¿Qué es la estimulación ovárica?

Cuando ya habéis decidido que queréis ser mamás, puede que os estrese los tratamientos a los que os tendréis que someter. Cuando más información tengáis de los procesos, de los síntomas etc…seguro que os sentiréis más tranquilas. ¿Queréis saber más sobre la estimulación ovárica?

¿Qué es la ovulación?

La ovulación espontánea de las mujeres es uno de los procesos del ciclo menstrual que se inicia con la regla y culmina unos 14 días después. En este proceso solo un óvulo madurará y podrá ser fecundado. La reserva ovárica es la cantidad de óvulos que tiene una mujer en un momento concreto y que marca su fertilidad.

¿Qué es la estimulación ovárica?

Es una técnica que se usa para aumentar el número de óvulos en las mujeres que se someten a técnicas de reproducción asistida como inseminación artificial o fecundación in vitro con óvulos propios. También se utiliza para congelar óvulos o para donar óvulos.

Consiste en la administración controlada y personalizada, de hormonas a través de inyecciones con el objetivo de que el máximo número de óvulos posible que comienzan a madurar en el ciclo, lo consigan.

Si se trata de un proceso de fecundación in vitro, se podrá obtener entre 6 y 15 óvulos, que se tendrán que extraer en un estadio de maduración avanzado pero antes de que la mujer ovule espontáneamente. Si se trata de un proceso de inseminación artificial, la estimulación es más suave e intenta asegurar la ovulación de uno o dos óvulos.

¿Cuál es el tratamiento?

El tratamiento consiste en administra fármacos que sustituyen la acción de las hormonas que naturalmente ejercen su función sobre el ovario y favorecen la maduración de los óvulos y persigue:

  • La Maduración del óvulo: el tratamiento con hormonas permite el desarrollo de uno o más óvulos maduros.
  • La ovulación: el  tratamiento hormonal permite desencadenar la ovulación de forma controlada y controlar el ciclo natural de forma exógena.

Durante el tratamiento se realizan multitud de controles médicos para valorar la respuesta al tratamiento.

¿Tiene efectos secundarios?

El tratamiento hormonal no suele tener riesgos para las mujeres, pero si puede tener efectos secundarios que normalmente son ligeras molestias (similares a las de la menstruación): Entre los síntomas más habituales están la hinchazón abdominal (no un aumento de peso), sensibilidad en los senos, sensación de presión en los ovarios, malestar o mareo.

A pesar de los estrictos controles médicos que se llevan a cabo, pero puede ocurrir:

  • el síndrome de hiperestimulación ovárica (SHO): los folículos que se producen son más grandes de lo normal.
  • Se incrementan las posibilidades de tener embarazos múltiples.

Normalmente al día siguiente, la mayoría de las mujeres pueden reanudar al día siguiente sus actividades habituales. Los síntomas bajan a partir de la punción ovárica.

Es normal que estés estresada cuando vas a comenzar un tratamiento hormonal. Es bueno, tener una vida sana y practicar deportes poco lesivos (como nadar, pilates o andar), hay muchos tratamientos naturales también que te pueden ayudar, siempre con la supervisión de tu médico.

Y ya sabéis, que para cualquier duda, solo tenéis que escribidnos!

¿Cómo responder a preguntas incómodas?

Queréis ser madres lesbianas y puede que os asusten algunas posibles reacciones de vuestro entorno: familia, amigos o compañeros de trabajo.

Otras muchas parejas de lesbianas ya hemos pasado por esto. Estas son algunas de preguntas más habituales a las que os tendréis que enfrentar. Algunas preguntas seguro que os resultan interesantes y otras simplemente incómodas, afrontadlas con humor,  con cariño y con información.

¿Quién es el padre? y ¿Qué sabéis de él?

En España la donación de esperma es anónima, por tanto no sabemos quién es el padre. Ni los hijos pueden conocer a su padre biológico, ni por supuesto, el padre biológico tiene derecho alguno sobre estos niños. A los posibles donantes se les hace exhaustivas pruebas de idoneidad, tanto físicas como psíquicas.

¿Quién es la madre biológica de las dos?

¡No hay madres de primera o de segunda! Las dos somos madres por igual.

¿No creéis que vuestro hijo se pierde algo por no tener una figura masculina en casa?

