- Un giratiempo

Adelantar o atrasar el tiempo estaría en nuestras  manos, como si fueramos  Harry Potter. Sería maravilloso adelantar el  embarazo hasta el momento en que nazca nuestro bebe, tras habernos asesorado antes. Nueve meses pueden hacerse muy largos cuando llevas tanto tiempo esperando.
¿Adelantamos el reloj un poquito?

 

4.- Una novia

Si, también estaría bien. Una compañera de viaje, de vida, que siempre esté presente. A los Reyes Magos no les va a gustar la idea de raptar a ninguna lesbiana, pero una novia de plástico siempre puede ser una opción.

 

5.- Burbuja de la ausencia

Imagina que estás viendo una película en familia y te apetece disfrutar de un  ratito de amor lésbico con tu pareja.
¡Es el momento de la burbuja de la ausencia!
Se trataría de una burbuja que nos cubrirá a las dos. Incluiría una capa de invisibilidad y un silenciador. Además, también podríamos usarlo en el cine, tomando una copa o vete tú saber dónde.

¡Es perfecto! No hay más preguntas, su señoría.

 

6.- Kamasutra lésbico ilustrado

¡El kamasutra lésbico no puede faltar!

Además de mejorar la diversión sexual entre nosotras, mejoraremos la elasticidad, la actividad física nos dejará una bonita figura y seguro que descubrimos muchos rincones que no conocíamos.
¡El nuevo libro de cabecera!

 

7.- Repelente de personas

Es odioso que te persiga esa ex por toda la discoteca, o ese tío que parece no enterarse de que tu amiga es tu pareja. ¡Soy lesbiana, chaval!

Llega el momento de echar mano del repelente de personas.

Con sólo pulverizar sobre ese/a pesado/a, con discreción, se alejarán de ti ipso facto.
¿Quién no querría uno?

 

Imagina cómo viviríamos con estos 7 maravillosos objetos.

Nuestra vida en pareja sería totalmente diferente, mejorando a nivel personal, sexual y social.

Aún recuerdo que de pequeña solo me traían princesas, mientras jugaba a escondidas con los action man de mis hermanos mayores.

 

¿Qué regalo añadiríais a nuestra lista?

¿Vosotras también hacíais que la Barbie fuera lesbiana y el Ken gay?