Como todas las parejas, intentamos educar a nuestros hijos en valores de respeto, tolerancia e igualdad. Así le ofrecemos, por ejemplo, distintas actividades y en sus manos está elegir lo que más le guste.

Por otro lado, nuestro hijo seguirá teniendo multitud de figuras masculinas en su vida entre la familia o los amigos.

Las lesbianas ¿podéis ser buenos madres?

Los estudios afirman que no hay diferencias en el desarrollo entre los grupos de niños criados por padres y madres heterosexuales u homosexuales. Incluso es posible que se trate de niños más abiertos.

En ningún caso la orientación sexual de los padres influye en la de los niños.

¿Quién es la madre y quién el padre?

Las dos somos sus madres, los queremos con locura y tenemos los mismos derechos y las mismas responsabilidades en la educación de nuestros hijos.

¿Cómo os va a llamar para diferenciaros?

Esto suele ocurrir de una manera muy natural: en nuestro caso decidimos que desde el principio nos llamara “ama” y “mamá”, en otras ocasiones es mamá-mami… os identificará y diferenciará a las dos perfectamente. En el caso de que seáis de diferente nacionalidad o habléis distintos idiomas  aún es más fácil:  ama, mama, mum, mamá…

¿No creéis que el tener dos madres puede hacer que tu hijo se sienta diferente?

Los niños de  padres homosexuales o madres lesbianas son tan felices consigo mismos como lo son sus amigos que tienen padres heterosexuales, no muestran diferencia alguna en elegir actividades, intereses o incluso amigos y lo mismo ocurre cuando llegan a la edad adulto con las elecciones de trabajo o tipo de vida, por ejemplo.

Muchísimos niños tienen madres lesbianas y cada vez hay más diversidad de modelos de familia. Pero cada niño es diferente, para algunos niños no importa y para otros puede hacer que sea difícil al sentirse diferente (por este motivo o por cualquier otro). Lo importante es que puedan hablar con confianza con vosotras de lo que les preocupa.

¿Creéis que pueden tratar mal a tu hijo por tener dos madres lesbianas?

La principal preocupación que tenemos todas las madres es que alguien trate mal a nuestro hijo. Pero no solo por el hecho de tener dos madres lesbianas, también por cualquier cosa que les haga sentir mal. Es importante que nuestros hijos hablen, que cuenten su experiencia y también que desde las escuelas se hable y se eduque de la diversidad familiar.

¿Se puede registrar al niño como hijo de los dos?

Las parejas de madres lesbianas en España tenemos que estar casadas para poder registrar a sus hijos en el registro civil y entregar un documento que acredite que se ha sometido a un procedimiento de reproducción asistida.

En los certificados de registro ya aparece progenitor A y progenitor B, pero aún queda mucho trabajo de normalización por hacer en multitud de formularios…

Sois felices juntas, en parejas y ahora queréis formar una familia, no dejéis que el desconocimiento  o la falta de educación respecto a la homosexualidad y los tratamientos de reproducción asistida, supongan una incomodidad. Responded con cariño, con información y ¡con humor!

Las 5 preguntas más frecuentes sobre la donación de semen

La donación de semen es una de las grandes preguntas que nos hacéis: ¿Podremos elegir donante? ¿El bebé se parecerá a nosotras? ¿Dónde se busca al donante? Algunas de estas preguntas las responde la legislación española en la Ley 14/2006 que obliga a que todas las donaciones de gametos (semen y óvulos) sean anónimas. ¿Quieres saber más?

1. ¿Podremos elegir al donante?

La donación de semen es totalmente anónima. Esto significa que las madres no podemos elegir las características del bebé. Pero también que ni los hijos pueden conocer a su padre biológico, ni por supuesto, el padre biológico tiene derecho alguno sobre estos niños. Tampoco el donante tendrá ninguna información sobre las mujeres que utilizamos su semen.

Y puesto que la donación es anónima, tampoco se realizan fecundaciones con el semen de un familiar o amigo.

2. ¿Dónde se busca al donante?

El proceso de donación de semen es un proceso muy sencillo. El hombre debe acudir a un centro de reproducción asistida, donde se le harán las pruebas de idoneidad. En caso de ser admitido como donante, el proceso de donación dura entre 3 y 9 meses, período en el que, normalmente, cada semana deberá acudir al centro a depositar una muestra.

En cada visita donante debe depositar el eyaculado en un bote estéril. La muestra se obtiene por masturbación tras un periodo de abstinencia de unos 3 a 5 días (para que la calidad del semen sea óptima).

El centro realizará análisis sanguíneos, al principio de la donación y tantas veces como considere necesario.

Todas las muestras de semen se congelan y se conservan en un banco de semen.  Los centros de reproducción asistida normalmente cuentan con su banco propio aunque también pueden recurrir a estos bancos de semen. Las muestras se conservan en nitrógeno líquido, manteniendo durante años sus características funcionales y morfológicas.

En el caso de la fecundación in vitro y técnicas afines, sólo se autoriza la transferencia de un máximo de tres preembriones en cada mujer en cada ciclo reproductivo.

3. ¿Quién puede ser donante de semen?

La legislación española exige al donante cumplir todos estos requisitos:

  • Tener entre 18 y 35 años.
  • Acudir voluntariamente y ser consciente del acto de donación.
  • No padecer ninguna enfermedad infecciosa transmisible a la descendencia, como VIH, hepatitis B y C o sífilis.
  • No tener ninguna enfermedad genética, hereditarias o infeccionas trasmisibles a la descendencia.
  • Buena salud psicofísica y plena capacidad de obrar. Al donante se le realizan pruebas fenotípicas y psicológicas así como todas las analíticas que sean necesarias.
  • Tener una calidad seminal excelente
  • No tener más de 6 hijos en el momento de la donación en territorio nacional para evitar problemas de cosanguinidad.

Si el varón no cumple alguno de estos requisitos, no será aceptado en ninguna clínica de España.

El semen debe ser capaz de sobrevivir a la congelación, pues todas las muestras son congeladas durante un mínimo de 6 meses. Este es el período mínimo para garantizar la ausencia de enfermedades de trasmisión sexual.

4. ¿La donación de semen es un negocio?

La donación tiene un carácter altruista, nunca lucrativo o comercial. La compensación económica por las molestias ocasionadas así como por gastos de desplazamiento y laborales que se puedan derivar de la donación.

5. ¿El bebé se parecerá a nosotras?

En España no se puede elegir donante de semen ni de óvulos. Vosotras no podréis indicar vuestros gustos o elegir determinados rasgos físicos. Es la clínica de reproducción asistida la que se encargará de asignaros un donante buscando la mayor similitud física posible con vosotras.

La elección se hará en base a las características físicas (raza, color de piel, ojos, pelo etc…) y características inmunológicas (grupo sanguíneo y factor RH).

En caso de que algún paciente tenga características físicas poco habituales y no se encuentre ningún donante compatible, la clínica puede solicitar muestras a un banco extranjero.

¿Tienes más dudas? Escríbenos y nos pondremos en contacto lo antes posible.

La reproducción asistida tiene su centro mundial en Barcelona

Más de 12.000 expertos de 130 países han debatido sobre las últimas novedades en medicina reproductiva en el encuentro  anual de la European Society of Human Reproduction and Embryology (EHRE) que ha tenido lugar en Barcelona del 1 al 4 de julio.

La medicina reproductiva avanza sin descanso: la infertilidad de causa desconocida o la preservación de la fertilidad han sido objeto de debate. También se ha tratado la prevención de enfermedades de origen genético, los fallos recurrentes de implantación o la insuficiencia ovárica prematura.

El hecho de que en Cataluña se están aplicando las técnicas más avanzadas hace que su tasa de éxito de los métodos de reproducción asistida  se encuentre entre las más altas.

La mitad de mujeres que reciben reproducción asistida en Catalunya son extranjeras

En Catalunya se hacen más de 17.000 tratamientos de reproducción asistida al año, y más de la mitad (el 53 %) de las mujeres que reciben reproducción asistida  son extranjeras, una cifra que crece anualmente.  Muchas pacientes son francesas por la legalidad del país y la proximidad con España.

Además, la legislación española posibilita técnicas que no están permitidas en las leyes de otros países, como por ejemplo las parejas femeninas que desean conseguir un embarazo por el método de maternidad compartida (ROPA).

¿Queréis formar una familia y habéis decidido hacerlo en Barcelona?

En Lesmaternity te acompañamos en todo el proceso:

  • Asesoría: Te informamos de las opciones de tratamiento de fertilidad disponibles, y cómo escoger el mejor según tus circunstancias
  • Servicio: Gestión de citas médicas y cronograma de tratamiento, ayuda con viajes y alojamiento
  • Seguimiento: Mantenemos contacto para saber la evolución del embarazo hasta el nacimiento del bebé

Escríbenos con todas tus dudas y ¡hablamos!

España, el primer país en Europa en reproducción asistida

Si ya habéis decidido que queréis ser madres, tened claro que España es un país idóneo para realizar el tratamiento. Según la Sociedad Europea de Reproducción Humana y Embriología (ESHRE), España está a la cabeza de Europa en tratamientos de reproducción asistida.

Según datos del Registro Nacional de tratamientos de fertilidad de la Sociedad Española de Fertilidad que recoge los datos de 278 centros españoles de  reproducción asistida, en 2014 se realizaron en España 116.688 fecundaciones in vitro y 40.177 inseminaciones. El uso de técnicas de reproducción asistida es ya algo muy habitual en España, donde según datos de la SEF en ese año, el 7,91% de los niños españoles nacieron gracias a estos tratamientos.

¿Los motivos?  Fundamentalmente, la calidad de los servicios médicos y una legislación muy clara. Pero también, unos precios muy competitivos para  la calidad de los servicios que se ofrecen.

La calidad de los servicios médicos

España es uno de los países con mayores tasas de éxito en medicina reproductiva.

La medicina española en Reproducción asistida es una referencia y cuenta con una excelente reputación a nivel internacional. El área médica de la reproducción asistida es una de las más controladas de nuestro país y sometida, naturalmente a la legislación europea. Todas las clínicas están sometidas a auditorías y registros y obligadas a reportar su actividad al Ministerio de Sanidad, cada año y este registro es de dominio público (se puede acceder a través de la página de SEF o del Ministerio de Sanidad).

Los partos múltiples sigue siendo el caballo de batalla, pero hay más buenas noticias: el porcentaje de embarazos dobles o múltiples continúa descendiendo y en España y en 2014 lo hizo a un 20,4% en Fecundación In Vitro y un 11,5% en Inseminación Artificial.

Una legislación muy clara

Muchos países tienen una legislación más restrictiva o con lagunas. Por ejemplo,  la ley española sobre la donación de gametos es distinta a la de otros países en el tema del anonimato. En Francia y Reino Unido no existe el anonimato y en Italia, la ley ha cambiado pero no está clara. El 30% de todos los tratamientos que se hacen hoy en día son a través de donación.

España tiene, además,  una legislación que permite llevar a cabo casi todos los tratamientos de reproducción que se ofrecen actualmente.

Precios competitivos

El precio, claro, es elevado por la complejidad de las técnicas que se utilizan (laboratorios, incubadores, especialista, la inversión en investigación…) pero aún así los precios de los tratamientos en España son muy competitivos.

Estos motivos hacen que España sea una referencia también fuera de España y que muchos pacientes prefieran acudir a España a realizar sus tratamientos. Así en 2014 se realizaron 12.240 ciclos de fecundación in vitro (FIV) e nseminación de donante a personas residentes en otros países.

¿Continuamos con el proyecto bebe? ¿Quieres más información sobre tratamiento y nuestra clínica? ¡Escríbenos! 🙂

fertilidad lesbianas

Fertilidad en parejas lesbianas. ¿Cómo elegir quién de las dos será la madre fecundada?

Quizá ambas queráis vivir la experiencia de maternidad en vuestros propios cuerpos, algo biológico por ambas partes.

Y quizá también queráis unos consejos para decidir quién tendrá el bebé. Es posible que busquéis las mayores probabilidades de éxito de embarazo.

En ambos casos, vemos como solución las pruebas de fertilidad para nosotras, las parejas lesbianas.

La vida fértil

Siguiendo consideraciones generales, la edad más fértil comenzaría en torno a los 20 años, aunque la ovulación se haya iniciado a los 14, aproximadamente.

A los 30 años la fertilidad femenina va disminuyendo.

Primero lo hace lentamente, y sobre los 36, el proceso se va acelerando de forma notable. De este modo, entre que decides tener hijos, ves que es algo que puedes afrontar económicamente y que tu chica también se encuentra en el momento de desear descendencia, puede que hayas perdido la etapa en la que tu cuerpo estaba mejor preparado para quedaros embarazadas.

No todas las mujeres viven igual el paso de los años. Por eso, si te has alarmado al pensar en tu edad en relación a la posibilidad de un embarazo, te animamos a seguir leyendo.

¡Aquí van las claves de fertilidad en parejas lesbianas!

 

Indicadores de fertilidad

Reserva ovárica

Desde antes de nacer, somos seres sexuados.

En el caso de ser mujeres, llegamos al mundo con un número de ovocitos, que podremos utilizar durante nuestra vida. Ellos son los que nos permiten quedarnos embarazadas, y se trata de una reserva limitada, ya que nunca podremos producir nuevos ovocitos.

La regla nos hace conscientes de cómo nuestro cuerpo está preparado para un embarazo. Independientemente de la menstruación, de la toma de anticonceptivos o de las gestaciones, los años harán que vaya bajando el número de ovocitos.

El envejecimiento puede producir daños en el material genético de los óvulos. Es algo natural, y si quieres que no se acelere este daño, ¡puedes hacer muchas cosas! Entre ellas está dejar el tabaco, el alcohol y buscar una mejor gestión del estrés. Te proponemos intentarlo poco a poco.

¡Seguro que también lo notarás en tu salud física y mental!

 

El estado del útero

Siguiendo con las pruebas de fertilidad en parejas lesbianas, la ecografía transvaginal, la histeriscopia y la biopsia de endometrio son tus aliadas para comprobar la morfología de tu útero y ovarios.

En el plan de embarazo, es útil prevenir abortos espontáneos o dificultades de implantación de los embriones por alteraciones en el útero. Hacerse las pruebas es sólo parte para lograr el éxito de embarazo.

 

El estado de las trompas de Falopio

El proyecto bebé ya está en marcha, y las trompas de Falopio son otra referencia más de fertilidad en parejas lesbianas. De hecho, en parejas heterosexuales, es lo primero que se estudia cuando no dan fruto los intentos de embarazo.

Es posible que hayan quedado afectadas de haberse padecido apendicitis, peritonitis o endometriosis, en cualquiera de sus grados. La recomendación son tres inseminaciones naturales o artificiales antes de proceder a una histersalpingografía.

En esta prueba se emplean rayos X, y permite apreciar el nivel de permeabilidad de las trompas de Falopio y del útero. Puede resultar algo incómoda, por el uso de un espéculo en la vagina para limpiarla, y la introducción de un tubo por ella.

 

Ya conoces las pruebas de fertilidad en parejas lesbianas, ¿empezamos el proyecto bebé? 😉

lesmaternity sexo lesbianas

¿Cómo hacer sexo si eres lesbiana?

Un clásico: descubres tu verdadera orientación sexual y te vuelves a sentir perdida en el sexo como una adolescente.

En el sexo no hay clases posibles, pero sí pequeñas orientaciones como las que te vamos a dar ahora. Hoy mismo podrás ponerte en marcha y empezar a redescubrir, con tu compañera, el placer.  ¿Preparada?

Mucha comunicación

¿Te sientes cohibida al ser “nueva” en esto? Házselo saber a tu pareja, seguro que ella lo entenderá. Además, la comunicación en la cama es vital para una buena jornada de sexo.

Por otra parte, nadie nace sabiendo, y que tu compañera esté más adelantada en el tema es una enorme ventaja. ¡No la desperdicies!

Compartir miedos, expectativas y deseos favorecerá la intimidad en vuestra relación. Puede que a ella le pase igual que a ti, y tenga ciertas inseguridades en la cama. ¿Qué hay mejor que superarlas juntas?

 

Juguetes sexuales

Da igual tu orientación sexual o el tipo de relación que hubieras tenido con anterioridad, la base cuando hablamos de sexo es conocer las zonas erógenas, conocer tu cuerpo y sentirte a gusto en él. Por supuesto, no deben faltar las ganas de pasarlo bien y hacer que tu pareja también disfrute.

Los juguetes sexuales son una gran ayuda para la autoexploración, pero no restrinjas su uso a los momentos de soledad. Verás cómo puede ser muy divertido en compañía, y altamente excitante. ¡Subirán unos grados la temperatura!

 

Más allá de la tijereta

La tijereta sería el equivalente a la postura del misionero. Una postura muy extendida, y que conviene alternar con otras para no caer en el aburrimiento en nuestra vida sexual. ¿En qué consiste? Se trata de lo que imaginas…

Importa mucho el roce, por lo que tendréis que situaros de tal modo que vuestros genitales estén en contacto. Estimularéis mutuamente el clítoris sin hacer contacto manual.

 

69, cuchara, columpio…

¡Imaginación al poder! Muchas de las posturas que venías practicando hasta ahora las puedes continuar haciendo. Eso sí, hay una diferencia fundamental: no hay final.

Sí, tal como te lo contamos. En las relaciones sexuales entre hombre y mujer muchas veces se sitúa el objetivo en la penetración y la eyaculación. Una vez sucedida, el hombre necesita un tiempo para recuperarse si quiere continuar la sesión del mismo modo.

Con tu compañera no tendréis ese problema, así que reservad energía porque podéis hacer que los juegos entre las sábanas sean interminables –y que los orgasmos se multipliquen-.

 

Sexo tántrico

Otra diferencia fundamental es que hacer sexo si eres lesbiana implica un mayor uso de las manos, más pausas, más contacto. Es posible que sintáis una mayor compenetración desde el minuto 1, y es que es más fácil que encontréis puntos en común en la manera de obtener placer sexual.

Palabras, caricias, miradas, tacto… Llévalos a su máxima potencia. Vas a descubrir un mundo de sentidos que hasta ahora, quizás, veías vetado a los preliminares.

Si se habla del sexo tántrico como tendencia, ¡es por algo! Se trata de vivir el momento de forma plena. Cada caricia adquiere relevancia, el sexo adquiere una dimensión espiritual, va más allá de lo físico.

 

¿Hacer sexo si eres lesbiana? ¡Manos a la obra!

lesmaternity gay radar gaydar

¿Existe el radar gay?

Siempre se ha hablado de la existencia de un radar gay, es decir, un instinto entre personas homosexuales para reconocer a otras personas de su misma condición sexual.

¿Mito o realidad? ¿Tú qué opinas?

Algunas personas homosexuales aciertan siempre la identidad sexual de sus semejantes; otras personas no consiguen acertar nunca. ¿Tienen averiado el radar?

Por cierto, ¿sabías que también se le conoce con el nombre de gaydar?

Analizamos esta leyenda urbana (o no) en las siguientes líneas.

 

 

El radar gay es intrínseco a las personas

Según un estudio realizado por la Universidad de Washington, existe el radar gay.

En él, las personas visionaban la imagen de la cara de otra persona. Sólo las caras, sin complementos (barba, piercing, etc) y sin peinado. No querían que estos elementos influyeran en su precepción. Además, las imágenes las proyectaron en blanco y negro y durante menos de 1 segundo.

El resultado es que había más aciertos que fallos, sobre todo en las mujeres.

Se acertó en un 65% con los rostros de lesbianas y en un 61% con el de gays.

¿Podemos concluir que existe el radar gay es una realidad?

 

 

¿El radar gay es una leyenda urbana?

En el Departamento de Psicología de la Universidad de Wisconsin, Estados Unidos, se llevó a cabo otro estudio sobre la existencia del radar gay.

Se crearon 3 grupos y se les informó de los gustos y preferencias de las personas que debían analizar (si les gustaba la moda, los coches o se arreglaban más o menos):

  • A uno se les dijo que el “gaydar” existe realmente.
  • Al segundo se les informó de que era un estereotipo más.
  • Al tercero no se le dijo nada.

Los resultados que se mostraron es que se etiquetó como “gays” a aquellos hombres cuyas preferencias tenían que ver con atributos afeminados.

La conclusión obtenida fue que el uso de este supuesto radar se basa en los estereotipos de la sociedad, lo cual es bastante negativo para el ser humano.

Los investigadores afirman que los estereotipos llevan a prejuicios y estos pueden justificar la discriminación y la opresión.

 

 

¿Radar gay o intuición?

En realidad, no hablamos de un radar que clasifique a las personas. Es más bien intuición.

Nuestras experiencias vividas hacen que tengamos creados unos estereotipos de las personas.

Nos conocemos tanto entre lesbianas que, mayoritariamente, sabemos nuestros gustos, cómo visten, sus actitudes… y eso hace que los diferenciemos de las personas heterosexuales.

Pero estos estereotipos, no siempre son ciertos. Ni todos los gays visten de rosa, ni todas las lesbianas llevan camisa de cuadros.

De hecho, es cada vez más difícil identificar la condición sexual de una persona en las ciudades debido a la libertad con la que se vive en la sociedad actual.

 

 

Si el radar gay fuese un producto físico, ¿cómo sería?

Imaginemos que existiese el radar gay “a la venta en su punto de venta habitual”. ¿Cómo te lo imaginas?

Nosotras creemos que sería muy discreto, unas gafas de uso diario, normales, sin nada que destacar a simple vista. Sin embargo, el usuario vería la identidad sexual de las personas de su alrededor, ya que se iluminaría la silueta de la persona. Según el color, encontraríamos a gays, lesbianas, bisexuales…

Ligar sería mucho más fácil, ¿no crees?

E incluso, yendo un poco más allá, podríamos saber que busca cada persona, aunque ir por la calle parecería un juego de realidad virtual, ¿te imaginas? ¡Sería como vivir dentro de una app de contactos!

Y tú, ¿crees que existe el radar gay? ¿Aciertas siempre o eres de las que nunca da una?

lesmaternity ser madre lesbiana

Qué debes saber para ser madre lesbiana

¡Si! ¡La decisión ya está tomada y estáis seguras de ello! Vais a ser madres lesbianas, juntas, las dos. Pero, ¿por dónde empezar? ¿A dónde hay que ir primero? ¿Qué métodos existen?

Sabemos que tenéis vuestra cabeza llena de dudas, pero en este post vamos a resolverlas todas, con calma. ¡Estamos con vosotras!

 

Visita médica

Ahora que habéis tomado la decisión de ser madre lesbiana, debéis comenzar visitando un centro médico.

En él os realizarán análisis sanitarios para ver el estado de vuestra salud. Os realizarán análisis y  estudios de fertilidad, además de prestar especial atención a la situación de la reserva ovárica, fundamental en este proceso.

Es por ello que cada vez más, se realiza la congelación de óvulos. Así aseguramos un buen estado de los ovocitos, independientemente de la edad que tenga la que decidáis que será la madre biológica.

 

¿Qué método elegir para ser madre lesbiana?

Ya sabemos nuestro estado de salud y hay que decidir mediante con qué método vamos a cumplir el propósito de ser madre lesbiana.

 

Método tradicional

El método tradicional de mantener relaciones sexuales con un hombre es una de las opciones para conseguir ser madre. Sin embargo, no nos asegura efectividad y no es el ideal para una pareja de chicas.

Inseminación Artificial

Se trata de colocar los espermatozoides en el útero, ya fecundados, en el momento próximo a la ovulación. La tasa de éxito está entre un 15% y 30%. Difícil pero no imposible.

Fecundación in vitro

Se basa en la extracción de óvulos de una de las madres, se fecundan en un laboratorio y se vuelven a introducir en el útero de la misma madre. Es complejo, pero tiene un éxito del 60%.

Ésta es una de las opciones que más probabilidad de éxito tiene.

Recepción de Ovocitos de la Pareja (ROPA)

El método ROPA es igual que la fecundación in vitro, pero los óvulos ya fecundados se introducen en el útero de la otra madre.

De esta manera, ambas participaréis activamente en el proceso de ser madres biológicas: una como madre genética y la otra como madre gestante.

La tasa del éxito es del 60%, pero nos ofrece una implicación superior en el proceso

Sin duda, es la mejor opción para ser madre lesbiana junto a tu pareja.

 

Asesoramiento legal

Dentro del proceso de ser madre lesbiana, es adecuado que os informéis de los aspectos legales. La donación de óvulos y espermatozoides es anónima, por legislación.

La ley española, desde 2005, permite el matrimonio homosexual, equiparando los derechos de lesbianas a los de parejas heterosexuales, respecto a reproducción asistida.

Según la ley 14/2006, del 26 de Mayo, todas las mujeres mayores de edad, bajo libre consentimiento, pueden someterse a una técnica de reproducción asistida, sea cual sea su estado civil y su orientación sexual.

Esta ley fue modificada para reconocer que ambas madres son progenitoras del niño nacido gracias a las técnicas de reproducción asistida, sin importar el estado civil de la pareja.

Sin embargo, en el método ROPA sí que es importante la situación de pareja. Ya que no es una donación de óvulos sino el uso de embriones por parte de la pareja.

La legislación establece que solo podrá darse “por la propia mujer o cónyuge”, siendo necesario que estéis casadas.

Esto no es necesario en las otras técnicas de reproducción asistida, pero no podéis negar que el método ROPA conlleva una carga emocional superior al resto de procedimientos para ser madre lesbiana.

Si os queda alguna duda podéis contactarnos o acudirr a una asociación LGTBI para recibir toda la información legal sobre este tema y así despejar vuestras dudas.

 

¿Cuál es vuestra decisión?

Sabemos que son muchas decisiones, pero la más importante ya está tomada: queréis ser madres.

En función de vuestra situación civil deberéis elegir un método de reproducción, pero recordad que lo más importante es el apoyo mutuo.

De acuerdo a ello y al consejo médico, el siguiente paso es escoger cual será madre gestante y cual madre genética. O ambas, si os decidís por el Método ROPA

Juntas y unidas vais a comenzar una de las etapas más bonitas de todas las parejas. Es el momento, estáis preparadas para ello.

¿Cómo comenzasteis vosotras? ¡Contadnos vuestra experiencia!

Testimonio de Laura y Raquel, madres lesbianas con el Método ROPA

El testimonio del embarazo de Laura y Raquel está lleno de optimismo y empuje para que todas las parejas que queréis ser madres lesbianas, lo llevéis adelante.

No siempre son procesos fáciles, pero lo que vemos es que el Método ROPA saca lo mejor de nuestros óvulos.

Nos encanta ayudaros a que vuestros sueños se cumplan. Igual que, en su día, se cumplieron los nuestros.

Os dejamos ya con ellas, con las líneas y la bonita fotografía que nos han querido enviar.

Testimonio de Laura y Raquel, de Raquel y Laura.

Hola, somos Laura y Raquel.

Después de unos años disfrutándonos decidimos que queríamos compartir nuestro amor con nuestro bebé y formar una preciosa familia.

Tomada la romántica decisión empieza el no tan romántico proceso para llevarlo a cabo… dos chicas.

Yo soy muy positiva y pensé que no nos llevaría más de un intento conseguirlo pero empezaron a llegar noticias poco alentadoras.

Después de haber sido donante de óvulos hace unos años me encuentro que con 38 años el indicador de la hormona antimuleriana es bajo, lo cual o hago pocos folículos o de mala calidad.

Igualmente, pese a esta noticia decidimos intentar una in vitro sin resultado positivo.

Después de alguna cancelación más del proceso a medias y ya no tan positivas decidimos dar un cambio de aire y contactamos con LESMATERNITY.

Nos asesoraron y recomendaron la clínica con la que trabajan y la verdad es que nos gustó el trato personalizado que le dan al ser una pareja homosexual. Cuidan el detalle de la información del proceso adaptado a tu modelo de familia y te ahorras equivocaciones como llamadas para que tu pareja se tome tal o cual medicación para preparar el esperma.
Decidimos darles una última oportunidad a mis óvulos, a ver si estos desobedecían a la antimuleriana, pero ni por esas… ellos seguían en petit comité y cancelamos el ciclo para no arruinarnos con todo lo que conlleva llegar hasta el final con tan pocas posibilidades.
Nos recomendaron realizar el método ROPA y volviendo a la visión romántica de nuestra historia nos encantó eso de compartir la maternidad de esta manera tan inclusiva para las dos.

Así que teníamos trabajo las dos, una en preparar la masa y la otra en hornearla.
Después de dos duras intentonas, ya que veníamos con aires renovados pero con el bagaje anterior, empezó la betaespera.

El día en cuestión empezó en el baño y fueron unos minutos eternos hasta que apareció en la pantalla “embarazada”.

El aparatito seguía pensando para calcular las semanas… ¡no nos lo creíamos!

Parecía que esta vez ¡siiii!

Temblando, abrazadas y llorando se nos pasó de todo por la cabeza como que el aparatito en cuestión nos iba a jugar una mala pasada y después de pensar las semanas se retractaría y nos daría un negativo. Nos iba la mente a mil.

Poco a poco nos lo fuimos creyendo más, y paso a paso fuimos comprobando, alegremente, que todo estaba más que correcto.

¡Fue un embarazo perfecto y en la semana 40 llegó esta personita que nos ha robado el corazón!

Increíble experiencia y muy recomendable. Sí, te cambia la vida, se abre otra etapa y, aunque suene a tópico, parece tan lejos todos los obstáculos que pasamos en el inicio de esta aventura… ¡solo por ver su sonrisa sabemos que ha valido la pena!

¡Ánimos a todas!

 

Laura, Raquel i Quim